EE.UU. sanciona a Pdvsa por nexos con Irán

Estados Unidos impuso el martes sanciones a siete empresas extranjeras, entre ellas la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y una firma naviera israelí, por hacer negocios con Irán que según Washington han contribuido al desarrollo del polémico programa nuclear iraní.

Estados Unidos impuso el martes sanciones a siete empresas extranjeras, entre ellas la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y una firma naviera israelí, por hacer negocios con Irán que según Washington han contribuido al desarrollo del polémico programa nuclear iraní.

“Afrontarán graves consecuencias las partes que persistan en la irresponsabilidad de apoyar al sector energético de Irán y que contribuyan a las acciones de ese país para evadir las sanciones de Estados Unidos”, dijo el subsecretario de Estado, James Steinberg, quien anunció las medidas.

El gobierno de Venezuela no reaccionó de inmediato al anuncio de las sanciones, pero un legislador venezolano censuró la medida y afirmó que no hay mayor ridiculez que involucrar a Venezuela en un programa nuclear.

Al mismo tiempo, el gobierno del presidente Barack Obama impuso sanciones separadas a más de 15 particulares y compañías en China, Irán, Corea del Norte, Siria y otros países por su implicación en el comercio ilícito de tecnología para misiles y armas de destrucción masiva.

Además de PDVSA, las compañías sancionadas incluyen a la naviera Tanker Pacific, de Singapur; Ofer Brothers Group, de Israel; Associated Shipbroking, de Mónaco; Petrochemical Commercial Company International, de Jersey e Irán; el grupo Royal Oyster de Emiratos Arabes Unidos, y Speedy Ship, de Emiratos Arabes Unidos e Irán.

Medidas contra empresas que han exportado o transportado productos de petróleo a Irán

El Departamento de Estado anunció las sanciones como parte de la ampliación del alcance de las medidas contra firmas que han exportado o transportado a Irán productos refinados de petróleo, como la gasolina.

El anuncio ocurrió un día después de que Obama promulgara una orden ejecutiva que amplía las facultades a los departamentos del Tesoro y de Estado para que actúen sobre compañías vinculadas al sector energético de Irán.

Estados Unidos pretende con esta decisión apremiar con más fuerza a Irán a fin de que atienda las exigencias de la comunidad internacional y muestre que su programa nuclear está orientado a fines pacíficos.

Las sanciones son las primeras adoptadas específicamente contra las exportaciones de productos petroleros a Irán desde la promulgación por parte de Barack Obama de la ley que prevé las medidas de este tipo y que aprobó el congreso el año pasado.

Otras nueve compañías fueron sancionadas conforme a disposiciones más amplias de la normativa.

El caso PDVSA

Steinberg agregó que las sanciones fueron impuestas, “según lo acordado, para (impedir) la proliferación de actividades de apoyo a las ADM (armas de destrucción masiva) y los programas de misiles en Irán, Corea del Norte y Siria”.

“En el caso de PDVSA, las sanciones eliminan cualquier acceso a contratos con el gobierno estadounidense, financiamiento para exportaciones o importaciones a Estados Unidos y licencias para el control de tecnologías” petroleras, detalló Steinberg.
Petróleos de Venezuela, por ejemplo, quedará excluida de todos los contratos del gobierno de Estados Unidos, del financiamiento federal para las importaciones y exportaciones, y le serán negadas licencias

“Estas sanciones no impedirán la venta de petróleo de PDVSA a Estados Unidos u a otros mercados y las sanciones no afectan a filiales”, añadió.

En rueda de prensa telefónica, altas fuentes del gobierno estadounidense precisaron luego a periodistas que PDVSA había pedido en el pasado acceso a licencias y financiamiento para exportaciones e importaciones, aunque no detallaron montos del impacto financiero que supondrían esas medidas.

Diversos funcionarios estadounidenses aseguran que Irán destina los ingresos de sus sector energético a la financiación de su programa nuclear.

PDVSA ha entregado al menos dos cargamentos de productos refinados de petróleo por 50 millones de dólares a Irán en un periodo que va de diciembre de 2010 a marzo, según el Departamento de Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *