Este sábado 17 de marzo los trabajadores tomaremos Caracas en defensa de las empresas básicas de Guayana

Concentrándonos en La Plaza Morelos, trabajadores de todas partes del país y de distintos sectores marcharemos por toda la Av. México rumbo a la Asamblea Nacional, exigiendo al gobierno nacional que responda por los recursos tantas veces prometidos y nunca ejecutados en inversiones para rescatar el parque industrial de Guayana.

Concentrándonos en La Plaza Morelos, trabajadores de todas partes del país y de distintos sectores marcharemos por toda la Av. México rumbo a la Asamblea Nacional, exigiendo al gobierno nacional que responda por los recursos tantas veces prometidos y nunca ejecutados en inversiones para rescatar el parque industrial de Guayana.

El estado deplorable en el que se encuentran las empresas del aluminio, Alcasa y Venalum, así como Sidor, ha llevado a que sus rendimientos y producción estén en niveles nada representativos de su verdadera capacidad. Las otrora empresas ejemplo de la región y el país eran un orgullo no sólo por los altos volúmenes de producción, rendimiento y calidad en el trabajo, sino por ser empresas con un alto volúmen de mano de obra especializada. Las empresas de Guayana fueron consideradas escuelas formadoras de un alto nivel técnico y con mística de trabajo. La carta que representaba como referencia para un trabajador o técnico, provenir de alguna de estas empresas, eran una credencial insuperable en cualquier parte del país.

Hoy en día trabajar en estas empresas básicas, significa hacerlo por un salario deteriorado, contratos que no se firman y si se firman no se cumplen, además de someterse al riesgo constante, tanto de la salud como de la vida por el desastre en que se encuentran las condiciones de seguridad industrial por obra de las gerencias de la CVG y el MIBAN, por la desinversión en equipos y la indolencia oficial. Las mafias y la corrupción campean, dirigiendo negocios turbios, desmantelando las empresas y desviando los productos de nuestro trabajo para enriquecer a los personeros del alto gobierno y las mafias sindicales ligadas al PSUV. El falso «control obrero», es una herramienta de coerción al servicio de la explotación de los trabajadores, sumándose a otros mecanismos de persecución y hostigamiento laboral como las bandas armadas rojas-rojitas, muy parecidas a los cabilleros adecos de antes.

El rescate de estas empresas es tarea de los trabajadores que día a día laboramos y bregamos por la transformación y recuperación de nuestras empresas. No de las mafias ni de los burócratas del gobierno. Por eso vamos a Caracas, a exigir, a demandar, los recursos para el rescate de las empresas de Guayana. Porque no sólo a los trabajadores guayaneses les duelen las empresas básicas. Todos los trabajadores debemos defender ese patrimonio del país, nuestra unidad es una gran divisa.

Por eso convocamos a todos los trabajadores del país a que nos acompañen en esta lucha, vengan con sus propias demandas y exigencias, vengan que esta lucha es de todos los trabajadores del país, por la real defensa del trabajo estable, de un salario que se corresponda con el altísimo costo de la vida, por la defensa del derecho a negociar contratos colectivos, por el rescate de nuestras empresas.

La Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma, hace suyas estas banderas, asume estas consignas y hermanamos esfuerzos con los trabajadores de Guayana y de otras partes del país en defensa de las empresas básicas. Por eso nos congregaremos el sábado 17 de marzo, a las 9 de la mañana, en la Plaza Morelos de Caracas.

En defensa de las empresas básicas de Guayana

Por aumento general de sueldos y salarios

Por el cese de las persecuciones laborales y que se eliminen las medidas cautelares

Por el cumplimiento de las órdenes de reenganche y el pago de los salarios caídos

Que se reanuden las discusiones de los contratos colectivos vencidos

Que se convoque una constituyente democrática de trabajadores, para impulsar la refundación del movimiento sindical y la elaboración y discusión de la LOT desde las bases obreras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *