Maduro anunció medidas por la cuarentena radical pero mantiene al pueblo trabajador sin salario

Por Prensa PSL

Caracas, 8 de abril de 2021.- El pasado martes 6 el propio Nicolás Maduro realizó una alocución para anunciar un conjunto de medidas económicas y asistenciales, dirigida,s en sus palabras, a la garantía de la cuarentena radical. Pero ninguno de sus anuncios implicó un aumento de los ingresos salariales de la clase trabajadora, al contrario, mantuvo el salario mínimo de 1.800.000 bolívares, menos de un dólar mensual. Tampoco informó sobre la compra de vacunas rusas anunciada anteriormente ni sobre el acceso a vacunas a través del mecanismo Covax, por ende eludió hablar del necesario plan nacional de vacunación.

Las medidas compensatorias de Nicolás Maduro se siguen enmarcando en la aplicación de su paquete antiobrero y antipopular, con el subsidio de la nómina de las empresas privadas con la asignación de un bono para las trabajadoras y trabajadores del sector privado, la exoneración de impuestos y tasas para las pequeñas y micro empresas creadas en el transcurso de 2021, la prohibición de desalojos de las viviendas alquiladas, la ampliación del plazo del decreto de inamovilidad laboral, un bono de cuarentena radical a las trabajadoras y trabajadores informales cuando debería ser una renta fija mensual, y la suspensión de cambios en la clasificación de los riesgos crediticios de las deudoras y deudores.

En realidad, las medidas «progresivas» son solo retórica porque persisten los desalojos inmobiliarios y los despidos masivos de las empresas estatales y privadas, y la situación hiperinflacionaria de la economía ha bloqueado la consignación de créditos bancarios. Además, persisten las medidas dirigidas a beneficiar al gran y pequeño capital, con la exoneración de impuestos y tasas y el subsidio de la nómina para sectores de las empresas privadas.

Al contrario, el pueblo trabajador se encuentra desprotegido sin atención médica adecuada, acceso a un plan nacional de vacunación y un salario acorde a la canasta básica; que le permita cumplir la cuarentena radical con acceso a alimentos, bienes de higiene personal, servicios públicos como agua y gas, y medicamentos. Esto, mientras el gobierno sigue sin aclarar el tema de las vacunas y fechas del plan nacional de vacunación.

En ese sentido, el pueblo trabajador sufre el incremento de las muertes y los contagios, a partir de la aparición de la variante brasileña del coronavirus y la falta de condiciones para cumplir la cuarentena y acceso a vacunas, en medio del recrudecimiento de la crisis de la economía iniciada en 2014, agravada desde 2017 por las sanciones económicas imperialistas avaladas por la oposición patronal y desde 2020 por la pandemia del covid-19.

En ese marco, persiste la lucha por un salario igual a la canasta básica para poder cumplir la cuarentena, atención médica adecuada y oportuna, y vacunación para todas y todos; que sólo será posible con la creación de un Fondo Social de Emergencia, que sería financiado con el no pago de la deuda externa; suspendiendo los gastos militares, represivos y suntuarios; confiscando los bienes de los corruptos; repatriando el dinero confiscado en el exterior a empresarios y funcionarios corruptos; gravando con un impuesto especial a transnacionales y grandes empresas; recuperando el dinero congelado por las sanciones económicas extranjeras; y logrando que el petróleo sea 100% estatal, sin empresas mixtas ni transnacionales.

En referencia, a la necesaria vacunación para la población, para mañana jueves 8 de abril, fue convocado por organizaciones sociales y políticas un tuitazo para demandar un plan nacional de vacunación masiva y la suspensión mundial de las patentes de las vacunas, con las etiquetas #VacunasParaTodasYTodos y #NoALasPatentes. En ese marco, estamos convencidos que solo la lucha del pueblo trabajador puede permitir la derrota de la política antiobrera del gobierno de Maduro, y conquistar libertades democráticas, mejores condiciones de vida y salariales, y acceso oportuno a atención médica y vacunas para la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *