Francia y Turquía: Dos “democracias» europeas se acusan mutuamente de genocidas

A veces no hace falta ni que lo hagamos nosotros. Ellos mismos ya no pueden ocultar las contradicciones que los llevan a acusarse, unos a otros de criminales, lo que, por otra parte, es cierto.

A veces no hace falta ni que lo hagamos nosotros. Ellos mismos ya no pueden ocultar las contradicciones que los llevan a acusarse, unos a otros de criminales, lo que, por otra parte, es cierto.

El primer ministro turco Erdogan, acusa a Francia de haber cometido un genocidio en Argelia durante su ocupación colonial. «Lo que Francia hizo en Argelia fue un genocidio, y si Sarkozy no lo sabe, debería ir y preguntar a su padre». Lo que dice es verdad.

Erdogan denuncia, además, que «a partir de 1945, alrededor de un 15% de la población argelina fue masacrada por los franceses», y aclara que el padre de Sarkozy participó como soldado francés en la masacre. Lo del padre del presidente francés lo desconocíamos, pero, al margen de ello, el dirigente turco sigue diciendo la verdad.

Esto se produce a raíz de que el Parlamento francés aprobara el jueves una ley que considera un genocidio las matanzas de los armenios provocadas por Turquía en la época del Imperio Otomano (ahora matan kurdos).Lo que dice el Gobierno francés, también es cierto.

Lo afirman ellos y en esta ocasión no miente ninguno: Francia y Turquía son países genocidas. Y “democracias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *