Publicado el: Mar, Abr 17th, 2018

Ante la crisis del sistema nacional de salud: apoyo a la protesta y plan de lucha

Por: Oposición de Izquierda en Lucha

Desde el año 2014 hasta la actualidad, el gobierno de Nicolás Maduro ha reducido de manera brutal el monto de las divisas asignadas a las importaciones de productos terminados e insumos, con la finalidad de disponer de miles de millones de dólares que fueron y son destinados al pago de la deuda externa. Esa medida gubernamental reaccionaria y antipopular, articulada a los intereses del capital financiero mundial, entre otras consecuencias adversas para el pueblo trabajador venezolano, provocó la crisis y el colapso general del sistema nacional de salud.

En la actual coyuntura, el sistema nacional de salud no garantiza ni el derecho a la vida ni el derecho a la salud del pueblo trabajador de Venezuela, al encontrarse caracterizado por la renuncia de centenas de médicos, enfermeros y trabajadores de la salud en general que han sufrido la depauperación acentuada de sus salarios, la escasez de equipos médicos operativos, medicinas y materiales quirúrgicos, el deterioro de las condiciones físicas y sanitarias de los centros de salud por la ausencia de actividades de mantenimiento y limpieza, la compra por parte de los pacientes de los materiales médicos necesarios para la atención de sus enfermedades y una enorme contracción del presupuesto suministrado por el gobierno de Nicolás Maduro.

Ante esa tragedia diaria que padecen los trabajadores de la salud y los pacientes con diversas enfermedades, incluso de carácter crónico, se han venido realizando protestas y manifestaciones en distintos centros de salud en diversas partes del país, en defensa del sistema nacional de salud y en demanda de mejores condiciones salariales para sus trabajadores, las cuales han sido respondidas con la más cruenta represión y persecusión por parte del gobierno antipopular y autoritario de Nicolás Maduro.

En el mes de febrero, en la avenida Urdaneta de la ciudad de Caracas, un grupo de pacientes renales que denunciaban la ausencia de insumos médicos necesarios para la realización de sus tratamientos de diálisis fueron reprimidos por la Guardia Nacional. Posteriormente, en los últimos días de marzo, un grupo de madres de niñas y niños internados en el hospital de niños J.M de los Ríos, protestaron en las adyacencias de ese centro de salud, ante la ausencia de tratamiento médico para sus hijos, y la respuesta gubernamental fue expulsar de las pensiones oficiales a las manifestantes del interior del país que se encontraban hospedadas en esas instalaciones para estar cerca de sus hijos.

En ese sentido, la Oposición de Izquierda en Lucha (OIL) respaldó y participó en la protesta nacional de salud, que se efectuó en el transcurso del 17 de abril en las proximidades de los hospitales y demás instalaciones dispuestas para la atención médica.

Nos parece muy positiva y genuina la jornada de protesta que se llevó a cabo en los hospitales y centros de salud de todo el país, convocada por Fetrasalud. Miles de médicos, enfermeras, enfermeros, bioanalistas, camilleros, empleados y obreros, se sumaron a las protestas y pararon durante varias horas sus actividades laborales.

Desde la Oposición de Izquierda en Lucha planteamos que hay que darle continuidad a la protesta del sector salud, por salarios, medicinas e insumos para los hospitales. Exhortamos a Fetrasalud, Sirtrasalud, a los colegios de médicos, bioanalistas, enfermeras y emfermeros, y demás sindicatos de trabajadores del sector a convocar asambleas con los trabajadores para discutir un plan de movilización y lucha, donde incluso se discuta la preparación de un paro nacional de salud.

Asimismo, llamamos a todas estas organizaciones sindicales a avanzar en la constitución de una coordinadora intergremial de los trabajadores de salud para unificar las luchas y potenciar la fuerza de los trabajadores.

Desde OIL, consideramos que es urgente lograr un salario igual a la canasta básica que además se ajuste mensualmente de acuerdo a la inflación, y se dote a los hospitales y centros de salud de medicinas, comida, insumos y equipos, para lograr la operatividad del sistema nacional de salud, y de esta forma garantizar el derecho a la vida y la atención médica al pueblo venezolano.

Para ello es necesario suspender el pago de la deuda externa, confiscar los miles de millones de dólares extraídos y apropiados ilegalmente por empresarios privados y jerarcas del gobierno chavista, una industria petrolera nacionalizada y sin transnacionales, una reforma tributaria progresiva, con el objeto de disponer los recursos indispensables para ejecutar un programa de importación de bienes terminados e insumos productivos que permitan restablecer el abastecimiento de alimentos y medicinas en el país.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)