Publicado el: dom, Ene 20th, 2019

El presidente Nicolás Maduro y su política

Por Dalí Armando Álvarez

Martes, 15 de enero de 2019. Ya entramos al año 2019 y en Venezuela se agudiza la crisis capitalista provocada por las nefastas políticas de Hugo Chávez y Nicolás Maduro; políticas de entrega de nuestros recursos a las transnacionales, división de la clase trabajadora y su posterior dominio, apoyo total a la élite económica tradicional y la creación de nuevos burgueses (boligurguesia). Pero todo esto tapado con un discurso retórico demagogo y aplicando un método con tendencia socialdemócrata en un primer momento y que luego se convirtió en un gobierno stanlinista, bonapartista y burgués.

Es increíble ver como el estado ha respondido de manera totalitaria antes el movimiento obrero, comunal y oposición en general. Un claro ejemplo de ello es la desaparición de Alcedo Mora y Sabino Romero, la extraña muerte en la sede del SEBIN del concejal del partido de derecha Primero Justicia Fernando Albán, las detenciones y encarcelamientos de los líderes sindicales de las industrias básicas Rodeny Álvarez y Rubén González son una pequeña muestra de lo que ha hecho el gobierno contra la disidencia. El gobierno por medio de sus aparatos represivos golpea al pueblo con mayor fuerza cada vez.

La cantidad de venezolanos que se ha ido del país es busca de mejores condiciones de vida, se incrementa cada días más; las fábricas, universidades, escuelas, liceos están quedando poco a poco vacías, esto ha generado fuga de cerebro, debilidad en el movimiento obrero y un clima de decepción en la población. Pero a estas personas, tanto los fanáticos apologistas del gobierno rojo rojito como el propio gobierno los catalogan de traidores, a pesar del circo montado por el gobierno llamado “PLAN VUELVE A LA PATRIA” que lo hace como parte de su propagada y lavarse la cara internacionalmente.

El gobierno acusa de apátrida a todo aquel que lo contradiga, pero ¿Quién es más apátrida? ¿El que entrega el arco minero a las transnacionales o el que dice Maduro dictador?, y no tan solo es el arco minero, es también el arco carbonífero en el estado Zulia, el cerro la Vieja en Sarare (estado Lara), es la faja petrolera del Orinoco, es el no tener una política de estado por recuperar nuestro Esequibo.

Pero esta situación, no la ven los chavistas fanáticos por falta de formación y porque tienen una escuela de adoctrinamiento por medio de los canales del estado venezolano que se prestan a la fanfarria mediática del PSUV, apologista y manipuladora al servicio del gobierno con programas mediocres, basuras y dirigidos por palagristas como la Hojilla y zuda conducta.

El gobierno nacional con su autodenominada revolución bolivariana ha intentado por todos los medios de justificar su ineficiencia alegando una presunta guerra económica que tienen los empresarios contra el pueblo. Si bien es cierto que el empresariado venezolano ha sido históricamente apátrida y que el alza de precios en Venezuela se debe en parte a la especulación de dichos empresarios, el gobierno es su mayor aliado para que sigan especulando. ¿Por qué? producto de la crisis internacional Venezuela ha dejado de recibir la cantidad de dinero que hace unos 5 o más años percibía, por lo tanto no hay lo suficiente para financiar a la burguesía como lo hacía Chávez, aunque Maduro continúa el legado de Chávez y financia a dicha élite económica, lo hace proporcionándole menos recursos. Es por ello que aunque el empresariado gana y gana cada vez más, ese faltante que le ha dejado de dar el gobierno se lo cobra al bolsillo del pueblo.

Por otra parte la producción nacional cada vez está en perores condiciones, tanto el estado como el sector privado se ha visto en la necesidad de importar cada vez más cuanto producto consumimos los venezolanos; y allí esta otro factor que debilita nuestra economía ya que la sobrefacturación en dichas importaciones, las mojadas de manos a los verdes y demás funcionarios corruptos, los termina de pagar el consumidor final. Por otra parte la deuda externa de Venezuela es una soga que cada día ahorca con mayor presión a la patria, pero el gobierno si honra puntualmente ese compromiso que solo beneficia al imperialismo y sus colaterales. ¡NO AL PAGO DE LA DEUDA EXTERNA!

El gobierno en toda su estructura es tan ineficiente, tan mediocre que no ha podido resolver problemas tan básicos como la distribución de gas doméstico, el agua, el asfaldo de calles, alumbrado público, seguridad ciudadana, dotación de hospitales y ambulatorios, seguridad y soberanía alimentaria, un servicio bancario eficiente, el transporte público, entre otros problemas de orden interno. La excusa es: el saboteo, la quinta columna y el imperialismo. El gobierno a través del PSUV y sus partidos satélites tiene en su poder la mayoría absoluta de las gobernaciones, alcaldías, consejos legislativos y municipales, los entes públicos, entre otros. ¿Hay excusas valederas?

En el caso de los alimentos, el gobierno atacó al pueblo con un instrumento de dominación y control social como lo es el CLAP; con el discurso de que esa política es para resguardar al pueblo de la guerra económica, logró la manera perfecta y maquiavélica deimponerle, cuando, cómo y cuánto va a comer el pueblo venezolano. Además de ser otro elemento de corrupción, la mayoría de los productos no pasan el control de calidad. Por cierto desde que se inició el CLAP en abril de 2016 el gobierno ha dado la orden de distribuirlo cada 15 días y hasta los momentos eso nunca se ha cumplido.

Este mes de enero comenzó con las calles encendidas por una multiplicidad de factores, luchas que con diferentes métodos, el objetivo es el mismo: “FUERA EL GOBIERNO DE NICOLAS MADURO MOROS.” El día 7 de enero Las calles de Barquisimeto se colmaron de profesores en protestas para que se cumpla el contrato colectivo, por un sueldo igual a la canasta básica, por un cambio de gobierno. El magisterio del estado Lara está en pie de lucha y a pesar de los acosos laborales ya se perdió el miedo.

El día 14 de enero el populista, demagogo y proimperialista presidente Maduro realizó una serie de anuncios en materia económica y social en las cuales destaca el incremento del salario mínimo de Bs.S 4.500 a BsS 18.000; ya veremos a los empresarios usuremos incrementar el precio de su mercancía en una proporción de 10 veces mayor que el aumento salarial, y esto con la complicidad del gobierno. Por otra parte el incremento del encaje legal, es evidencia de la falta de liquidez y de permitirle a la banca incrementar los intereses en la tasa activa como mecanismo de aumentar sus ganancias. En relación a las inversiones que se hará en la agricultura, transporte y embelleciendo de algunas ciudades, esperamos que no sea una nueva fantasía llena de corruptela.

En mi condición de profesor universitario, luchador gremial, defensor de patrimonio, de formación marxista leninista, antimperialista y total opositor a este gobierno, debo dejar en claro que por ser opositor no me hace ser de derecha o tarifado de la CIA y mucho menos traidor a la patria, la crisis nacional se superará únicamente con las movilizaciones de la clase trabajadora y las comunidades en general. No apoyo para nada los métodos burocráticos de derecha aplicados por la oligarquía y sus partidos representados en la Asamblea Nacional, que aparte de fracasar, engañan e ilusiona a una parte del pueblo, que por falta de formación aún confía en los discursos y acciones de María Corina Machado y/o Juan Guaidó por citar un par de casos. Me guste o no, el presidente de Venezuela es el ciudadano Nicolás Maduro y el hecho de que exprese esto, no quiere decir que lo apoye.

Por otra parte repudio totalmente las injerencias imperialistas organizadas por medio del afamado grupo de Lima, la ONU, el parlamento europeo, el departamento de estado y demás entes imperiales. La campaña mediática internacional contra Venezuela es feroz, pero eso no exime de culpa al gobierno de Maduro es sus pésimas políticas de estado y de gobierno.

Ahora bien, toda esta situación que está pasando en nuestro país esconde detrás una negociación entre los factores de poder político donde cada uno de esos polos está dividido y están en una guerra a muerte por logar un acuerdo y hacerse del poder; donde el pueblo sería quien se llevará la peor parte. Es por eso que no queremos nada con la derecha tradicional ni con la derecha que gobierna.

dali_upel_ipb@yahoo.es

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)