Publicado el: Dom, Abr 22nd, 2018

Es urgente hermanar las luchas de los trabajadores contra el gobierno y los patronos

Por: Fran Luna* 

Ante la ofensiva criminal del gobierno y los patronos privados contra nuestros salarios y derechos laborales, vemos que a diario se presentan en todas las fábricas, las empresas y cualquier sitio donde laboran trabajadores numerosas luchas. Piquetes, huelgas, marchas, concentraciones, cortes de rutas, de muchas maneras la clase trabajadora demuestra su descontento con el brutal ajuste del gobierno y la superexplotación que nos ha impuesto de la mano de las transnacionales y empresarios nacionales. Ganas de luchar no ha faltado entre los trabajadores, por más que algunos tengan temor a la represión cívico-militar, y no es para menos con el prontuario represivo de este gobierno. Pero realmente lo que más ha faltado es unidad y coordinación para convertir esas luchas valientes pero que por estar aisladas han sido derrotadas, en grandes luchas unitarias y triunfantes.

Para nadie es un secreto que tenemos un gobierno que dice ser obrerista, y que hasta el propio presidente se autodenomina “obrero” porque hace treinta años trabajó en el Metro de Caracas, pero que en los hechos es el mayor enemigo de los trabajadores, con sus políticas hambreadoras. Por otra parte tenemos a una oposición pro patronal, agrupada en la MUD y el Frente Amplio, que se ha dedicado a buscar diálogos con el gobierno y a frenar las luchas. Tristemente la mayoría de los dirigentes sindicales se han alineado con sus verdugos, al disciplinarse políticamente a esos dos bloques. Es necesario fortalecer una alternativa política que se rija por la más irrestricta independencia política, independencia de clase.

Con gobiernos como los de Lula, Chavez, Maduro o Daniel Ortega, que ajustan y reprimen a los trabajadores, no vamos a avanzar en la conquista de nuestros derechos ni en la construcción de una alternativa por un cambio verdaderamente revolucionario. Cara vez más trabajadores entienden eso y desde hace varios años que es mayoritario el sentimiento de rechazo al gobierno entre la clase. Pero aún quedan restos de sectarismo entre quienes habiendo roto con el chavismo se niegan a impulsar la unidad más allá de los debates que seguimos teniendo, en las huelgas y protestas que realizan los trabajadores.

Nuestra unidad nos fortalecerá a todos y desconcertará al gobierno que está acostumbrado a vernos aislados, es hora de darles una lección. Por eso llamamos a la construcción de una Coordinación Nacional de Luchas Obreras para articular nuestras movilizaciones y pelear por un salario igual a la canasta básica, por la discusión de los contratos colectivos vencidos, por presupuesto justo para salud y educación, por seguridad industrial y contra los despidos. El gobierno dirá que no hay plata por culpa de una supuesta guerra económica, pero sí hay plata para todo eso y más si conquistamos una industria petrolera 100% estatal, sin transnacionales, si dejamos de pagar la deuda externa y que el capital saqueado por banqueros, empresarios y burócratas corruptos sea repatriado. En este sentido también estaremos realizando como Oposición de Izquierda en Lucha un acto el 27 de abril en la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros, reivindicando el carácter independiente y combativo que históricamente ha tenido el primero de mayo, será una oportunidad importante para avanzar en la discusión sobre la necesidad de superar el vacío de dirección revolucionaria que tiene el movimiento obrero.

Más allá de las diferencias que pueda haber sobre este programa que nosotros proponemos, podemos debatir democráticamente al mismo tiempo que damos la pelea por nuestros derechos de manera unificada. Los petroleros, eléctricos, los trabajadores de todas las Empresas Básicas de Guayana, de Hidrocapital, de la Salud, de Educación, los trabajadores despedidos de Carabobo del sector privado, todos debemos unificar las luchas.

Recientemente en la protesta nacional de los trabajadores de la salud, la concentración frente al hospital JM de los Ríos coincidió con la protesta de los trabajadores eléctricos en la ciudad de Caracas. Ambas protestas se realizaron a una cuadra de distancia. La clase trabajadora es una sola en su lucha contra el gobierno superexplotador que nos mata de hambre, nos niega el derecho a discutir contratos colectivos, recorta la dotación de los hospitales y la inversión en el sistema nacional eléctrico, llevándonos al desastre mientras sigue llenando los bolsillos de unos pocos empresarios y burócratas, además de pagar miles de millones de deuda externa que tanta falta hace invertir en nuestro país para salir de la crisis. E incluso se nos asesina a los trabajadores, como en el caso reciente del trabajador ahogado dentro de una tubería debido a que su superiores de Hidrocapital abrieron la válvula sin que se hubiera retirado antes, en una violación de los protocolos de seguridad. O se nos encarcela arbitrariamente como en el caso del compañero preso político obrero de Ferrominera del Orinoco, Rodney Álvarez, preso desde hace siete años sin juicio producto de un montaje del gobierno. Articulemos las luchas ya, para mañana es tarde.

(*) Dirigente del PSL y C-cura

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)