Publicado el: Vie, Sep 15th, 2017

Alcedo Mora y Santiago Maldonado son nuestros. Libertad para Rodney Alvarez, los muchachos de la UPEL y los docentes presos

Por Armando Guerra

Cuando los representantes del poder necesitan y quieren sumar popularidad, son capaces de todo en ese empeño. Por eso no nos sorprenden las gráficas, que Cristina Kischner y en Venezuela algunos diputados del PSUV, en “sintonía” con la exigencia popular de que aparezca con vida, Santiago Maldonado, que se desarrolla desde Argentina.

Realmente sirvan estas líneas como un llamado al trabajo conjunto, – de gremios y sindicatos en América Latina- ya que es la campaña que se requiere, en exigencia sobre el paradero de los compañeros Santiago Maldonado (Argentina); Alcedo Mora y los hermanos Jesús y Esneider Vergel Parto (Venezuela); para obligar a ambos gobiernos: Maduro y Macri, a que presenten respuestas claras y definitivas de la ubicación de cada uno de los compañeros, ya que fueron sus ejecutores quienes los desaparecieron para silenciarlos.

¿Y a quienes corresponde la defensa?

Pues a los estudiantes, trabajadores, las comunidades indígenas, los sindicatos, los gremios, los cogobiernos universitarios en los distintos países, en definitiva el movimiento popular en las calles, quienes pueden y deben alzar las voces, para que aparezcan, Alcedo Mora y Santiago Maldonado.

Por eso no podemos calificar de otra forma sino como gestos impúdicos la “solidaridad” de Cristina Kischner (Arg) y del “diputado” Madruñero del PSUV, quienes se muestran con gráficas exigiendo con vida a Santiago Maldonado.

¿Tendrán noción los militantes del PSUV, que al pedir por Santiago Maldonado a quien la gendarmería argentina desaparece mientras se solidarizaba con las comunidades Mapuches, que llamamos de ellos, igual reclamo de que se haga justicia a las comunidades Yukpas pobladores de las serranías del Perija, a quienes les asesinan en su demanda por tierras, al cacique Sabino Romero, – y a otros integrantes de su familia- y que entre sus ejecutantes están, terratenientes, ganaderos y la gran minería, -de la MUD como del PSUV- auspiciados por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro?

¿Entenderán los militantes del PSUV, quienes posan en forma solidaria con Santiago Maldonado, que Alcedo Mora a quien desaparecen por denunciar corrupción en PDVSA; que en los actuales momentos existe un escándalo de corrupción de grandes dimensiones en PDVSA-Oriente, donde están incursos gerentes de la empresa, y que todos militan y responden al actual gobierno y a su partido y que se espera por eso la reivindicación y la mención, ya que sus actos de corrupción le dan la razón y causa verdad a favor del camarada Alcedo Mora?

¿Porque para algunos los militantes del PSUV, es tan difícil, sostener las banderas de la solidaridad con las luchas de las comunidades Yukpas, quienes son nuestros Mapuches, o por Alcedo Mora, y los hermanos Vergel, quienes son como nuestros Santiago Maldonado, y para ellos es fácil levantar la exigencia de que Santiago Maldonado, aparezca con vida, solo porque se trata de decir algo, por el solo hecho de decir algo, contra Macri, y desviar la atención de los temas que son nuestros, y entre ellos, está la pregunta de donde está Alcedo Mora?

¿Por que creen –algunos militantes del PSUV- tener derecho a olvidar parte de los textos constitucionales tan cacareado por ellos, donde se exigen y expresa el derecho a la vida, a opinión a manifestar, a tener vivienda digna, a la alimentación, a crecer en familia y un sin fín de derechos que el Estado debe garantizar, velar y responder, y que los funcionarios del gobierno mencionan solo en campañas electorales o en búsqueda de popularidad?

Lo real es que el gobierno pretende con su fraudulenta ANC, echar concreto en las mentes de los venezolanos y que nadie diga nada, ni se organice ni se movilice, por sus derechos y conquistas.

Como por ejemplo, libertad para los muchachos de la UPEL

Y así, como levantamos la pregunta de donde esta Alcedo Mora, hay que combinarla con el llamado por la libertad de los 28 jóvenes presos de la UPEL y todos los docentes presos: Santiago Guevara, Yoel Bellorín, Jorge Machado, Carlos Requena, Julio García, Rosmary Di Pietro y Rolman Rojas, y convocar a que las calles se colmen de gente y comunidades movilizadas, pidiendo respeto a sus vidas y por su libertad.

También es exigible la libertad de Rodney Alvarez, trabajador de FMO, quien lleva mas de seis años de cárcel señalado por crimen que no cometió.

O que aparezcan los responsables de mas de ciento treinta personas asesinadas en noventa días de manifestaciones, que eran acordonadas, para impedir se desarrollo y destino final, con el objeto de invisibilizar la exigencia de que se retire el gobierno de Maduro.

Como verán la lista es larga, por que en Venezuela como en Argentina, se violan los DDHH

Hay que tomar las calles, razones sobran.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)