Evo Morales en discurso urgente a la nación anuncia que se paralizan temporalmente las obras del TIPNIS

El presidente Evo Morales anunció hoy que la construcción del segundo tramo de la carretera entre Villa Tunari- San Ignacio de Moxos por el Territorio del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se suspende hasta que se realice un debate nacional y, sobre todo, entre Cochabamba y Beni. Tras sucesos de represión del Estado contra las comunidades indígenas. Tras sucesos de retención al canciller. Tras la renuncia de la Ministra de Defensa en protesta por la carga policial. Finalmente Evo anuncia diálogo, y paraliza las obras, a la espera de un referéndum para decidir sobre el TIPNIS.

El presidente Evo Morales anunció hoy que la construcción del segundo tramo de la carretera entre Villa Tunari- San Ignacio de Moxos por el Territorio del Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se suspende hasta que se realice un debate nacional y, sobre todo, entre Cochabamba y Beni. Tras sucesos de represión del Estado contra las comunidades indígenas. Tras sucesos de retención al canciller. Tras la renuncia de la Ministra de Defensa en protesta por la carga policial. Finalmente Evo anuncia diálogo, y paraliza las obras, a la espera de un referéndum para decidir sobre el TIPNIS.

«Quiero salvar una responsabilidad ante la historia, ante el pueblo boliviano y ante los dos departamentos (Cochabamba y Beni). Que haya un debate nacional, un debate del pueblo boliviano para que ellos decidan y especialmente los dos departamentos beneficiarios o involucrados».

«Mientras (se realice) este debate nacional y para que los departamentos decidan, queda suspendido el proyecto de carretera del territorio indígena del Parque Isiboro Sécure y que sea el pueblo que decida, especialmente los dos departamentos», dijo.

El presidente se lavó las manos ante la violencia ocurrida este domingo en el ataque policial contra los indígenas que marchaban en defensa del TIPNIS en la localidad de San Miguel de Chaparina y aseguró que no ordenó la represión.

Pero en cierta forma justificó el ataque policial al pregutarse qué habría ocurrido en caso de que los marchistas continuaban su paso y se encontraban con los colonos masistas de Yucumo que bloqueaban la vía.

«Repudiamos los excesos a la marcha. No compartimos una violencia un exceso un abuso hacia los hermanos indígenas que estaban en la marcha».

Anunció una investigación profunda para «dar con todos los agresores». «No olvidemos nuestro canciller ha sido agredido (el sábado fue obligado a marchar por indígenas) y hubo policías heridos, pero lo del día de ayer es imperdonable».

Morales dijo que su Gobierno lo que está haciendo es cumplir con normas anteriores que datan de los gobiernos de Hernán Siles Zuazo, Jaime Paz Zamora y Carlos Mesa y atendiendo los pedidos de sectores sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *