Publicado el: mar, Oct 16th, 2018

“Con la aplicación de esa tabla salarial a nosotros nos quitaron muchos beneficios laborales”, Marlene Sifontes

 

Por Laclase.info

Caracas, 15 de octubre del 2018.- Como parte del llamado Programa de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica el gobierno de Nicolás Maduro anunció el pasado 5 de septiembre una tabla salarial para los trabajadores de la administración pública. Esa decisión unilateral del gobierno nacional implica la derogación de las contrataciones colectivas, y de ese modo eliminan un conjunto de beneficios laborales adquiridos e imponen un tabulador salarial que disminuye la escala de antigüedad y profesionalización. En resumen, el gobierno de Nicolás Maduro decretó un recorte del salario integral de la clase trabajadora venezolana.

En ese contexto, le propusimos una entrevista a Marlene Sifontes, secretaria de Organización del Sindicato Único Nacional de Empleados Públicos del Institución Nacional de Parques. Aquí le dejamos las preguntas realizadas y las respuestas ofrecidas por la dirigente sindical.

1.- ¿Cuál es la situación laboral de los trabajadores de Inparques?

Ahora en el Instituto Nacional de Parques, cobramos la semana que decidió el presidente Maduro, es la primera vez que la presente directiva paga a tiempo, porque cuando se decretó la reconversión monetaria y el aumento salarial, los trabajadores de Inparques estuvimos un mes cobrando el salario anterior, 30 bolívares soberanos y 2,9 del bono de alimentación. Desde ese momento las autoridades de Inparques suspendieron el acceso al HCM y el servicio funerario. Por ejemplo, se murió un compañero trabajador del Parque de Recreación del Junquito, y tuvimos como organización sindical que realizar la intermediación con funcionarios del Banco Central de Venezuela (BCV) para solventar esa problemática, porque los familiares nos buscaron y nos explicaron la lamentable situación.

Cuando el gobierno nacional decretó el último aumento de salario le pasó una escoba a los beneficios alcanzados por los trabajadores a través de los años en sus contrataciones colectivas. Nosotros en Inparques producto de luchas y protestas con todas las autoridades del Instituto, porque no hemos tenido paz laboral desde que llegó el gobierno chavista, solo hubo una excepción que fue la breve gestión de Pietro Vallone en el año 2005, que le dio relevancia a los trabajadores. Pero las otras autoridades de Inparques han pagado con mucho retraso y solo han honrado esos beneficios laborales cuando hemos salido a nivel nacional, aquí en Caracas. Esta ocasión fue igual, ya era el 15 de septiembre y los trabajadores no habíamos cobrado el nuevo aumento salarial. Por eso fuimos a introducir un documento en el Ministerio del Trabajo para exigir que ese ente estatal garantice los derechos laborales como lo estipula la Ley Orgánica del Trabajo. Allí conversamos con los periodistas y denunciamos la problemática salarial de los trabajadores de Inparques. Eso fue como a las 10 de la mañana, y a las 11 de la mañana el Presidente de Inparques convocó una asamblea con los trabajadores de la sede de Caracas, y allí asumió que producto de la reconversión monetaria estaban alterados todos los sistemas de la administración pública, y por eso era el retraso en el pago del nuevo salario. Con mucho desparpajo se le pidió entendimiento a los trabajadores cuando las decisiones tomadas los afectaban.

En Inparques la asignación de indumentaria es un tema muy sentido. Recordemos que nosotros en todo el país manejamos fauna, mantenimiento de lagunas, parques marino-costeros y montañosos. Entonces, nuestros compañeros de trabajo necesitan un uniforme adecuado que les permita realizar sus laborales con los niveles de protección óptimos. Y las autoridades de Inparques no se lo están asignando. Tenemos compañeros que van a trabajar en cholas porque el salario no les alcanza ni para comprar un par de zapatos, y entonces cuando van a limpiar los baños se quitan las cholas y entran. Nosotros hablamos con ese trabajador y él nos dijo que si no hace su trabajo lo pueden despedir y él necesita su salario. Eso también le pasa a los que trabajan en el mantenimiento de las lagunas, y están expuestos a muchas enfermedades porque esas son aguas estancadas.

En esa asamblea, el Presidente del Instituto dijo que ellos solo podían con el 30% de la entrega de uniformes, porque la administración pública estaba trabajando a futuro para el año próximo. Y que el otro 70% tenía que ser el amor de los trabajadores de Inparques. Porque es verdad que lo que mantiene a Inparques es la mística de sus trabajadores, que caminan largos trayectos a sus puestos de guarda parques y costean parte de lo necesario para sus labores. Pero los trabajadores sabemos que con amor nuestras familias no comen, nosotros necesitamos comprar comida y tener protección social. Esa explicación no causó agrado en los trabajadores de Inparques, porque padecemos condiciones laborales sumamente precarias.

2.- ¿Por qué es necesario rechazar las tablas salariales decididas unilateralmente por el gobierno de Nicolás Maduro?

Con la aplicación de esa tabla salarial a nosotros nos quitaron muchos beneficios laborales. Por ejemplo, mi cargo es técnico superior 1, y yo perdí 4800 soberanos cuando le pasaron una escoba a los derechos adquiridos en la contratación colectiva. El gobierno sostiene que producto de la llamada guerra económica, muchos beneficios laborales ahora quedan inmersos en ese nuevo salario mínimo de 1800 soberanos. Pero eso es una contradicción porque en marzo la Vicepresidencia de la República estableció una tabla referencial para la administración pública, y allí reconocían un conjunto de compensaciones que son parte del salario. Eso nosotros lo luchamos porque en Inparques lo pagaron primero en abril a los jefes, y después por nuestra lucha en junio a todos los trabajadores.

En nuestra tabla salarial, la prima por cada hijo se establecía en un 50% sobre el salario mínimo, la actual tabla establece que son solo 90 soberanos por cada hijo; teníamos una prima de productividad que era del 60% y esa fue eliminada por el gobierno en la nueva tabla salarial; teníamos también una prima de transporte que era del 80% sobre el salario mínimo y esa igualmente fue eliminada por el gobierno en la nueva tabla salarial; y teníamos otra prima llamada de protección del hogar que era del 60% y también fue eliminada por el gobierno en la nueva tabla salarial.

Con respecto a la escala de antigüedad y profesionalización, hemos denunciado que el gobierno nacional está utilizando la referencia del contrato marco acordado con los dos esquiroles sindicales Antonio Suárez y Franklin Rondón. Pero ese contrato marco no refleja los verdaderos intereses de los trabajadores. En el caso de nosotros, en Inparques, teníamos 60 días de vacaciones y ellos establecieron 45 días; nosotros tenemos cuatro meses de aguinaldos y ellos establecieron solo tres meses; la prima de profesionalización nosotros la teníamos a partir del 25% y ellos la establecieron a partir del 12%; y la prima de antigüedad la colocaban desde el 1% hasta el 30%, nosotros comenzábamos en 40% y llegábamos a 60%. Entonces, no solo nos eliminaron beneficios laborales, además, aquellos que nos dejaron fueron reducidos.

Por ejemplo, yo tengo veinte años de servicio en la administración pública y cobraba el 60% de antigüedad, ahora solo cobro 30%. Los nuevos ingresos cobraban el 40% por antigüedad, porque se estipulaba por quinquenios y cada cinco años había un aumento de 40% a 45%, 50%, 55% y se llegaba al 60%. Ahora no, y empiezan con 1% y se va sumando hasta llegar al 30%. Lo que estamos cobrando los trabajadores son 600 o 500 bolívares soberanos semanales y eso no alcanza para nada, por ejemplo, cuatro rollos de papel higiénico casi 400 bolívares soberanos. Por eso el gobierno paga semanal, porque a los trabajadores no les da, y hay un gran descontento. Lo que piensan ahora los trabajadores son en los aguinaldos, y este diciembre será mucho más difícil porque la inflación no se detiene y el gobierno debe cumplir con el artículo 91 de la Constitución, un salario que permita adquirir la canasta básica.

El gobierno decretó un aumento pero nos quitó muchos beneficios laborales que nos han costado años de lucha, como se dice, sangre, sudor y lágrimas. En Inparques todo el tiempo hemos estado protestando en contra de las autoridades del Instituto porque todas han incumplido los derechos contractuales de los trabajadores.

3.- ¿Qué respuesta han ofrecido las autoridades de Inparques ante las denuncias de Sunep-Inparques?

Nosotros tenemos años con el contrato colectivo vencido, y hemos acordado nuestros beneficios laborales a través de actas convenios que se encuentran formalizadas en el Ministerio del Trabajo, porque hacemos protestas y nos llaman para negociar mediante ese mecanismo jurídico. No hay posibilidad de un diálogo permanente con las autoridades actuales de Inparques, porque son muy informales y han tomado decisiones arbitrarias. Pensamos que con el actual director de Recursos Humanos se podía entablar una relación más fluida y se iban a poder resolver problemas, pero hubo amedrentamiento a los compañeros de trabajo de la dirección de la región capital. A esos trabajadores primero les dijeron que iban a eliminar la dirección, después que eran de apoyo y al final le llegó un personal de otro ministerio pidiendo su desalojo. Y cuando nosotros como dirigentes sindicales fuimos a plantear esa situación a las autoridades, ellos nos dijeron que se iban a encargar de ese problema a través del director de Recursos Humanos y su asistente. Pero la manera que se ocuparon fue que el director de Recursos Humanos se presentó con cartas de traslado a los trabajadores de la dirección de Distrito Capital, y les dijo que esa era la única posibilidad de seguir en Inparques. Todos los directores de la Institución se confabularon para fregar la existencia a esos trabajadores, y esa es la clase de autoridades que tenemos en Inparques.

4.- ¿Ante el deterioro del salario y la imposición de la tabla salarial hubo protestas de los trabajadores de Inparques?

Ante esta desmejora producto de la nueva tabla salarial lo primero que hicimos como dirigentes sindicales fue ir al Ministerio del Trabajo, porque en el artículo 499 de la Ley Orgánica del Trabajo se establece como competencia la defensa de los derechos laborales consagrados en la Constitución Nacional, por ejemplo, en su artículo 89 se indica la progresividad y lo irrenunciable de los derechos de los trabajadores, y que nunca ley o convenio puede alterar la intangibilidad y progresividad de los derechos de los trabajadores.

Después que hicimos esto nos comunicamos con nuestros delegados a nivel nacional para que hicieran lo propio en sus respectivos estados, por ejemplo ya se hizo en asambleas de trabajadores Mérida, Yaracuy, Aragua, Lara y lo van a hacer en Falcón, Anzoátegui y Sucre. Porque lo primero que debemos hacer es dejar constancia de las violaciones de los derechos laborales.

Nosotros estamos explicando a los trabajadores la nueva tabla salarial para que tengan claridad sobre las desmejoras, porque muchos trabajadores primero pensaron y tuvieron esperanza en ese aumento del salario mínimo considerable pero el precio de todo siguió aumentando, y además te quitaron los beneficios laborales, que con eso se paliaba algo la situación económica. Pero nosotros conociendo como actúa el gobierno, les dijimos a los trabajadores que se iban a dar cuenta que la tabla salarial nos deja desprotegidos, porque estamos perdiendo las prestaciones sociales, todos esos años de esfuerzo laboral no existen. Por ejemplo, yo que tengo tantos años en la administración pública y tengo solo 30 bolívares soberanos depositados en el fideicomiso. Los compañeros que salieron jubilados en julio cobraron por 25 años de prestaciones sociales 700 mil bolívares fuertes, nada, eso es nada, y por cierto eso no se lo han pagado. Esas son las contradicciones de un gobierno que se dice obrerista y está dejando desamparados a los trabajadores con esa tabla salarial.

5.- ¿Qué piensas de la convocatoria a huelga general y la articulación de la luchas de los diferentes sectores de la clase trabajadora?

Nosotros como dirigentes sindicales creemos que aquí la solución no es andar anunciando huelgas que después no ocurren, aquí se trata es que los trabajadores sean protagonistas. Debemos convencer a los trabajadores de base y construir un músculo laboral, como dirigentes sindicales. El tema de la huelga no une a todos los trabajadores, pero el tema de la tabla salarial y el robo de los beneficios laborales si une a la clase trabajadora y allí debemos apuntalar ahora.

Yo creo que debe haber una coordinadora intergremial de los diversos factores sindicales y de los diferentes sectores laborales del país. Debe estar el sector salud, que se encuentra desarrollando un conflicto laboral desde hace meses y está sufriendo la persecución del Estado. Por ejemplo, el sector público despertó y ya empezó a movilizarse en contra de las desmejoras salariales y un país que prácticamente se encuentra paralizado, lo que necesita es a la gente en la calle demandando sus beneficios laborales.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)