Publicado el: lun, Nov 26th, 2018

A diez años del asesinato de Richard Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena

Por Emilio Bastidas

Para el día 27 del presente mes se cumplirán diez años del asesinato de los dirigentes de la clase trabajadora: Richard Gallardo, Luis Hernández y Carlos Requena. Para ese mismo día, hay una convocatoria a una marcha de los trabajadores y trabajadoras en Caracas, hecha por la recién formada Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.
Han sido diez años de ataque del gobierno y los patronos contra la clase trabajadora. Como consecuencias básicas de este ataque tenemos: pulverización del salario; prestaciones sociales ridículas ante las continuas devaluaciones del bolívar; desintegración familiar, muchos han renunciado para emigrar en busca del sustento; pérdida de empleo por cierre de empresas e inexistencia de trabajo para los jóvenes con edad para laborar; desconocimiento de los Contratos Colectivos vulnerando la progresividad de beneficios contemplada en la Constitución y la LOTT; dispersión y atomización del movimiento sindical en todo el país.

El Chavismo en contra de la clase trabajadora

Los gobiernos Chávez-Maduro han auspiciado el mayor saqueo en la historia de nuestro país en beneficio de las élites corruptas chavistas y militares, así como, de los capitalistas tradicionales y de la nueva boli-burguesía.
Para mantener estos privilegios arremetieron contra la clase trabajadora, por eso, el gobierno cursó una política para desmantelar la Unidad Nacional de Trabajadores (UNETE), al no poder controlarla. Para ello contó con la complicidad de dirigentes sindicales viles que más tarde conformaron la CBST, central que es un cáncer para todos los trabajadores ya que es un apéndice de las políticas del gobierno.
En esta embestida, se reprime militarmente las protestas de los trabajadores; se acusa de apátridas y se aplican medidas cautelares con amenaza de cárcel, a dirigentes sindicales que rechazan las medidas del gobierno; se utilizan grupos de ciudadanos chavistas (organizaciones para policiales) para confrontar a los trabajadores que salen a protestar; se favoreció el desarrollo de mafias sindicales como en la construcción que terminó, por ejemplo, en lo que es hoy el Tren de Aragua; se emplean falsos testimonios para poner preso a dirigentes sindicales como es el caso de Rodney Álvarez, de ferrominera, acusado de un crimen que no cometió.

En esta arremetida también se asesinó a dirigentes sindicales

Hace diez años fueron asesinados Richard, Carlos y Luis, tres de los dirigentes principales de la clase trabajadora. Se formaron al calor de las luchas, entre los años 2003-2008, baluartes en la defensa de la democracia sindical, fueron dirigentes de la Unete Aragua única central regional que hizo elecciones de base para escoger su dirección, integrantes de C-CURA, propulsores de las asambleas de trabajadores(as) para la toma de decisiones, defendían la movilización y la huelga como métodos de lucha de la clase trabajadora, pero además, mantuvieron una conducta sindical autónoma e independiente frente a los patronos y el gobierno.
Resulta obvio que los más beneficiados con estas muertes eran al gobierno y los patronos. Por eso el Ministro del Interior y Justicia (Tarek, para ese entonces) calificó el hecho como ajuste de cuentas entre mafias sindicales. Con esta mentira se echó por tierra toda la investigación para encontrar el móvil y los autores intelectuales del asesinato, con esto el régimen institucionalizó la impunidad, necesaria para el sicariato y el asesinato de líderes sindicales, indígenas y sociales. Hoy a diez años de la muerte de nuestros compañeros seguimos exigiendo investigación y justicia.

Frente a la agudización de la lucha de clases en Venezuela: unidad, autonomía e independencia

Hemos comenzado una nueva fase caracterizada por la agudización de la lucha de clases en Venezuela. Por un lado, se quiere imponer el paquete económico de Maduro con salarios de hambre y que al aplicar unilateralmente una tabla salarial a su conveniencia elimina de hecho las contrataciones colectivas y en si la razón de ser de los sindicatos. Por el otro, hay un repunte importante de las protestas por los derechos laborales, en respuesta al paquetazo de Maduro, que ha llevado a la conformación de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela.
La agudización de la lucha y la experiencia de estos últimos10 años nos marcan el camino a seguir:
• Identificar claramente a los enemigos de los trabajadores(as), allí están, el gobierno chavista, las direcciones de los partidos que lo apoyan, los altos mandos de la FANB ejecutoras de la represión, la CBST central sindical dirigida por el gobierno, la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y por supuesto los patronos públicos y privados.
• Asimilar, que la dispersión de la clase trabajadora sólo favorece a nuestros enemigos, los conflictos laborales hoy encabezan la lucha contra el plan económico de Maduro, pero no podemos seguir dando peleas dispersas. Por eso, la importancia del nacimiento de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela organismo llamado a consolidar la unidad en las luchas que tenemos que librar. Esto es sencillo, peleamos unidos o nos terminan matando de hambre.
• No confiar en la existencia de mesías que nos salvarán, ni en gobiernos tramposos que en nombre de los trabajadores favorecen las élites corruptas y a los patronos. Es por eso que debemos blindar el nacimiento de la Intersectorial con la más absoluta autonomía e independencia frente al gobierno, los partidos y los patronos públicos o privados. Sólo la confianza en nuestra propia fuerza nos dará la emancipación.

La lucha y el azar brindan un tributo a los caídos.

La coincidencia entre la conmemoración del asesinato de los compañeros con el primer llamado nacional a la marcha en Caracas por la Intersectorial pareciera fruto del azar, sin embargo, representa un enorme tributo a quienes en vida levantaban los principios que hoy son imprescindibles para defender nuestros derechos laborales y sociales ante el ataque de nuestros enemigos.
Salud compañeros, donde quiera que se encuentren sus almas, las consignas que ustedes levantaron hoy están vivas. ¡Democracia sindical! ¡Unidad de la clase trabajadora! ¡Autonomía e independencia frente a los patronos, los partidos y el gobierno! hoy son las herramientas para derrotar el paquete capitalista y barbárico de Maduro.

TODOS A LA MARCHA EL 28.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)