Al Presidente de la República

Ciudadano Presidente, el martes 20 de julio de 2010, desde el Teatro Teresa Carreño Ud. pronunció un discurso con motivo del Acto de Graduación de la II Promoción de la Policía Nacional Bolivariana.

Ciudadano Presidente, el martes 20 de julio de 2010, desde el Teatro Teresa Carreño Ud. pronunció un discurso con motivo del Acto de Graduación de la II Promoción de la Policía Nacional Bolivariana.

En dicho acto estaban presentes, entre otros:

El Ministro de Interior y Justicia Tareck El Aissami.
Dra. Luisa Estella Morales, presidenta del Tribunal Supremo de Justicia.
Dra. Luisa Ortega Díaz, Presidenta del Poder Ciudadano y Fiscal General de la República.
Dra.Soraya El Achkar, directora de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad.
Dra. Gabriela Ramírez, Defensora del Pueblo.
Wilmer Flores Trosel, el Comisario General, director del CICPC.
Comisario Luis Fernández director de la Policía Nacional Bolivariana.
General de Brigada, Néstor Reverol, presidente de la Oficina Nacional Antidrogas.

Miembros del Consejo General de Policía.
El Jefe de la Casa Militar, general José Ramón Noguera.
Edwin Rojas Director General de Prevención del Delito.
Profesores y profesoras de la Universidad Experimental de la Seguridad y del Centro de Formación Policial.

A todos ellos Ud. los felicitó “por el esfuerzo gigantesco que se hace en el cumplimiento de su tarea”. Se refería Ud., claro está, a la tarea de garantizar la seguridad, el cumplimiento de las leyes y la justicia en el país.
Todos estos funcionarios públicos se mantuvieron atentos a sus palabras, que suelen ser recibidas por su equipo de gobierno no solo como educativas y aleccionadoras, sino como autenticas Líneas de Conducta que Ud. traza en su condición de máxima autoridad del país.
Luego de ese discurso las víctimas de la violencia policial en Lara, y seguramente de todo el país, ilusoriamente esperábamos que por fin se comenzase a cumplir, al menos con un aspecto fundamental de la administración de justicia, señalado por Ud. en su discurso, referido a que todo funcionario policial delincuente debería ir a la cárcel y no a su comando respectivo, aun cuando estuviese en la fase de juicio.
En virtud de lo que acontece en el estado Lara y dada la importancia de su discurso, es oportuno retomar este punto y por ello le transcribimos textualmente sus palabras, tan atentamente escuchadas en aquella ocasión por los funcionarios presentes, a los cuales Ud. felicitó y que en más en treinta oportunidades no solo interrumpieron su discurso con aplausos y aclamaciones, sino que varios de ellos intervinieron para apoyar sus palabras.
En una parte de su discurso y refiriéndose al secuestro de una dama ocurrido en una alcabala móvil por unos policías delincuentes, precisamente en el estado Lara, Ud. explico con lujo de detalles- como siempre lo hace- este hecho en la siguiente forma
“ asimismo proliferaron las alcabalas policiales, por todos lados y muchas veces sin autorización y a veces son delincuentes o que no son policías y se uniforman de policía o policías que se metieron a la delincuencia, como el caso este del estado Lara que fue así, la señora cuenta que ella iba manejando y la pararon, párese a la derecha, empiezan a pedirle papeles y papeles y de repente cuando la señora se dio cuenta es que estaba secuestrada por los mismos policías, eh, es una cosa demasiado grave, demasiado grave, yo una vez dije, reflexionando, que a esos caos deberíamos aplicarle una sanción muy, muy, muy severa, porque además vienen otras cosas, empiezan a protegerse, no, no, que están a la orden de su comando, cómo que a la orden de su comando chico, esos son unos delincuentes, tienen que estar es presos, como que a la orden de su comando y por allá entonces se van, se van hasta que se escapan, se pierden, cómo que a la orden de su comando ¿de dónde salió eso?
Asistentes [aplausos].
Presidente Chávez: No podemos aceptar eso, no, hace poco se dio el caso, hace varios años con un militar, entonces yo pregunté dónde está el militar, no que a la orden de su comando, quién inventó eso, acaso que el comando, el comando es un comando, el comando no es un cuerpo policial, eso tiene que estar a la orden de un juez, de un tribunal y encanao tiene que estar un delincuente, encanao.
Asistentes [aplausos].
Presidente Chávez: No, no, aquí no puede haber privilegios vale, no podemos aceptar privilegios a ningún cuerpo, a nadie, ni en lo individual ni en lo corporativo, porque esa es una de las cosas más graves, la impunidad, la impunidad es más grave a veces que el mismo crimen, bueno mejor dicho, es un crimen más grande todavía, la impunidad, contra todo eso muchachos, queridos oficiales, y oficialas hay que luchar, contra todos esos vicios heredados y que todavía tenemos aquí personas que alimentan esos vicios, los alimentan, les inyectan oxígeno porque viven de él, viven de él el crimen organizado…” (http://www.revolucionomuerte.org1)
Pues bien, Señor Presidente, suscribimos todas y cada de estas palabras, que fueron escuchadas directamente por los altos funcionarios que lo acompañaban en ese acto, llamados todos a la aplicación y cumplimiento de la justicia y la ley, porque aquí en el estado Lara los funcionarios policiales estadales, municipales, del CICPC y de la Guardia Nacional Bolivariana, óigalo bien ciudadano presidente, TODOS gozan de la mas total y absoluta impunidad. Desde hace al menos de 7 años el COMITÉ DE VICTIMAS CONTRA LA IMPUNIDAD DEL ESTADO LARA viene denunciado, precisamente ante las autoridades que lo acompañaban esa noche, esta insólita situación, contra la cual Ud. también los insta luchar.
La situación es de tal impunidad que fiscales de Derechos Fundamentales, y otros que han pasado por el estado Lara y que han tenido que ver con casos de ejecuciones policiales, señalan que en el Circuito Judicial de esta entidad NINGUN CASO DEL CICPC O DE LA GUARDIA NACIONAL “PASA”.
No hay cuerpo policial regional o nacional que opere en la entidad que no esté incurso en los más graves delitos como siembra de droga y armas, extorsión, secuestros, desapariciones forzadas y homicidios, tal como el propio Ministro El Aissami lo denunciara aquí en el estado Lara a raíz de la ola de secuestros y crímenes ocurridos en la region entre el 2008-09.
Sr Presidente, según las cifras de las fiscalías del estado Lara, y en particular de la Fiscalía 21 de Derechos Fundamentales, dirigida hoy por el Abg. Rubén Ramones, en los últimos 10 años los diversos cuerpos policiales de esta entidad , han cometido más de 400 ejecuciones, óigalo bien, mas de 400 ejecuciones, equivalentes a 30 masacres como las cometidas contra los pescadores y campesinos de la población del Amparo, durante la IV República y que Ud. conoció muy bien.
Y sabe Sr presidente, que el 99,99% de los funcionarios policiales implicados en esas ejecuciones y cuya participación ha sido demostrada en diversos procesos penales, prácticamente ninguno de ellos ha pisado una cárcel, incluso en los casos donde se ha logrado sentencia condenatoria todos han sido detenidos en sus comandos respectivos, de donde salen y entran para continuar delinquiendo, llegándose a la insólita situación que aun siguen en las nominas policiales devengando sueldos y cesta ticket.
Estas cifras y hechos son de absoluto conocimiento de la ciudadana Fiscal General, del Tribunal Supremo de Justicia, del Ministro El Aissami, de la Vicepresidencia de la República, ante quienes las victimas nos hemos dirigido hasta el cansancio, además de que estos hechos han sido noticia criminis a lo largo de estos años.
Sin embargo Sr. Presidente esta situación de impunidad en el estado Lara, ha llegado a límites realmente inconcebibles. Hoy, luego de diez años en búsqueda de justicia y cuando al fin los diversos tribunales de los estados Lara y Carabobo dictan sentencia contra 19 ex funcionarios policiales que han sido encontrados culpables por los DELITOS DE HOMICIDIO CALIFICADO, CON ALEVOSÍA, POR MOTIVOS FÚTILES E INNOBLES, USO INDEBIDO DE ARMA DE FUEGO Y SIMULACION DE HECHO PUNIBLE, y contra los cuales los tribunales de la república ordenan su reclusión en las diversas cárceles del país, resulta que ahora sus cómplices en tribunales, cuerpos policiales y hasta periodistas, se han lanzado a una muy bien pagada y orquestada campaña, usando a los familiares de estos funcionarios NO PARA QUE SE CUMPLA CON EL MANDATO DE LEY SINO PARA QUE SE DESTITUYA AL FISCAL RUBEN RAMONES Y PARA QUE LOS EXPOLICIAS SENTENCIADOS SIGAN “CUMPLIENDO SU CONDENA” EN SUS COMANDOS RESPECTIVOS EN ABIERTO DESACATO A LAS LEYES DEL PAIS Y A SUS PROPIAS ORIENTACIONES.

Estos ex policías dejaron a su paso un listado de víctimas, cuya memoria reclama justicia hoy tanto como la memoria de los asesinados y desaparecidos en las décadas precedentes, ellos son:
1. WALDEMAR JOSE GONZALEZ PEREIRA 
2. LUIS ALBERTO ORELLANA              
3.  WLADIMIR OVIEDO TONA
4. ALI COROMOTO GARCIA TORRES          
5. JULIO CESAR HERNANDEZ GARCIA
6.  LUIS ALBERTO GUEDEZ SUAREZ               
7. FRANKLIN ESCALONA                    
8. JOSE AGUILAR
9. LUIS RODRIGUEZ                                         
10.  HENRY ALMAO                            
11. CARLOS PEREZ PEREZ
12.  JORGE LIZCANO URANGA                         
13. JULIO CESAR ESCALONA              
14. JORGE LUIS PARRA
15. CARLOS AUGUSTO QUINTERO               
16.  YENDY RAFAEL CANELON QUERO
17. JOEL ENRIQUE BENITEZ                           
18. RAFAEL HUMBERTO MENDOZA
19. ANTON JOSE  CEDEÑO PINEDA              
20.  FABRICIO DOUGLAS PEREZ HEREDIA
21. ALEXANDER ERNESTO PEREZ HEREDIA
22. MARÍA ELENA DI BATISTA
23. ALEJANDRO ISAAC ZUBILLAGA

Hoy como ayer, a ninguna de estas víctimas, los policías asesinos les dieron la oportunidad de ser llevados ante un juez, no les abrieron un expediente o averiguación y menos se les respetó el debido proceso. Sencillamente los ejecutaron con alevosía, por motivos fútiles e innobles, haciendo uso de su arma de reglamento y cínicamente simulando su crimen con el clásico “enfrentamiento”.

Atendiendo a sus orientaciones el Sr Vicepresidente de la República Elías Jaua declaró recientemente “Nosotros, con todo lo que hemos hecho para reconstruir los valores de la sociedad venezolana, no podemos ser acusados de promover el delito”.

Bien. Sr Presidente, si esta es la política oficial de su gobierno, si los altos funcionarios de todos los poderes de la República que lo escucharon atentamente en su discurso del 20 de julio del 2010, donde no dejó lugar a dudas sobre el destino de todo policía delincuente; si todos ellos encargados de hacer cumplir las leyes del país están informados de esta situación que ocurre en el estado Lara; nosotros en nombre de las miles de víctimas de funcionarios policiales delincuentes, que hoy, aun sentenciados o no, permanecen evadiendo la ley en sus comandos respectivos le preguntamos a Ud. como máxima autoridad del país y representante del Poder del Estado Venezolano:

¿CUAL ES EL PODER POLICIAL, MILITAR, JUDICIAL, EXTRANJERO O COMO SE LLAME, QUE EXISTE EN EL ESTADO LARA QUE ES MAS FUERTE QUE EL PODER DEL ESTADO QUE UD REPRESENTA, CAPAZ DE IMPEDIR DE HECHO QUE DIECINUEVE POLICIAS CONDENADOS POR MAS DE 22 HOMICIDIOS, SEAN ENVIADOS A LAS CARCELES DEL PAIS COMO LO MANDA LA CONSTITUCIÓN Y LAS LEYES DE VENEZUELA?

Para finalizar, hacemos nuestras sus palabras en el citado discurso:
“LA IMPUNIDAD, LA IMPUNIDAD ES MÁS GRAVE A VECES QUE EL MISMO CRIMEN”.
Y le recordamos a todos los funcionarios que oyeron su discurso, y en especial a sus representados en el estado Lara que:

¡¡GUARDAR SILENCIO ANTE LA IMPUNIDAD ES ACTUAR A SU FAVOR!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *