Elecciones municipales en España: Duro golpe al bipartidismo

0

ada-colau-manuela-carmena-324x200

Por: Oscar Vilades (El Socialista)

Manuela Carmena de Madrid Ahora y Ada Colau, de Barcelona en Común, ganadoras contra los viejos partidos

Las elecciones del 24 de mayo fueron una nueva derrota tanto para el gobierno de Mariano Rajoy y el Partido Popular (PP), como para el PSOE. Los dos viejos partidos patronales perdieron 3.300.000 votos. Lo más contundente ha sido el triunfo de nuevas alternativas políticas, que tuvieron el apoyo de Podemos, en Madrid, Barcelona y Valencia. Los trabajadores, la juventud y los sectores populares rompen con los viejos partidos del régimen y buscan nuevas propuestas hacia la izquierda.

Estas elecciones municipales siguen marcadas por la crisis política y social que se vive en el Estado Español. El gobierno del PP lleva años ajustando al pueblo trabajador, con recortes salvajes al salario, a la salud y a la educación. Con miles de desalojos, despidos y privatizaciones. Antes lo había hecho el PSOE de Zapatero. Al momento de las elecciones, por ejemplo, estaban en huelga los trabajadores de Movistar y las demás empresas contratadas de Telefónica.

Eso explica el castigo en las urnas al partido del gobierno (se calcula que PP perdió unos 2,5 millones de votos) y al PSOE (pierde casi 800 mil votos). Esto no es nuevo, sino que ya se trata de una tendencia de tiempo atrás que muestra la profundidad de la crisis del régimen político español, cuyos pilares son ambos partidos. El ascenso electoral de Podemos y formaciones afines y de Ciudadanos, es la expresión clara de esa crisis.

Millones de descontentos, de “indignados”, buscan con su voto nuevas alternativas políticas. Y lo hacen mayoritariamente hacia la izquierda o una nueva centroizquierda como son Podemos y alianzas que triunfaron en Madrid, Barcelona y Valencia. Una parte del voto que pierde el PP va hacia la nueva formación Ciudadanos, que se convierte en un recambio populista de derecha. Muchos de sus dirigentes son ex PP. Muchos le dicen el “Podemos” de derecha.

En la capital española triunfa la alianza Madrid Ahora, encabezada por Manuela Carmena, una ex miembro del PC, de trayectoria como abogada laboralista y ex jueza. En Barcelona la triunfadora es Ada Colau, que se destacó durante años como dirigente contra los deshaucios (desalojos), quien con la coalición Barcelona en Común, de la cual participa Podemos y otras fuerzas, derrotó largamente al actual alcalde, un histórico dirigente patronal independentista. En Valencia cayó la alcaldesa Rita Barbera (PP) que llevaba 24 años en el gobierno municipal. La derrotó otra mujer: Mónica Oltra, dirigente de Compromis, surgida de los “indignados” locales.

El que más sale fortalecido es Podemos que integró o apoyó las alianzas triunfantes. Encabezado por Pablo Iglesias, su figura más destacada, es visto como una alternativa de izquierda y de cambio. Podemos es un nuevo fenómeno político con puntos de contacto con el caso de Syriza, que llegó al gobierno en medio de un giro a izquierda electoral de las masas griegas ante la debacle política y social de Grecia. Pero también tiene elementos en cuanto a licuar sus programas. Como señala Lucha Internacionalista (sección de la UIT-CI): “El principal problema de Podemos es […] que su estrategia está al servicio únicamente de ganar votos y por lo tanto se lo juega todo al electoralismo hasta disolver su programa y su propia identidad. Llega a desmentir ser un partido de izquierdas, cuando no se pronuncia sobre la monarquía o la OTAN y olvida los problemas económicos más importantes de los trabajadores…” (LI 137, mayo 2015, pág. 7). “Para ser una alternativa de los de abajo es preciso dar respuesta al jornalero en paro (desocupado), hablar de reforma agraria, cuestionar a los grandes latifundistas, no pagar la deuda” (idem, Editorial).

La participación de Lucha Internacionalista “en las elecciones y en candidaturas ha venido marcada por un compromiso con la lucha y el objetivo de aprovechar las elecciones para seguir construyendo alternativas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *