Aliados del alcalde copeyano de Mérida lo acusan por corrupción

16 de noviembre.- En la ciudad de Mérida arrecian los conflictos interburocráticos a lo interno de la derechista Mesa de la Unidad (MUD). Esta semana un dirigente del partido Acción Democrática acusó públicamente al alcalde de la entidad, Léster Rodríguez, por haber desatado la corrupción en su gestión. Rodríguez es militante del partido Copei. Los hechos de corrupción denunciados guardan relación con la recolección de basura, limpieza de parques, tránsito, vialidad y alumbrado.

16 de noviembre.- En la ciudad de Mérida arrecian los conflictos interburocráticos a lo interno de la derechista Mesa de la Unidad (MUD). Esta semana un dirigente del partido Acción Democrática acusó públicamente al alcalde de la entidad, Léster Rodríguez, por haber desatado la corrupción en su gestión. Rodríguez es militante del partido Copei. Los hechos de corrupción denunciados guardan relación con la recolección de basura, limpieza de parques, tránsito, vialidad y alumbrado.

Rodríguez, quien viene de una sombría gestión como rector de la Universidad de los Andes, y ha fracasado al frente de la alcaldía de Mérida, ahora aspira a ser gobernador del estado andino. El secretario general de AD en Mérida, Ramón Guevara, aspira al mismo cargo, y esa es la razón por la que súbitamente «descubre» que su aliado Léster es un corrupto.

Vinculado al ex gobernador adeco William Dávila, Guevara también tiene un pasado poco honroso como funcionario público.

Léster Rodríguez es respaldado en sus aspiraciones burocráticas tanto por Henrique Capriles Radonski como por Pablo Pérez.

Pero la crisis para la oposición de derecha no termina ahí, pues en total son 61 las candidaturas para las primarias de la MUD en el estado Mérida, dos de ellas para la gobernación y cincuenta y nueve para las alcaldías. Se espera que la pelea entre los precandidatos sea «a cuchillo», tal y como demuestra la confrontación pública entre Guevara y Rodríguez. Lo único que impide que la MUD se hunda totalmente es el gran desprestigio del Psuv en los andes merideños, y la ausencia de una alternativa popular y revolucionaria al chavismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *