Combativo e internacionalista 1ero de mayo en Túnez

Nota de Laclase.info: El primero de mayo es una fecha en la que millones de trabajadores se movilizan a lo largo y ancho del mundo, exigiendo respeto a sus derechos y contra la explotación capitalista, lo cual subraya la necesaria unidad de las luchas de la clase trabajadora a nivel internacional. La revolución árabe ha tenido un importante componente obrero, sobre todo en Túnez y Egipto, y las luchas continúan en esos países, por salarios dignos, empleo, seguridad social, entre otras demandas. A continuación, ofrecemos a nuestros lectores el mensaje enviado por Miguel Sorans, dirigente del partido Izquierda Socialista y de la Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI), desde Túnez:

Nota de Laclase.info: El primero de mayo es una fecha en la que millones de trabajadores se movilizan a lo largo y ancho del mundo, exigiendo respeto a sus derechos y contra la explotación capitalista, lo cual subraya la necesaria unidad de las luchas de la clase trabajadora a nivel internacional. La revolución árabe ha tenido un importante componente obrero, sobre todo en Túnez y Egipto, y las luchas continúan en esos países, por salarios dignos, empleo, seguridad social, entre otras demandas. A continuación, ofrecemos a nuestros lectores el mensaje enviado por Miguel Sorans, dirigente del partido Izquierda Socialista y de la Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI), desde Túnez:

Multitudinaria movilización de trabajadores en la capital de Túnez. Los cánticos fueron muy críticos al gobierno nacional y denunciaban que «No hay dignidad nacional sin trabajo» o «Por una nueva revolución». «¡Trabajo, Libertad y Dignidad para todos!». Tambièn hubo canticos en solidaridad con el pueblo sirio y contra la dictadura de Bashar Al Assad y en apoyo al pueblo palestino.

En la foto: Delegación de Lucha Internacionalista y la UIT-CI en la movilización de trabajadores tunecinos del 1º de Mayo, en la capital de Túnez. En la pancarta se lee «La revolución sigue en Túnez y en Siria» (en francés y árabe).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *