Publicado el: vie, May 18th, 2018

Ante el motín de los presos de El Helicoide

Por: Partido Socialismo y Libertad

El 16 de mayo se desató un motín en el que habrían participado los 55 opositores presos en las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, en Caracas, así como decenas de presos comunes. Se estima que más de 150 personas están detenidas en dichas instalaciones, incluyendo menores de edad. El motín lo habría precipitado la golpiza recibida por el joven Gregory Sanabria, un estudiante detenido en el marco de las protestas del año 2014, por parte de presos comunes bajo la instigación y la cobertura de funcionarios de la policía política, de acuerdo con denuncias de familiares de los presos.

La brutalidad del sistema carcelario venezolano, caracterizado por un hacinamiento y condiciones insalubres, así como maltratos y torturas, es notoria. Hace menos de dos meses fueron asesinados 68 detenidos en la Comandancia de la Policía del estado Carabobo y en años recientes se han perpetrado masacres carcelarias por parte de las fuerzas policiales y militares en Uribana, Tocorón y otras cárceles nacionales.

Por otra parte, el gobierno venezolano ha sometido a tribunales civiles y militares a centenares de venezolanos por participar en protestas, en huelgas o por su opinión política. Algunas de las personas presas por manifestar se encuentran en El Helicoide, otras dispersas en distintas cárceles nacionales y en sedes policiales. Muchos cuentan con órdenes de excarcelación por parte de los tribunales, pero el gobierno se niega a acatar dichas órdenes.

Más allá de las diferencias políticas que nos separan de algunas de estas personas detenidas, como socialistas revolucionarios defendemos las libertades democráticas, y en ese sentido, siempre hemos denunciado las condiciones inhumanas de reclusión a las que el gobierno cívico-militar somete a miles de presos, y exigimos la libertad de todas las personas presas por luchar o por expresar opiniones políticas contrarias al gobierno.

Todo ataque a las libertades democráticas por parte de un gobierno burgués como el de Maduro, que más allá de su falso discurso socialista en realidad sirve a las transnacionales y expresa los intereses de la burguesía emergente, restringe los derechos de los trabajadores y de los sectores populares. No es casual que el preso político más antiguo del país sea un obrero de Ferrominera del Orinoco, Rodney Álvarez, quien lleva siete años preso sin sentencia producto de un montaje judicial cuyo objetivo es aterrorizar a los trabajadores de Guayana para que se sometan a los designios del gobierno y de la burocracia sindical del Psuv.

Exigimos el cierre del centro de detención de El Helicoide y la inmediata libertad de todos los presos por protestar y los presos de conciencia. Que cesen las torturas y malos tratos contra los presos.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)