Publicado el: lun, Abr 4th, 2016

Gobierno del Distrito Capital hace caso omiso a la crisis en relleno sanitario “ La Bonanza”

La Bonanza

Por: Scarlet Di Yesy

 

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla
mientras el género humano no la escucha”. Víctor Hugo 

Domingo, 3 de abril de 2016. Relleno Sanitario “La Bonanza”, se encuentra sobre una bomba de tiempo. Más de 15 hectáreas de basura y desechos tóxicos patológicos (hospitalarios) permanecen descubiertos, por falta de maquinarias y repuestos de las mismas, cuestión que impide el proceso técnico debido para la disposición final de todos los tipos de basura.

Estamos ante el riesgo graves problemas de contaminación ambiental posibles de generar epidemias, que afectaría no solo el medio ambiente natural, sino también de forma directa a las comunidades aledañas.

El Sindicato Sutracobonanza, hace un llamado urgente, al Jefe del Distrito Capital, por esta vía, ya que ha sido imposible que atienda esta situación a pesar de las comunicaciones y mensajes que se le han remitido. Es de suma importancia revisar y exigir el cumplimiento estricto de las políticas conducentes a todo al proceso conducente al tratamiento de la disposición final de la basura a objeto de evitar la retórica, ser fiel al equilibrio ambiental y a la existencia de espacios libres de contaminación.

Esta situación no puede chocar con la necesaria atención y demandas de los trabajadores quienes ven vulnerado sus derechos en cuanto a la higiene, seguridad, salud laboral y medio ambiente de trabajo establecidos en la Lopcymat. La atención al medio ambiente hay que verla en su integridad. Por ello sigue siendo una exigencia la firma del Contrato Colectivo de los trabajadores del sector, vencido desde hace de más de 4 años, a pesar de lo establecido en el Art. 89 de la Constitución de la República de Venezuela y el Art. 158 de la Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores.

Toda demora de la discusión contractual actúa en contra del bienestar de sus trabajadores, sus familias y naturalmente también con el desempeño y la insatisfacción en sus labores, afectando también a las comunidades que por esta razón serían desatendidas

Veamos por ejemplo, como se puede trabajar con la mora de más de un año en la dotación de uniformes, sin logran obtener los implementos mínimos y necesarios para manipular todo tipo de desechos infecciosos, y que están desparramados en los vertederos poniendo en riesgo su salud y vidas.

Señor Daniel Aponte, Jefe del Distrito Capital, el tema de la basura no se debe dejar a un lado, porque estamos hablando de uno de un servicios público, tan importante como es el agua, vital para todos los seres humanos. De nada nos sirve un mundo contaminado. Estamos hablando de que solo en la capital de Venezuela “la Gran Caracas” y en el Estado Miranda, se recogen miles de toneladas de basura diaria que deben ser tratadas en los rellenos sanitarios y para realizar todo este trabajo se requiere de un capital humano acto y dotado para trabajar apartando moscas, gusanos y todo tipo de bacterias, entre residuos de todo tipo.

Sobran razones todas justas, para escuchar las demandas de los trabajadores, y sentarse atender las exigencias en la mora en la firma del contrato.

Lo que exigimos nos corresponde: la firma del contrato.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)