¿Cual debería ser la posición de la Intersectorial de Trabajadores frente a la crisis?

0

Por Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

La situación de las trabajadoras y trabajadores es cada día más trágica. La crisis económica y social se agudiza. El comienzo del 2019 se ha caracterizado por una aceleración tremenda de la inflación. Los salarios están completamente destruidos. No se avizora un cambio en la vida cotidiana de millones de trabajadores, trabajadoras y sus familias. No hay medicinas, ni alimentos. Los apagones son continuos en casi todo el país, la falta de agua es constante, y los trabajadores y trabajadoras tienen que hacer milagros para trasladarse a sus trabajos, debido al alto costo de los pasajes y a la falta de unidades.

A esto se agrega la crisis política que se ha agudizado desde el pasado 10 de enero con la proclamación de Maduro como presidente por otros 6 años, y la injerencia directa y abusiva del imperialismo a través de la autoproclamación de Juan Guaidó como “presidente interino”.

Lo que está en marcha desde la Asamblea Nacional es un operativo con intenciones golpistas, que persigue dividir a las Fuerzas Armadas para que estas se pronuncien, todo como parte de una política intervencionista auspiciada desde los Estados Unidos, con el respaldo de varios gobiernos patronales de la región, que aplican salvajes programas de ajuste contra los trabajadores, como los casos de Macri, Duque, Piñera y Bolsonaro.

La realidad es que ya la situación es inaguantable. El pueblo trabajador quiere que se vaya el gobierno hambreador y represivo de Maduro. Entendemos las expectativas que sectores del pueblo han tenido en Guaidó y la Asamblea Nacional, en su deseo de que termine esta pesadilla y este gobierno hambreador salga, pero debemos decir que ni la injerencia de Trump, ni Guaidó, ni un golpe militar son salida a favor de las trabajadoras y trabajadores.

Esto queda evidenciado en el llamado “Plan País”, que es más de lo mismo. Más endeudamiento, seguir pagando la deuda externa, privatización de empresas públicas y de Pdvsa, reforma del Estado que involucraría despidos masivos en las empresas estatales. Es decir, una profundización y continuación del paquetazo de ajuste que ya aplica el gobierno de Maduro. Pero esto además, se haría en el marco de la impunidad para los represores, corruptos, funcionarios, militares y empresarios, ligados al gobierno, que refrendaría la ley de Amnistía aprobada en la AN.

El mismo Guaidó ha dicho a los chinos “queremos seguir trabajando estrechamente con China. Estamos listos para comenzar una relación constructiva y un diálogo con China lo antes posible”. Y agregó que “se respetarán todos los acuerdos firmados conforme a la ley”. Solo les interesa continuar los negocios y pagar la deuda.

En todo esto a los trabajadores y trabajadoras no se nos ha consultado nada. La realidad es que más allá de las expectativas, las trabajadoras y trabajadores, junto a nuestras familias, debemos seguir pagando los platos rotos de la terrible crisis que vive el país.

¿Cuál debe ser la posición de la ITV en la coyuntura política actual?

La Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma considera que en el marco de esta disputa entre el gobierno de Maduro y los militares, por un lado, y Guaidó, la AN y los partidos patronales que la integran, por otro, las trabajadoras y trabajadores, debemos levantar una alternativa independiente, autónoma del autoproclamado presidente Guaidó. Es posible presentar al país y al conjunto del pueblo un camino distinto, que ponga en el centro las exigencias genuinas de todo el pueblo trabajador.

La Intersectorial debería encabezar esta movilización independiente. Ni Maduro, ni Guaidó, ni mucho menos el imperialismo, pueden resolver los graves problemas que hoy viven los trabajadores venezolanos y sus familias. Ambos son polos patronales, que defienden intereses empresariales, muy distantes de las necesidades y principales reivindicaciones de los trabajadores y el conjutno del pueblo oprimido. Guaidó no ha dicho ni una palabra del salario. Nada sobre las tablas salariales o los contratos colectivos. Por el contrario, en el Plan País se ratifica el curso ajustador y patronal que tendría un eventual gobierno de transición.

Por una alternativa política y sindical independiente

En el 2018 la ITV se constituyó en una gran conquista de las trabajadoras y trabajadores. Tuvo un papel estelar en la unificación de las luchas, tanto en la capital como a nivel nacional, movilizando unitariamente para enfrentar la arremetida del gobierno y en defensa de los contratos colectivos y el salario. Jugó un rol muy progresivo exigiendo la libertad de Rubén González y Rodney Alvarez, y los demás dirigentes sindicales de Guayana detenidos, así como en la defensa de Deillily Rodríguez, dirigente sindical despedida del Metro de Caracas, y otros trabajadores despedidos por luchar.

Por ello, consideramos que la ITV debe seguir manteniendo su independencia, continuar apoyando las luchas concretas que los trabajadores están dando, como el caso del conflicto de los docentes, y luchar por la defensa de las libertades democráticas; por el derecho a la protesta y a la huelga; contra los despidos por protestar o disentir del gobierno; por la libertad plena de los dirigentes políticos, sociales y sindicales detenidos y por la derogación de las medidas cautelares contra trabajadores, sindicalistas, dirigentes sociales y políticos. Pero además la ITV, debe colocarse a la cabeza de la conformación de una alternativa política y sindical que luche contra el gobierno hambreador de Maduro, y repudie la injerencia imperialista, cuyo interlocutor en el país es Guaidó y la AN.

Por un Plan Económico Obrero y Popular

Consideramos que los trabajadores y trabajadoras debemos intervenir en la crisis que vive el país con nuestros propios métodos de lucha: los paros, movilizaciones, tomas de empresas y la huelga; de manera independiente de la AN y Juan Guaidó. Por ello debemos comenzar a preparar una huelga general; haciendo asambleas en fábricas y oficinas, volanteos en los portones; debatiendo con los trabajadores y organizándola desde abajo, democráticamente.

En tal sentido planteamos que debe dar la pelea por un Plan Económico Obrero y Popular alternativo, el cual debe partir de exigir un salario igual a la canasta básica, indexado mensualmente; un plan de emergencia para la importación masiva de alimentos y medicinas; por el no pago de la deuda externa; por lograr que la industria petrolera sea 100% estatal, sin empresas mixtas ni transnacionales; por la confiscación y repatriación de los bienes de los corruptos; por la recuperación de Pdvsa y las empresas básicas y una reforma agraria que otorgue tierras a los campesinos pobres.

 

!Fuera Maduro con la movilización del pueblo trabajador!
!Ni Guaidó ni militares son la solución!
!No a la injerencia imperialista!
!Por un Plan Económico Obrero y Popular alternativo!
!Organicemos la huelga general!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *