Artistas por la libertad de Julián Conrado

Nosotras y nosotros, sin vacilaciones, levantamos nuestra voz de rechazo a la entrega por parte del gobierno venezolano, revolucionario, bolivariano del Guerrillero-Cantor, Poeta Julián Conrado

Nosotras y nosotros, que jamás hicimos silencio frente a la apátrida entrega que el punto fijismo impuso al pueblo venezolano. Que de Ave Fénix nos alimentamos y no claudicamos cuando el “danos hoy, el pan de cada día” significó la renuncia a la dignidad, porque un pan así no es más que un bagazo árido que ofende a la vida misma y la razón de ser de la humanidad. Que conscientes de lo que la Canción expresa como alimento espiritual del combate que fortalece la conformación de los batallones patrióticos, al igual que nuestras madres que arrullan a sus hijas e hijos con el Himno Nacional.

Nosotras y nosotros, sin vacilaciones, levantamos nuestra voz de rechazo a la entrega por parte del gobierno venezolano, revolucionario, bolivariano del Guerrillero-Cantor, Poeta Julián Conrado

Nosotras y nosotros, que jamás hicimos silencio frente a la apátrida entrega que el punto fijismo impuso al pueblo venezolano. Que de Ave Fénix nos alimentamos y no claudicamos cuando el “danos hoy, el pan de cada día” significó la renuncia a la dignidad, porque un pan así no es más que un bagazo árido que ofende a la vida misma y la razón de ser de la humanidad. Que conscientes de lo que la Canción expresa como alimento espiritual del combate que fortalece la conformación de los batallones patrióticos, al igual que nuestras madres que arrullan a sus hijas e hijos con el Himno Nacional.

Nosotras y nosotros, las y los del plural irreverente en el abrazo que espanta a la legalidad oligárquica (sentada a la derecha del capital transnacional y del complejo militar-industrial norteamericano, en guerra de exterminio contra los pueblos oprimidos del mundo), sin ser más ni menos esperanzados que los soldados que marcharon con Bolívar, menguados de vestido y descalzos, cruzando los Andes en la Campaña Admirable y que unieron sus sueños en la lucha para enfrentar al imperio español y construir la noción de Patria, tanto que desprendidos y valientes neogranadinos como Atanasio Girardot y Antonio Ricaurte combatieron al mando de El Libertador Simón Bolívar.

Nosotras y nosotros, en el espíritu de hermandad que existe entre el pueblo colombiano y el venezolano en el canto de Alí Primera: “El Orinoco y El Magdalena se abrazarán entre canciones de selva y tus niños y mis niños le cantarán a la paz”. Así como en el suplicio de las manos cortadas de Víctor Jara, que nos alerta sobre la cacería humana que se ha desatado en nuestro continente, como una reedición del Plan Cóndor.
Nosotras y nosotros, sin medias tintas ni vacilaciones, levantamos nuestra voz de rechazo a la entrega por parte del gobierno venezolano, revolucionario, bolivariano y socialista, del Guerrillero-Cantor, Poeta y Revolucionario, Julián Conrado (hijo del sufrido, perseguido y masacrado pueblo colombiano) al gobierno fascista, terrorista, criminal y pro imperialista de Colombia, presidido al turno por Juan Manuel Santos, alias “ El Chucky”.

Suma tu firma enviando un correo electrónico a quenocalle.julian@gmail.com

http://libertadjulianconrado.blogspot.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *