Crudo de Texas baja 6,9% y se sitúa por debajo de 50 dólares el barril

El retroceso se produjo entre expectativas de una caída de la demanda por la ralentización económica mundial. El precio del barril (159 litros) del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) bajó 3,71 dólares tras la apertura de la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) y se negociaba a 49,91 dólares. Así, el crudo de Texas es ya 97,36 dólares más barato que el pasado 11 de julio, cuando alcanzó los 147,27 dólares por barril, su máximo histórico. El Brent no estaba por debajo de los 50 dólares por barril desde mayo de 2005.

El retroceso se produjo entre expectativas de una caída de la demanda por la ralentización económica mundial. El precio del barril (159 litros) del Petróleo Intermedio de Texas (WTI) bajó 3,71 dólares tras la apertura de la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) y se negociaba a 49,91 dólares. Así, el crudo de Texas es ya 97,36 dólares más barato que el pasado 11 de julio, cuando alcanzó los 147,27 dólares por barril, su máximo histórico. El Brent no estaba por debajo de los 50 dólares por barril desde mayo de 2005.

La escasa demanda en los mercados a causa de la ralentización de las principales economías ha provocado en las últimas semanas un lento y constante descenso del precio del crudo, hasta que se ha situado por debajo de la barrera psicológica de los 50 dólares.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ya ha advertido de que la demanda de petróleo crecerá este año a su ritmo más lento de los últimos 23 años, en un momento en que Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y Japón afrontan un proceso de recesión de manera simultánea por primera vez desde el final de la II Guerra Mundial.

El precio del barril de Brent ha caído en torno al 65 por ciento desde el pasado julio, cuando llegó a superar los 146 dólares, en medio de los llamamientos de algunos países de la OPEP, que controlan el 40% del crudo, de recortar la producción.

El ICE siguió el camino marcado en las últimas horas por el New York Mercantil Exchange, donde el precio del petróleo de Texas, de referencia en EEUU, cerró el miércoles con un descenso del 0,7% que lo dejó en 53,62 dólares por barril.

El dato de que las reservas de crudo y gasolina de EEUU, el mayor consumidor de crudo del mundo, aumentaron durante la semana pasada contribuyó a impulsar esta carrera bajista y contagiarla al mercado de Londres.

Esta tendencia a la baja se vio también en el precio del crudo de la OPEP, que sumó el miércoles una nueva caída, al perder 66 centavos y venderse a 45,89 dólares por barril.

El «oro negro» de referencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acumula en lo que va de mes una bajada de 13 dólares (22 por ciento) y desde julio, cuando batió el récord histórico de 140,73 dólares, ha caído un 67 por ciento.

Efe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *