José Bodas: «Deploramos los despidos masivos en Petropiar, y exigimos que PDVSA termine con la tercerización laboral»

El secretario general de Fedepetrol-Anzoátegui, José Bodas, dirigente de CCURA-Petróleo, quien además encabeza la plancha No. 1 de esa corriente sindical a las elecciones de la Futpv, expresó su rechazo enérgico al despido masivo de trabajadores en Petropiar.

El secretario general de Fedepetrol-Anzoátegui, José Bodas, dirigente de CCURA-Petróleo, quien además encabeza la plancha No. 1 de esa corriente sindical a las elecciones de la Futpv, expresó su rechazo enérgico al despido masivo de trabajadores en Petropiar.

«El día de hoy viernes, cuando estaba prevista una reunión con autoridades de PDVSA para buscar una salida que garantice la continuidad laboral de 250 trabajadores de Petropiar, sobre quienes pende el despido como una espada de Damocles, nos encontramos con que la Guardia Nacional impidió el paso de los trabajadores y les notificó que debían dirigirse a las oficinas de la contratista a retirar sus prestaciones sociales, porque estaban despedidos. Esta acción arbitraria, cuando aún resta por ejecutar el 70% del proyecto por el cual estaban contratados, no fue aceptada por los trabajadores, pues es completamente injusta e inaceptable, y resulta impropia de una empresa que se jacta de ser socialista».

Bodas destacó que «aprovechando que estamos en estas fechas decembrinas, se les quiso propinar un madrugonazo a los trabajadores, dejándolos en la calle sin que se haya culminado el proyecto en el que trabajan, a cargo de una contratista que presta servicios a la empresa mixta Petropiar. El contrato de muchos trabajadores a tiempo indeterminado con la contratista Costa Norte también implica actividades fijas y permanentes, como mantenimiento de equipos, que de acuerdo con la normativa vigente desde el 16 de febrero de 2007, PDVSA está obligada a absorber como personal fijo, para evitar la tercerización laboral. Hay que sincerar la situación de los trabajadores tercerizados en la industria petrolera, porque el presidente de la República dice que eso se acabó en la nueva PDVSA, y lo cierto es que esa práctica, más ajustada al neoliberalismo salvaje que al socialsimo, sigue vivita y coleando, en perjuicio de los trabajadores.»

El dirigente obrero señaló que «si se reemplaza la empresa Costa Norte, lo que procede es una sustitución de patrono y la continuidad laboral de los trabajadores; y más allá de esto, PDVSA debe respetar la normativa legal vigente y absorber a los trabajadores que tienen labores fijas y permanentes, ya basta de burlarse de los derechos de los trabajadores.”

Bodas planteó además que los trabajadores petroleros y de toda la administración pública deben prepararse para defender sus derechos, mediante la movilización, ya que –de acuerdo a sus palabras- estos despidos son consecuencia de la crisis económica del capitalismo mundial. Y agregó al respecto: “Los despidos en Petropiar fueron antecedidos por otros en las áreas petroleras del Zulia. Todo parece indicar que esto es parte de una política nacional de PDVSA y de las empresas mixtas para hacer recaer sobre los hombros de los trabajadores la caída de los precios petroleros, lo cual, a su vez, es consecuencia directa de la crisis del capitalismo mundial. Nos parece contradictorio que el presidente Chávez afirme que la economía venezolana está blindada y que la revolución seguirá aunque los precios del petróleo bajen, sin embargo estamos constatando que la realidad es otra, ya que una vez más, al igual que en la IV República, somos los trabajadores los que pagamos los platos rotos de la crisis del capitalismo. Cuando el barril estaba a 120 y 130 dólares, PDVSA terminó aprobando un miserable aumento en nuestro contrato colectivo, y desde entonces lo único que hemos visto son violaciones constantes del mismo, ahora que vienen las vacas flacas, nuevamente los trabajadores pagamos las consecuencias de que aún en nuestro país continúe la tercerización y la explotación capitalista. No vamos a permitir más atropellos, llamaremos a los trabajadores a movilizarse en defensa de la estabilidad laboral y de sus derechos legítimos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *