Publicado el: jue, Nov 29th, 2018

La Intersectorial de Trabajadores de Venezuela logró marchar en la ciudad de Caracas

 

Por Laclase.info

Caracas, 29 de noviembre de 2018.- Ayer a partir de las 9 de la mañana, un nutrido grupo de trabajadoras y trabajadores se concentró en la plaza Morelos de la ciudad de Caracas, para marchar hasta la defensoría del Pueblo en la av. Urdaneta de la capital.

La marcha fue convocada por la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela exigiendo salarios dignos y en defensa de las contrataciones colectivas.

Desde muy temprano, trabajadores provenientes de las empresas básicas de Guayana, comenzaron a concentrarse en la plaza Morelos.

Trabajadores concentrándose en plaza Morelos

Aproximadamente a las 9 y 30 a.m., varios oficiales de la Guardia Nacional les informaron a los dirigentes sindicales, entre los que se encontraban Orlando Chirino y Pablo Zambrano, que no tenían permitido salir del lugar de concentración, y que debían desalojar la plaza, ya que supuestamente, se había conformado una comisión para recibirlos en la Defensoría.

No obstante, los trabajadores y trabajadoras que progresivamente iban llenando la plaza Morelos, hicieron caso omiso a las advertencias de los guardias nacionales. Y los dirigentes reclamaron su derecho a permanecer allí y marchar luego, tal como había sido previsto por la Intersectorial.

Mientras el gobierno, a través de los cuerpos represivos del Estado, intentaba amedrentar a los presentes, continuaban llegando contingentes de trabajadres y trabajadoras que se sumarían a la protesta.

Con sus uniformes de franela anaranjada, se hizo presente un numeroso grupo de trabajadores de la empresa Movilnet, en su mayoría mujeres, y además muy jóvenes.

Ya desde temprano, eléctricos, telefónicos, y trabajadores de Ferrominera y otras empresas básicas, plenaban la plaza, todos con sus respectivos uniformes y pancartas, exigiendo “libertad a Rodney Alvarez”, “salarios dignos”, “defensa de los contratos colectivos”, entre otras consignas.

Minutos después de que se fueran los guardias nacionales que intentaron disolver la concentración. Se hicieron presentes 3 policías nacionales encabezados por un oficial de la PNB, que conversó con los dirigentes sindicales, particularmente con Eduardo Sánchez, y les planteó que tenían autorización para marchar hasta la plaza Carabobo, y desde allí, una comisión de dirigentes sindicales podía dirigirse hasta la Defensoría del Pueblo a entregar el documento que previamente había sido elaborado por los organizadores, y firmado por los mismos.

Pablo Zambrano, declarando a los medios

De esta manera se hicieron patentes las contradicciones, que sin duda, existen al interior del alto gobierno, respecto a las crecientes protestas de trabajadores. Asimismo, la determinación de los trabajadores y trabajadoras concentrados, los obligó a cambiar la orientación que habían tenido en un primer momento.

Cerca de las 11 de la mañana, las trabajadoras y los trabajadores tomaron la avenida México, y marcharon agrupados bajo la demanda de salario igual a la canasta básica y en defensa de los contratos colectivos, contra las tablas salariales y la autonomía sindical.

La mayoría de los presentes sintió un gran regocijo, ya que por primera vez en muchos años, el pueblo trabajador pasó por encima de la decisión antidemocrática del gobierno, de impedir cualquier manifestación y expresión de protesta en la ciudad capital.

En la movilización participaron trabajadoras y trabajadores de Cantv, Movilnet, empresas básicas de Guayana, Pdvsa, Cancillería, sector salud, UCV, Upel, IND, Fogade, Corpoelec, y de las empresas privadas se encontraban trabajadores de Plumrose, convocados por la corriente C-cura, entre otros.

Se escucharon consignas como “y venga, y venga compañero, que se está levantando el movimiento obrero”; “dónde están los reales que se llevó Andrade”, y “dónde está el botín que se llevó Gorrín”; “salario digno ya”; “queremos la quincena de Tibisay Lucena, queremos el mercado que compra Diosdado”; “señor Presidente a usted lo retamos a que viva un mes con el sueldo que ganamos”; “Nuestra lucha es: salario y dignidad”.

La combativa marcha obrera llegó hasta la sede de la Fiscalía en Parque Carabobo donde fue detenida por un enorme operativo de la PNB y la GNB. En ese lugar, los dirigentes sindicales realizaron breves discursos exigiendo salarios iguales a la canasta básica y la eliminación de las tablas salariales impuestas por el gobierno nacional.

Keta Stephany de Fapuv, habla al final de la marcha, a su izquierda José Bodas, a la derecha,  Jesús Serrano de sindicato de cancillería

El secretario general de Futpv, y miembro de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, José Bodas, cuestionó el paquete antiobrero y capitalista de Nicolás Maduro, que a la clase trabajadora le impone salarios de hambre, le aumenta el IVA y los servicios públicos, y le roba los derechos laborales adquiridos en los contratos colectivos con las tablas salariales, mientras al mismo tiempo beneficia a las transnacionales petroleras y a los empresarios con mano de obra semiesclava y la exoneración del pago del impuesto sobre la renta y de los aranceles de las importaciones.

José Bodas declarando a los medios

El también dirigente nacional de C-cura y el PSL, celebró la coordinación de las luchas que desarrolla la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, y planteó la necesidad de la autonomía de las organizaciones sindicales y la independencia política de la clase trabajadora.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)