Argentina: El «Pollo» Sobrero denuncia a la empresa privada por responsable de la tragedia

El dirigente ferroviario, delegado de la línea Sarmiento, militante de Izquierda Socialista, denunció a la empresa privada ferroviaria como responsable de la tragedia en la que fallecieron 50 personas y 500 resultaron heridas. Exigió la quita de la Concesión a la empresa privada TBA.
Cabe recordar que la empresa privada recibe millonarios subsidios del gobierno nacional. El Pollo Sobrero y el sector combativo ferroviario al que pertenece, vienen exigiendo desde hace años la reestatización del ferrocarril.

El dirigente ferroviario, delegado de la línea Sarmiento, militante de Izquierda Socialista, denunció a la empresa privada ferroviaria como responsable de la tragedia en la que fallecieron 50 personas y 500 resultaron heridas. Exigió la quita de la Concesión a la empresa privada TBA.
Cabe recordar que la empresa privada recibe millonarios subsidios del gobierno nacional. El Pollo Sobrero y el sector combativo ferroviario al que pertenece, vienen exigiendo desde hace años la reestatización del ferrocarril.

El delegado de la Unión Ferroviaria de la línea Sarmiento, Rubén «Pollo» Sobrero insistió con la quita de la consesión a TBA. «Así no se puede seguir», afirmó, tras el accidente del tren en Once.

El delegado de la Unión Ferroviaria cargó duro contra la empresa TBA. Pidió el quite de la concesión porque «así no se puede seguir».

Los representantes de los gremios Unión Ferroviaria y La Fraternidad, que nuclean a los trabajadores de trenes, coincidieron en acusar a la empresa concesionaria TBA por la «falta de inversiones» en el mantenimiento del servicio y denunciar al Estado nacional por la ausencia de controles.

El delegado de la Unión Ferroviaria Seccional Oeste, Rubén Sobrero, señaló que desde su gremio «desde hace 8 años» que vienen denunciando «ante distintos organismos de control» estatal que «el estado de los trenes, las vías y de las señales no da para más» y en ese marco recordó: «Habíamos anunciado una tragedia» y evaluaban esta noche eventuales medidas de fuerza ante la tragedia.

Por su parte, el titular del gremio «La Fraternidad», Omar Maturano, que agrupa a los conductores de trenes, sostuvo que formaciones ferroviarias como la que protagonizó el accidente en la estación de Once «en reiteradas oportunidades presentan deficiencias» y denunció que hay vagones que datan «de la década del ’60».

Las denuncias de los dirigentes ferroviarios fueron avaladas por sindicalistas alineados a la CGT que conduce Hugo Moyano que reclamaron la urgente «rescisión de la concesión» de la Línea Sarmiento a la empresa TBA.

Julio Piumato (judiciales) y Facundo Moyano (Peajes) responsabilizaron a la empresa TBA por «desidia» en la tragedia de la estación de Once, y al gobierno nacional por «falta de control estatal» al no prevenir el accidente, pese a antecedentes de mal funcionamiento de la línea Sarmiento denunciados por delegados de la Unión Ferroviaria.

En sendos mensajes difundidos a través de la red social Twitter, los dirigentes enrolados en la CGT oficial reclamaron al gobierno la «urgente quita de la concesión».

Por su parte Sobrero afirmó, tras la frustrada conferencia de prensa que había convocado en la estación Once debido a incidentes con pasajeros, que esta denuncia «la venimos haciendo desde hace 8 años, ante todos los organismos encargados de controlar el funcionamiento del servicio, pero nunca obtuvimos ninguna respuesta».

«No podemos seguir trabajando de esta forma», enfatizó en dirigente. Sobrero explicó que en la accidentada conferencia de prensa que debió suspender en el hall central de la Estación Once, debido a incidentes con pasajeros que reclamaban a empujones explicaciones por la tragedia «íbamos a presentar el mismo informe de situación que venimos denunciando desde hace 8 años, que el estado de trenes, de vías y de señales no da para más».

«No está en condiciones de seguir funcionando. Nosotros ya habíamos anunciado que acá iba a haber una tragedia ferroviaria, hicimos denuncias ante todos los entes de control del Estado, pero nunca obtuvimos una respuesta», señaló.

El dirigente -que en septiembre del año pasado había sido procesado y detenido por la justicia en el marco de una causa por supuesto sabotaje, pero luego liberado por falta de mérito-, explicó que desde su gremio «queríamos pedir públicamente, que de una vez por todas, el Gobierno y la empresa se sienten a discutir cómo seguimos».

Sobrero reclamó que el gremio «pretende ser tenido en cuenta como testigo» en la causa en la que se investiga la tragedia de hoy en la que 49 personas perdieron la vida y más de 500 resultaron heridas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *