Publicado el: jue, Ene 25th, 2018

El PSL repudia masacre de Oscar Pérez y su grupo

 

Por: Partido Socialismo y Libertad

El pasado lunes en El Junquito, el gobierno de Nicolás Maduro puso claramente en evidencia su talante represivo.

Aquel día se llevó a cabo un operativo contra el grupo de disidentes liderados por el ex-agente del Cicpc Oscar Pérez, cuyo nombre en hebreo (Gedeon) no puede menos que hacer recordar las atrocidades del ejército sionista israelí contra los palestinos.

El Partido Socialismo y Libertad (PSL), no tiene nada que ver con Oscar Pérez. Rechazamos su política y sus métodos completamente aislados del pueblo y los trabajadores. No creemos en Mesías, “héroes”, ni caudillos preclaros. No obstante, repudiamos categóricamente el asesinato a mansalva de Pérez y su grupo.

Todo el procedimiento estuvo viciado y se hizo evidente que la orden era matarlos. No hubo voluntad de negociar, de evitar la matanza que se produjo. La utilización de armamento antitanque evidencia las intenciones de asesinar que tenían los efectivos que participaron en el procedimiento. Participaron incluso miembros del colectivo Tres Raíces del 23 de Enero (Caracas), lo que pone en el tapete la actuación conjunta de estas bandas armadas pro-gubernamentales y los organismos de seguridad del Estado.

Las imágenes difundidas por el propio Pérez durante todo el proceso, primero de negociación con la GNB, y luego del ataque contra la casa donde se refugiaba junto a sus aliados, hicieron pública la barbaridad represiva y violenta ejecutada por las fuerzas de seguridad del gobierno. Hasta un misil lanzaron a la casa donde se encontraba el grupo.

Todo lo que el gobierno y sus aparatos de propaganda puedan decir se derrumba ante la evidencia fílmica. En la actualidad, gracias a los teléfonos celulares inteligentes, prácticamente nada queda oculto.

Por otra parte, todo concluyó de manera aberrante con el retraso de la entrega de los cadáveres y el entierro arbitrario de Oscar Pérez, a espaldas de la familia y en horas de la madrugada.

No obstante, quedó evidenciado en las actas de defunción del forense que la causa de muerte de todos los fallecidos, fueron tiros en la cabeza. Es decir, que probablemente fueron rematados estando ya heridos de gravedad.

Lo que el gobierno ejecutó ese día es continuación de los operativos de la llamada OLHP, la cual ya ha ocasionado varias masacres y ejecuciones extrajudiciales, como las de Barlovento, Cariaco, El Valle, Cota 905, entre otras. Operativos similares a los aplicados en el pasado puntofijista, como el tristemente célebre Plan Unión.

Ese rostro represivo del gobierno se manifestó durante las protestas del año pasado, con un saldo de más de 140 muertos, en su mayoría responsabilidad de la GNB y la PNB.

Algunos sectores ligados a la MUD ahora quieren hacer ver que el pasado puntofijista, o incluso, la dictadura perezjimenista, eran más benévolos. Ya que supuestamente, aunque había asesinatos, “por los menos entregaban los cadáveres”. Lo cual es una verdadera barbaridad, y además es falso. Aún hay cientos de activistas de izquierda, campesinos, estudiantes y sindicalistas desaparecidos. Muchos de ellos fueron lanzados al mar desde helicópteros. Otros miles asesinados en el Caracazo nunca fueron encontrados. Y no podemos olvidar las masacres de El Amparo, Yumare, Cantaura y otras.

El gobierno de Maduro no hace más que continuar los métodos que aprendidos por los oficiales de las Fuerzas Armadas en la Escuela de las Américas del ejército norteamericano. Aplicados en el pasado puntofijista y reeditados en el presente.

Llamamos a los familiares de las personas asesinadas en el Operativo Gedeon a organizarse para exigir una comisión independiente junto a organizaciones de derechos humanos, y luchar por el esclarecimiento de los hechos y el castigo a los responsables intelectuales y materiales de la masacre.

Caracas, 25 de enero de 2018

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)