Publicado el: vie, Sep 28th, 2018

A los trabajadores en lucha. Ante el paquetazo capitalista del gobierno: Construyamos una Coordinación Nacional de Lucha

 

Por Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

Los trabajadores atravesamos una verdadera tragedia. Ante ello, el gobierno de Maduro opta por aplicar un brutal paquetazo de ajuste capitalista, que busca descargar la crisis sobre los hombros del pueblo trabajador.

El principal responsable de la catástrofe social que padece el pueblo venezolano es el gobierno de Nicolás Maduro. Lo que ha denominado el Plan de Recuperación Económica y Productiva, no es más que un inconsulto conjunto de medidas profundamente capitalistas, fiscalistas y de entrega de nuestros recursos petroleros y mineros a las trasnacionales.

Para asegurar su éxito, cuenta con el apoyo de la dirección de la Cbst, las Fanb y la ANC, así como con los empresarios, los banqueros y el beneplácito de los gobiernos y trasnacionales chinas, turcas y rusas, con Chevron, Texaco, Venoco, Shell y la Gold Reserve de EEUU, Canadá, y Holanda, entre otras. Todas beneficiándose del reparto del petróleo y minerales en la Faja Petrolífera del Orinoco, el Arco Minero en Guayana y las minas de carbón en el Guasare, estado Zulia. A todas ellas el gobierno les exoneró los impuestos, así como a los importadores, y favoreció a las empresas privadas nacionales pagando su nómina durante 3 meses.

Maduro no nos sorprende con el remate de nuestros recursos. Ya con Chávez se entregó el petróleo a través de las empresas mixtas. El robo, la corrupción y todo tipo de negocios turbios llevaron a la debacle a Pdvsa y otras empresas estatales. Hoy están destruidas las empresas básicas de Guayana, arruinada Pdvsa, Corpoelec, el agro venezolano, el sistema de salud, las universidades y la educación toda.

Hambre para el pueblo, dolaritos a las trasnacionales y a los boliburgueses

Muy graves son los efectos sociales del Plan de Recuperación Económica. Con el aumento del 12 al 16% en el IVA, meten la mano en los bolsillos del pueblo trabajador. El gobierno no adopta medidas para recuperar la producción, y dedica recursos a pagar la deuda externa en detrimento de las importaciones. Esto explica la hiperinflación, que pulveriza los salarios.

Las tablas salariales, tienen como objeto establecer un salario único, aplanar las interescalas, destruyendo el tabulador y los contratos colectivos, y pretende liquidar a las organizaciones sindicales. Otro golpe certero a los trabajadores.

Se reanuda la lucha por un salario digno

Con más de 80 días en conflicto, los hospitales siguen sin suministros y las enfermeras con salarios de hambre. Se evidencia, que el gobierno no dialoga y que como sordo impone su política.

Esta semana se reanudó la lucha, sumando más sectores. Se reactivó la intergremial de la salud, en ciudades del interior, como en Caracas. Los trabajadores de Corpoelec y Cantv, tomaron la avenida Libertador en Caracas. En Ferrominera Orinoco en Guayana, los trabajadores rechazaron la imposición de las tablas salariales; la mora en el pago de la quincena; la detención de de tres directivos de Sintraferrominera y la imposición por la empresa y de la Cbst de un sindicato paralelo. Paralizando el trabajo en las minas y la cede de Puerto Ordaz. En las empresas del aluminio, los dirigentes sindicales presentan recursos legales ante el Ministerio del Trabajo, rechazando las tablas y exigiendo cumplimiento del contrato. El lunes se realizó una concentración ante CVG, de distintas empresas exigiendo el pago de los salarios y contra las tablas salariales. Los universitarios y docentes también se aprestan para movilizarse. Todos luchamos por lograr un salario igual a la canasta básica que se indexe mensualmente. Ante la arremetida del gobierno, se debe imponer la movilización de todos los trabajadores.

Es la hora de conformar una Coordinadora Nacional de Lucha

El gobierno impuso la división y atomización de los trabajadores. La directiva de la Cbst es responsables en la división y traición. Ellos mediatizan las luchas. Otro elemento ha sido no contar con criterios unitarios en el resto de centrales sindicales (CTV, Unete, CGT, Codesa), que tampoco llaman a movilizar, y que para completar suspenden el encuentro sindical que estaba pautado para el sábado 29, mostrando su poco interés en impulsar la movilización contra el paquetazo.

Esta ha sido la causa de que durante 20 años los trabajadores no tengamos un solo triunfo. Los trabajadores hoy necesitamos triunfar. Hay que reanimar desde las bases con asambleas democráticas, autónomas e independientes, la respuesta a los ataques del gobierno.

Esa debe ser la orientación de la Coordinación Nacional de Luchas. Brindar un horizonte unitario a la movilización, que surja desde las bases, con plena autonomía e independencia política frente al gobierno, los patronos y los partidos patronales.

Esta coordinación o coalición debe estar integrada por los dirigentes de base y activistas que en Caracas y las regiones encabezan la movilización de los trabajadores. Por los que garanticen la movilización y la democracia sindical. Debe contar con las y los dirigentes de la lucha de las enfermeras, los eléctricos, universitarios, docentes, petroleros etc., y tomar en cuenta a aquellos sindicatos de la Cbst, que cuestionan las políticas de su dirección y están dispuestos a movilizar. Se debe garantizar respeto a todo el que lucha, independientemente de sus posiciones políticas o ideológicas.

¿Deben los trabajadores decidir las estrategias de lucha? ¿Pueden los trabajadores, discutir y acordar como derrotar el plan de medidas económicas? Nosotros decimos que sí. La decisión es de los trabajadores, en cada fábrica, en cada ministerio, en cada hospital y cada oficina. ¿Somos capaces de eso? Nosotros decimos que sí ¿Las tácticas y estrategias de lucha se anuncian? Nosotros decimos que no. Eso es poner en aviso al enemigo y trabajar en contra del movimiento. ¿Podemos llegar a acuerdos todos a nivel nacional? Decimos que sí. Las asambleas democráticas son una formidable medida de fuerza y de lucha. Es hora de que reaccionemos como clase trabajadora, en defensa de nuestros intereses.

C-cura propone la conformación de una Coordinación o Coalición Nacional de Lucha, que refleje a los distintos dirigentes que hoy luchan el todo el país, y que discuta un plan de lucha nacional, que parta de convocar a una gran marcha de trabajadores en Caracas contra el paquetazo de Maduro, contra las tablas salariales, por salario igual a la canasta básica indexado mensualmente, y en defensa de los sindicatos y las contrataciones colectivas. Todo como preparación a un gran paro nacional.

Un programa de lucha para los trabajadores con autonomía e independencia

Ni el gobierno y sus sindicaleros, ni los patronos, ni los burócratas sindicales ligados a los partidos de la oposición patronal, cumplen con los trabajadores. Siempre al final, su propósito es que la crisis la paguen los trabajadores. Para nosotros solo un gobierno de los trabajadores y el pueblo, que impulse un nuevo modelo económico basado en la planificación democrática de la economía, nos puede sacar de manera estructural de la tragedia en la que está sumergido el país.

Pero en lo inmediato proponemos luchar por un Plan Económico Popular Alternativo que parta de salario igual a la canasta básica, indexado mensualmente; no pago de la deuda externa; que el petróleo sea 100% estatal sin empresas mixtas ni trasnacionales; por la confiscación de los bienes de los corruptos. Reforma agraria orientada a la seguridad alimentaria. Eliminación del IVA.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)