Publicado el: lun, Feb 5th, 2018

Exigimos la inmediata libertad de los dirigentes de Lácteos Los Andes

Corriente Clasista, Unitaria,
Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

El gobierno de Maduro ha desatado su furia antiobrera contra los trabajadores de Lácteos Los Andes en el estado Lara. La semana pasada fueron apresados tras minuciosa búsqueda por parte del Sebin, el presidente del sindicato Exio Urriola, el secretario general Carlos Mora, el secretario de reclamos Jimmy Marchán, y Ángel Medina. Se trata de una retaliación del gobierno por las denuncias y protestas realizadas por los trabajadores de la empresa, para aplastar la lucha de los trabajadores en defensa de la producción y de sus reivindicaciones.

En un contexto de hiperinflación, escasez de efectivo, hambre y parálisis en la producción de alimentos, resalta la denuncia de los trabajadores de Lácteos Los Andes, empresa que antes de ser adquirida por el gobierno de Hugo Chávez en el 2008, producía 45.000 toneladas anuales de productos pasteurizados y que en la actualidad solo alcanza a 5.000 toneladas por falta de insumos. El gobierno es el único responsable de ello.

Desde finales del 2017 ha entrado en escena la movilización de los trabajadores en importantes ciudades del país, y en 2018 acabando el mes de enero nuevamente ha tomado las calles de Lara el malestar de los trabajadores de Lácteos los Andes, denunciando la grave situación de la empresa.

Sus protestas denuncian la falta de materias primas, el maltrato laboral, el vencimiento de la contratación colectiva por casi dos años, la falta de uniformes y las desmejoras en el seguro médico de los trabajadores y sus familias. Ahora se suma la exigencia de libertad de sus compañeros de trabajo Carlos Mora, Ángel Medina, Jimmy Marchán y Exio Urriola, detenidos en la sede del CICPC Barquisimeto.

Esta empresa cuenta con más de 6.000 trabajadores a nivel nacional, 1.850 de ellos en el estado Lara. Los trabajadores han tomado en varias ocasiones las principales vías de Cabudare, también han marchado a la sede de la gobernación buscando intermediación de la titular de este despacho, almirante Carmen Meléndez, quien no atendió los reclamos de los trabajadores.

La corrupción gubernamental es la responsable de la caída en la producción

En 2011, Lácteos los Andes absorbe 23 plantas pequeñas, infraestructura y más personal, además de ser transferida al Ministerio de Agricultura y Tierras, y se regulan los precios de los jugos, leche y quesos, haciéndose “competitivos” en el mercado del generó alimenticio. Es el momento en el que el gobierno de Hugo Chávez asume para esta planta la denominación de “empresa de producción socialista”.

Como en el resto de las empresas en las que el gobierno ha asumido su conducción, experimentó una alta rotación gerencial, sin que se escucharan ni atendieran los problemas denunciados por la masa laboral. El gobierno y la gerencia vieron a la empresa como una instancia al servicio de la acumulación de capital de la burguesía chavista emergente y una herramienta para la propaganda política, mediante el control del personal y su uso en marchas y eventos. Se inicia la búsqueda de negocios con sobreprecios a proveedores afectos a las nuevas mafias gerenciales, aumento masivo en la importación de productos terminados, la búsqueda de negocios en el exterior con las importaciones y la reducción en la compra de pulpas y esencias necesarias en la producción, afectando la calidad y la durabilidad de los productos.

En la actualidad, la empresa ha acumulado una enorme deuda con proveedores, carece de inventarios en materias primas para la producción nacional, se ha incrementado la importación de productos con corta fecha de durabilidad, enriqueciendo a unos pocos y se ha atentado contra la estabilidad y fuentes de trabajo de quienes laboran en Lácteos los Andes.

En este proceso fue fundamental la complicidad de la central patronal chavista, la CSBT, guardando silencio y dando la espalda a las denuncias de los trabajadores.

Solidaridad con los trabajadores de Lácteos Los Andes

Son meses de luchas y constantes denuncias, las que han desarrollado los trabajadores de la empresa. A lo largo del país, redundan los casos de corrupción gerencial, de mafias ligadas al desfalco con respaldo de altos funcionarios e inspectorías del trabajo. Detrás de la actual situación de Lácteos los Andes se revelan los métodos gerenciales y represivos de la boliburguesía. Es la doble cara del discurso gubernamental en la que otorgan dólares preferenciales a los sectores burgueses que les reconocen como gobierno, mientras se persigue y criminaliza a los trabajadores. Todo lo cual se profundizará con la aprobación por parte de la ANC de una ley de promoción y protección de inversiones extranjeras.

La Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-cura), se une a las denuncias de los trabajadores de Lácteos los Andes, hacemos un llamado a las organizaciones sindicales a hacerse eco de la exigencia de estos trabajadores, y demandamos la liberación inmediata y sin cargos de los compañeros Mora, Medina, Marchán y Urriola. Exhortamos a todos los trabajadores del país a mantenernos alerta y solidarios con esta lucha contra las mafias gubernamentales por parte de los trabajadores de Lácteos Los Andes.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)