Publicado el: vie, Feb 23rd, 2018

Ante la tragedia que vivimos los trabajadores y trabajadoras

Exigimos aumento un salario mínimo igual a la canasta básica

Por: Dirigentes sindicales y trabajadores

La situación de los trabajadores es terrible. La peor en muchas décadas. Se debate entre la hambruna y la represión gubernamental a todo el que disienta o se atreva a denunciar el desastre en que se encuentran las empresas estatales y el país. El pueblo trabajador venezolano vive un verdadero calvario. Estamos pasando hambre, con salarios destruidos por la inflación más alta de nuestra historia, nadie puede vivir del salario, tenemos que hacer malabares para poder llevar la comida a nuestras familias. Miles hurgan en la basura para comer.

El horizonte se ve cada vez más difícil, el gobierno sigue profundizando su política de liquidar la libertad sindical y la autonomía sindical. Ejemplo de esto es el intento de asalto a la sede de Sirtrasalud Distrito Capital por parte de miembros de un sindicato paralelo organizado con el apoyo del gobierno y las autoridades de salud de Caracas, incurriendo descaradamente en injerencia patronal, prohibida expresamente por la propia ley orgánica del trabajo y los convenios internacionales suscritos por el Estado venezolano. Este tipo de acciones, similares a las realizadas por los burócratas adecos en el puntofijismo, se repiten a diario actualmente. Los contratos colectivos en la administración pública no se discuten y en el sector privado son violados por los patronos. En la empresa Euromax en San Diego, estado Carabobo, los trabajadores son perseguidos y hostigados por el Sebin y el Cicpc, a solicitud de los patronos, por enfrentarse a los constantes atropellos y a las violaciones contractuales, como también ocurre en las industrias petrolera, eléctrica, telefónica, empresas básicas, cementeras, Lácteos Los Andes y otras administradas por el Estado. Casos como el de los trabajadores Bladimir Carvajal en Petrocedeño, José Salas en Petro San Félix, Jesús Girado en refinerías, entre otros despedidos por luchar, son recurrentes. En otros sectores, el de la salud, se aprueban Normativas Laborales miserables, que ni siquiera contemplan cláusulas de aumentos salariales.

Se desconocen los derechos laborales, tal como ha hecho el gobierno con los docentes, negándose a pagarles un retroactivo que les adeuda desde hace años. Los burócratas rojos-rojitos se ponen de acuerdo con los sindicalistas ligados a los partidos de la oposición burguesa y de la CTV, para acordar contratos miserables, como intentan hacer en el sector educativo. El gobierno además persigue, despide y encarcela a los trabajadores que se atreven a movilizarse por sus reivindicaciones y a los que hacen denuncias sobre diferentes tipos de irregularidades. Expresión de esto fue la reciente detención de 3 directivos del sindicato de Lácteos Los Andes en Lara, que salieron a la calle exigiendo inversión para la planta que está en el suelo, poniendo en riesgo sus puestos de trabajo. O el caso del dirigente sindical eléctrico Elio Palacios, quien fuera detenido arbitrariamente por el Sebin, allanándole su vivienda sin orden judicial. Otros casos de represión contra los trabajadores que luchan son la expulsión del sindicato del Metro de Caracas de dos directivos elegidos por los trabajadores, por parte del presidente de Sitrameca, Edison Alvarado, con la anuencia de la CSBT y la gerencia de la empresa. O la persecución al directivo del sindicato de Conatel, Denni Brazon, a quien se le pretende quitar el fuero sindical para despedirlo posteriormente. Estos son solo algunos ejemplos de cientos de atropellos y restricciones a las libertades democráticas perpetradas por el gobierno contra los que luchan.

Ante esta tragedia que vivimos los trabajadores, un grupo de dirigentes sindicales comprometidos únicamente con el pueblo trabajador, con los que vivimos de nuestro trabajo, planteamos que la única forma de enfrentar esta situación es con la movilización organizada de todos los trabajadores y del pueblo, de manera autónoma de los patronos, el gobierno y los burócratas sindicales, sean del PSUV y el Polo Patriótico o ligados a los partidos de la oposición burguesa. En ese sentido, llamamos a toda la clase trabajadora a luchar por un Plan Económico de Emergencia, que contemple un plan urgente de importación masiva de alimentos y medicinas.

¡Comida para todos sin discriminaciones, ni Carnet de la Patria! Aumento del salario mínimo real, que se equipare mensualmente a la canasta básica. Plan de inversión para recuperar las empresas básicas, Pdvsa, empresas estatales de alimentos como Lácteos Los Andes y otras. Todo esto debe ser financiado mediante la suspensión del pago de la deuda externa. ¡No al pago de la deuda externa! Con la nacionalización del petróleo, sin empresas mixtas ni transnacionales. ¡Petróleo 100% estatal gestionado por los trabajadores, técnicos y profesionales! Con la repatriación de capitales fugados y confiscación de bienes a corruptos y empresas que estafaron al pueblo con importaciones fraudulentas. En defensa de las libertades democráticas. Cese a la persecución a los trabajadores que protestan, disienten o se oponen al gobierno. ¡Quienes protestamos por hambre, no somos terroristas! ¡Libertad plena para Exio Urriola y Carlos Mora de Lácteos Los Andes y Elio Palacios de Corpoelec! ¡Libertad para Rodney Álvarez, trabajador de Ferrominera preso desde hace seis años por medio de un montaje judicial!

 

José Bodas, Secretario General de la FUTPV

Fran Luna, Secretario Ejecutivo de la FUTPV

Héctor Rincón, dirigente petrolero

Luis Díaz, dirigente petrolero

Luis Centeno, dirigente petrolero

Herles Contreras, directivo del Sindicato CORPOELEC Carabobo

Darío Gómez, directivo del Sindicato SINAFUM Estado Lara

Thony Navas, Presidente de SIRTRASALUD Dtto Capital

Jairo Montaña, delegado sindical de la Salud

Oscar Linares, delegado sindical de la Salud

Denni Brazón, directivo del sindicato de CONATEL

Rafael Guerra, Secretario General de SUNEP IPASME

José Matute, Secretario General del sindicato de INPARQUES

Marco García, Secretario de Relaciones y propaganda de SINATRA UCV

Antonio Espinoza, Profesor Universitario y miembro del SINTRAUPTAFBF

Armando Guerra, Profesor Universitario y miembro del sindicato SINPROCULTCA

Yean Carlos Leal, Secretario General del sindicato de Duncan

Cesar Pérez, Secretario de Organización del sindicato de Duncan

Carlos Pérez, Secretario de Deportes de Sintraharina Bimbo

Francisco Barreto, Secretario General del sindicato de Plumrose

Rolando Gaitán, dirigente de la plataforma por la autonomía gremial 99 de FACYT-UC

Jorge Álvarez, trabajador despedido del metro de Caracas

Albert Villarroel, Secretario de Reclamos de la asociación ATAUNEG

Ismenia Brito, Antropóloga ex sindicalista sector salud

Orlando Chirino, Coordinador Nacional de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

Miguel Ángel Hernández, Secretario General del PSL

Leonardo Arantes, dirigente de la UST

Alberto Borregales, dirigente de Ruptura-Tercer camino

Jesús Contreras, Dirigente de Bandera Roja-Caracas

Ana Rodríguez Socióloga, investigadora y especialista en área de clase, género y mujer

Hernán Acosta, Activista social y político

Edgard Blanco, Docente Jubilado

Wilfredo Espinoza, trabajador jubilado de la CANTV

Victoria Chópite, Profesora Universitaria

Omar Vásquez Heredia, Politólogo y profesor universitario

Humberto Decarli, abogado laboral

Julia Cidras, economista

Fabricio Briceño, economista

Nayib Maita, economista

Ricardo Virgüez, Ingeniero

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)