José Bodas: «Basta de hipotecar a PDVSA y la Nación»

Caracas, 3 de agosto.- José Bodas, Secretario General de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (FUTPV), denunció este martes, la creciente desnacionalización de la industria petrolera mediante el mecanismo de las empresas mixtas y la espiral de endeudamiento de PDVSA. «Mientras el país nada en petróleo y las multinacionales hacen grandes negociados aprovechándose de ser co-propietarias del 40% de nuestro recurso, los trabajadores no gozamos de contratación colectiva ni seguridad en el trabajo», argumentó Bodas.

Caracas, 3 de agosto.- José Bodas, Secretario General de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (FUTPV), denunció este martes, la creciente desnacionalización de la industria petrolera mediante el mecanismo de las empresas mixtas y la espiral de endeudamiento de PDVSA. «Mientras el país nada en petróleo y las multinacionales hacen grandes negociados aprovechándose de ser co-propietarias del 40% de nuestro recurso, los trabajadores no gozamos de contratación colectiva ni seguridad en el trabajo», argumentó Bodas.

El dirigente sindical manifestó que «el gobierno nacional viene desarrollando una intensa campaña mediática, en la que alardea que ha logrado cuantificar las reservas de la Faja Petrolera del Orinoco que nos ubican en el primer lugar en el mundo con 296.500 millones de barriles. Aparentemente la cuantificación y certificación de las reservas sería una gran noticia para el país, si no fuera por el hecho de que a través de la historia, incluyendo los doce años de gobierno del Presidente Chávez, nunca significaron un mejoramiento de la calidad de vida del pueblo venezolano ni de los miles de trabajadores vinculados a la industria.»

En su exposición, Bodas expresó que «la certificación de reservas cumple con el perverso propósito de acreditar a las multinacionales asociadas con Pdvsa para explotar la Faja Petrolífera, y será utilizado como Prenda de Garantía por el gobierno para profundizar el endeudamiento externo de la nación, seguir hipotecando la principal industria del Estado y legitimar la fuga de divisas, mediante la venta de bonos, congraciándose así con los magnates privados y burócratas del gobierno que aprovechan el precio de los bonos a dólar preferencial.»

«Esta es la triste realidad. La certificación lo que hace es darle valor agregado a las acciones de la Chevrón, Eni, Total, Repsol, Petrobras asociadas en la Faja Petrolífera y a gobiernos capitalistas como el chino, ruso, bieloruso, indio o cubano, sólo para mencionar algunos, que son los verdaderos beneficiarios de la fiesta desnacionalizadora de la industria petrolera que desarrolla el gobierno nacional.»

Pdvsa se cae a pedazos

«La política antinacional del gobierno y de los administradores de la industria petrolera siguen desangrando a PDVSA y entregando la soberanía sobre nuestro principal recurso», dijo Bodas.

«Los propios datos suministrados por la compañía demuestran nuestras afirmaciones. La producción diaria está por debajo de los 3 millones de barriles diarios, mientras que la deuda financiera pasó de 16 a 25 mil millones de dólares. Es decir, se registró un crecimiento del 55%. La industria, como lo hemos dicho en muchas oportunidades, se cae a pedazos. Sólo en Falcón se registran en promedio tres incendios o accidentes laborales de gran magnitud semanalmente. Lo mismo acontece en el Complejo Criogénico de José o en El Palito».

Agregó que «los ingresos petroleros, al igual que en las épocas de la IV República, sólo sirven para llenar las arcas de quienes están en el gobierno y los empresarios. La economía venezolana sigue siendo rentista y en los últimos doce años creció como nunca la economía de puertos, toda vez que el país disminuye la producción de bienes y productos alimenticios, obligándose a importar millones de toneladas de diversos productos para atender la demanda del pueblo venezolano.»

Bodas denunció que a la par crece la corrupción. «Tampoco el gobierno puede ocultar la pestilencia de la corrupción y la impunidad. No hay ninguna acción contra los ladrones de cuello blanco que desfalcaron los fondos de pensiones, o los responsables de la pérdida de 100 mil toneladas de alimentos, ni contra los tecno-burócratas comprometidos en varios mega-guisos».

Los petroleros somos los que más sufrimos

El Secretario General de la Futpv denunció «la desesperante situación de los cien mil petroleros que nos encontramos vinculados a la industria. Ya llevamos seis años sin recibir los incrementos salariales por evaluación de desempeño (Tablita de Antigüedad); se nos violenta en más del 80% el actual contrato petrolero, que entre otras cosas no está homologado. Quieren imponernos a la fuerza la vigencia del contrato cada tres años. Empeoran los servicios de salud y el compromiso de construir 12 mil viviendas, sólo fue promesa electoral gubernamental y una estafa de Pdvsa. Por concepto de TEA recibimos mezquinos 2.100 Bsf, que no compensan los índices inflacionarios que azotan al país y nuestros salarios.»

Más adelente expresó que «en las empresas mixtas en la faja petrolera o costas afuera, las multinacionales hacen el gran negocio súper-explotando a los trabajadores, ya que no están obligadas a reconocer el contrato petrolero. Un petrolero vinculado a las labores de extracción del gas devenga el miserable salario de 53 Bsf diarios.»

Contrato Petrolero y Elecciones de Base

Refiriéndose a los recientes resultados electorales en el sindicato de Base en el Centro Refinador de Paraguaná, que fueron ganadas por la plancha de C-cura, Bodas resaltó «la gran lección que brindaron los petroleros en Falcón. Los resultados reflejan la incoformidad de los trabajadores con la política laboral y petrolera del gobierno nacional, con la adminsitración de Pdva y con la diigencia sindical ligada el gobierno.»

«Sólo podremos recuperar el derecho a negociar contrato cada dos años y hacer cumplir sus cláusulas cuando nos movilicemos nacionalmente en defensa de nuestros derechos y cuando logremos elegir en los sindicatos de base a verdaderos dirigentes sindicales clasistas y autónomos que no se arrodillen ante los patronos, tal como lo hicieron los compañeros en Falcón.»

«Debemos ir por por más. Exijamos elecciones en los sindicatos de base. Estamos seguros que los trabajadores de base repudiarán a los traidores y elegirán a los luchadores. Esa es la lección de los petroleros de Falcón. Es un deber y un acto de dignidad seguir el ejemplo de los compañeros», finalizó José Bodas, dirigente de la corriente C-cura en la industria petrolera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *