Publicado el: mié, Nov 7th, 2018

C-cura a los participantes en el Encuentro Sindical

Por C-cura

Unidad de los trabajadores para derrotar el paquete antiobrero y hambreador del gobierno

Los trabajadores atravesamos la tragedia social más grande experimentada en 90 años por el pueblo venezolano. Ante ello, el gobierno de falso socialismo de Maduro, se coloca del lado de los poderosos, y opta por aplicar un brutal paquetazo de ajuste antiobrero y capitalista, que busca descargar la crisis sobre los hombros del pueblo trabajador.

Para asegurar su éxito, cuenta con el apoyo de la dirección de la Cbst, las Fanb y la ANC, así como con los empresarios, los banqueros y trasnacionales gringas, chinas, turcas, rusas, japonesas y de distintos países europeos. A todas ellas el gobierno les exoneró los impuestos, así como a los importadores, y favoreció a las empresas privadas nacionales pagando su nómina durante 3 meses.

Con el aumento del 12 al 16% en el IVA, meten la mano en los bolsillos del pueblo trabajador. El gobierno no adopta medidas para recuperar la producción, y dedica recursos a pagar la deuda externa en detrimento de las importaciones.

Las tablas del hambre

El gobierno de Maduro aprobó recientemente unas nuevas tablas salariales, de forma inconsulta y unilateral, complemento del ajuste económico anunciado en agosto, las cuales se constituyen en un ataque brutal contra los trabajadores. Una verdadera declaración de guerra contra conquistas históricas de las trabajadoras y trabajadores venezolanos.

Es un intento de eliminar la negociación colectiva y el concepto general de salario, afectando las condiciones de trabajo y demás reivindicaciones socioeconómicas. Ahora, el gobierno tendría la potestad de definir unilateralmente y de acuerdo a su libre arbitrio, la cuantía y porcentaje de los aumentos, y cuándo se harían. Con esto, desaparecerían las convenciones colectivas, y en la práctica se eliminaría la razón de ser los sindicatos.

Para los trabajadores y trabajadoras, el salario y la lucha por aumentarlo de forma permanente, así como preservar otras reivindicaciones sociales y económicas, ligadas al mismo, es la forma en que nos defendemos de la explotación y la extracción de plusvalía por parte de los patronos, sea el gobierno o los empresarios privados.

Es necesaria la unidad de los trabajadores y trabajadoras

La Corriente, Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura) plantea que para enfrentar esta situación es necesario lograr la más amplia unidad de acción entre todos los trabajadores y dirigentes sindicales, para masificar y extender nacionalmente la lucha en la calle.

El gobierno impuso la división y atomización de los trabajadores. El chavismo al no lograr controlar a la Unión Nacional de Trabajadores, decidió liquidarla, y esto lo logró con el apoyo de los burócratas sindicales que luego constituyeron la Cbst, designada a dedo por Chávez. Fue así como la posibilidad de conformar un organismo de la clase obrera con autonomía de los patronos, del gobierno y los partidos de la oposición patronal, se frustró.

Fadess fue un intento de comenzar a retomar ese camino pero se frustró en la medida que mucho de sus factores terminaron supeditándose, en unos casos al gobierno, y en otros, a los partidos de la MUD.

Esta ha sido la causa de que durante 20 años los trabajadores no tengamos un solo triunfo. Los trabajadores hoy necesitamos triunfar.

En las regiones se han venido conformando coordinaciones o coaliciones que agrupan a distintos sectores en lucha. Esto es muy progresivo. Sin duda, la conformación en Caracas de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela es un paso extraordinario. Desde C-cura creemos que la Intersectorial debe establecer nexos con estas coaliciones, y avanzar en convertirse en una coordinación de carácter nacional. En su seno actúan representantes de 5 federaciones nacionales, debemos aprovechar esto para convertirnos en una referencia de lucha de los trabajadores y trabajadoras del país.

Consideramos que los puntos centrales de la unidad de acción en el seno de la Intersectorial deben ser:

1. La lucha contra las tablas salariales
2. Salario igual a la canasta básica indexado mensualmente
3. Defensa de las contrataciones colectivas
4. Defensa de la autonomía de las organizaciones sindicales
5. Libertades democráticas. Respeto al derecho a huelga. Libertad para Rodney Alvarez. Reenganche inmediato de Daillily Rodrígeuz y demás compañeros despedidos

Un programa de lucha para los trabajadores con autonomía e independencia
Plan Económico Popular Alternativo de Emergencia

Para C-cura la lucha por salario y por todas las reivindicaciones inmediatas de la clase obrera son parte de una pelea política y estratégica, que desde nuestro punto de vista, solo se podrá resolver con un Gobierno de los Trabajadores y el Pueblo, que impulse un nuevo modelo económico basado en la planificación democrática de la economía, que nos saque de manera estructural de la tragedia en la que está sumergido el país, y cambiar a largo plazo las condiciones de vida de la mayoría del pueblo pobre y oprimido.

No obstante, en esa perspectiva estratégica, planteamos que hoy es posible comenzar a enfrentar la crisis terrible que padecemos, y que el gobierno y los patronos pretenden descargar sobre nuestras espaldas. Para ello, proponemos luchar por un Plan Económico Popular, que tenga como puntos centrales:

1. Salario igual a la canasta básica indexado mensualmente, es decir, que se respete el artículo 91 de la constitución
2. No pagar la deuda externa
3. Que el petróleo sea 100% estatal sin empresas mixtas ni transnacionales, y que Pdvsa sea gestionada directamente por sus profesionales, técnicos y trabajadores
4. Confiscar los bienes de los corruptos e importadores fraudulentos
5. Impulsar una reforma agraria que otorgue tierras a los campesinos pobres, así como insumos y apoyo técnico.

Caracas, 7 de noviembre de 2018

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)