Ante el vil asesinato de Geiverson Acosta perpetrado por la Policía Nacional

No a la represión

Por: Juventud de Marea Socialista

El martes 24 de agosto en horas de la tarde se confirmaron los rumores: en los alrededores de Bellas Artes en el corazón de la ciudad de Caracas, aproximadamente a las 5pm se había presentado una situación conflictiva entre la Policía Nacional y jóvenes que suelen frecuentar la Plaza de los Museos. Presuntamente la Policía Nacional estaba ¨limpiando la zona¨ para desarrollar las actividades de reinauguración del Eje del Buen Vivir, en la cual iban a participar algunos altos dirigentes del gobierno. Ante la resistencia de los presentes a desalojar la Plaza, la situación se tornó tensa, y en una escalada de enfrentamientos verbales y visos de resistencia, la policía primero tiro dos balas al aire, y luego apuntó a la multitud. Trascendió que uno de los policías apuntó directamente a Geiverson (quien había quedado alejado del grupo que retrocedía amenazado por la policía) y le disparó. 

Geiverson, de 19 años, estudiante de ingeniera en Sistema de la Universidad Humbolt, murió al instante. 

Como jóvenes que nos organizamos en Marea Socialista queremos ser contundentes y claros: no existe ninguna razón que justifique este vil asesinato. 

Estamos conscientes de la compleja situación que desde hace un tiempo para acá, se reproduce en la zona de la Plaza de los Museos: micro tráfico, jibareo y consumo de alcohol y marihuana. Pero alertamos con mucha preocupación que este contexto no puede ser utilizado para justificar esta conducta policial. En primer lugar porque no hubo una respuesta armada, Geiverson estaba desarmado, y la escalada del enfrentamiento había llevado a algunos cuantos a agarrar piedras, pero piedras no son balas, las mismas solo vinieron del lado de la policía. En segundo lugar porque en nuestra constitución y las leyes (suponiendo que alguno estuviera delinquiendo) existe un procedimiento explícito: si algún joven estaba violentando flagrantemente la ley tenía que ser presentando ante tribunales y ser juzgado. Y lo más importante de todo, es que no fue una bala pérdida, ni un accidente, fue un asesinato a sangre fría, como lo han registrado varios medios de comunicación. 

Y ahora bien, ¿Cuál fue el delito de Geiverson? ¿Qué es aquello tan grave que pudo haber hecho que le acarreara la muerte? ni en el peor de los casos, siendo procesado y juzgado iba a correr con tan mala suerte. En nuestra Constitución, parida en debate constituyente y una de las más progresivas en derechos democráticos que existe en el mundo la pena máxima es de 30 años, no la muerte.

Dejando atrás las especulaciones, hoy solo tenemos un hecho: a Geiverson lo mato la policía. Estaba desarmado y lo mato la policía. Frente a cientos de personas lo mato la policía.
Al día siguiente de su vil asesinato, en Puerto Ayacucho la Policía Nacional asesino a un joven indígena, en circunstancias poco claras. 

Desde la juventud de Marea Socialista queremos denunciar y alertar sobre estos hechos. No debemos dejarlos pasar por debajo de la mesa. No podemos acostumbrarnos a esta situación. Más que indignación, nos produce mucha rabia que los jóvenes cada vez tengamos menos oportunidades ante esta realidad de crisis, cuyas ¨soluciones¨ parecen estar apuntando a la criminalización y a la represión.

Señalamos que estos asesinatos son las consecuencias previsibles de una política de ¨seguridad¨ compulsiva y demagógica como lo son las OLP y la ¨mano dura¨, cuando sabemos que estas mismas recetas han tenido consecuencias nefastas en otros países donde la juventud y la pobreza son las principales víctimas de estas ¨tropas especiales¨ o las mismas son utilizadas para intereses mafiosos como mecanismos de eliminación de la competencia de los carteles de drogas y otras actividades delictivas. 

Queremos solidarizarnos con la familia y allegados de Geiverson, extendiendo nuestro más sincero esfuerzo a su necesidad y búsqueda de justicia antes esta enorme perdida. Tenemos entendido que hoy ya hay 4 funcionarios policiales siendo procesados ante la fiscalía, hacemos un llamado a mantenernos alertas al desarrollo del caso.

Hacemos un llamado a la juventud y al pueblo venezolano a repudiar enérgicamente esta conducta policial, a hacernos ecos multiplicadores de las denuncias por abuso de autoridad, a mantenernos alertas para el efectivo procesamiento de los asesinos y sus cómplices, y sobre todo a organizarnos para detener esta tentación autoritaria que parece estar ganando terreno no solo en el ámbito se las políticas de seguridad sino en el terreno de los derechos democráticos de todos y todas.

1 pensamiento sobre “Ante el vil asesinato de Geiverson Acosta perpetrado por la Policía Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *