Publicado el: Vie, Jun 3rd, 2016

A protestar en la calle contra el gobierno y su paquetazo hambreador

Concentración en Aragua

Por: Partido Socialismo y Libertad (PSL)

La angustia se refleja en los rostros de millones de personas. En las colas, en las paradas de buses, en los Metros de las principales ciudades, y en las calles del país, se respira un ambiente de tensión e incertidumbre.

Es común oír que una persona le dice a otra: “no tengo nada de comida en la casa”, “sólo le pude dejar unas verduras y unos plátanos a los muchachos para el almuerzo”, “No tengo harina, ni pasta, ni arroz”. La realidad es que en el país se pasa el hambre pareja.

El mes pasado decíamos que había sido el peor del año, pero ahora debemos decir que mayo fue horrible. Las colas crecen y el hambre también. Cada día se consiguen menos alimentos. Se ha hecho cotidiana la frustración de hacer una cola desde la madrugada hasta más allá del mediodía, para sólo conseguir un par de paquetes de pasta, o simplemente no comprar nada.

Desabastecimiento, especulación, precios por las nubes, despidos en diferentes empresas, falta de agua y apagones constantes que duran hasta 5 horas. Esa es la cruda realidad del día a día del pueblo trabajador venezolano. Aunque los funcionarios gubernamentales se nieguen a reconocerlo, e insistan en decir sandeces, que caen como un balde de agua fría sobre el pueblo. Esta tragedia tiene un nombre: Nicolás Maduro y su gobierno.

Pacto con empresarios

El gobierno gasta millones en propaganda televisiva para tratar de ocultar la realidad. Hablan de una supuesta y fantasmal guerra económica que estarían propiciando los empresarios para derrocarlo, sin embargo, conforman el Consejo Nacional de Economía Productiva, donde está representado lo más rancio de la burguesía que el mismo gobierno tilda de apátrida. Cisneros, Vollmer, Van Dam, la Asociación Bancaria, entre otros connotados explotadores, se reúnen a diario con funcionarios gubernamentales, y entre risa y chistes aprueban aumentos de precios –ya Pérez Abad anunció el aumento de 100 bienes y servicios-.

¿Cómo se puede explicar que el gobierno se reúna y pacte con los mismos empresarios que dice que le hacen la guerra económica? Esto pone en evidencia que la supuesta guerra económica es un cuento de caminos. Por eso decimos que este es un falso socialismo. Un gobierno de doble discurso. Socialista los domingos, mientras de lunes a viernes pacta con el empresariado y las transnacionales, el paquete de ajuste más brutal soportado en la historia por el pueblo trabajador venezolano.

Puro bla…bla… antiimperialista

Pero el acuerdo del gobierno no es sólo con el empresariado nacional, también se extiende a las transnacionales imperialistas. Recientemente, entre bombos y platillos, el presidente Maduro anunció un acuerdo con 150 empresas trasnacionales mediante las cuales se entrega nuestra soberanía sobre las inmensas riquezas minerales ubicadas al sureste del país, alrededor del río Orinoco.

Este acuerdo, además de violatorio de nuestra soberanía, es un ataque directo contra el ambiente y el habitat de miles de indígenas que habitan la zona, y una espada de Damocles sobre todos los venezolanos, que verán perder sus posibilidades de acceso al agua y a la electricidad.

Ya Chávez había entregado el petróleo a las transnacionales a través de las empresas mixtas. Ahora Maduro entrega el oro, los diamantes, el coltán y otros minerales, y condena a los venezolanos a la sed. Y paga puntualmente la deuda externa a los bancos imperialistas.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)