La pretensión de las mafias del gobierno, es imponer cárcel a como de lugar a Rodney Álvarez

Trabajadores de FMO fotos de RA

Por: Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

El gobierno tiene un trato despiadado en contra de los trabajadores en todo el país. El eje político de este ataque es la aplicación de un paquete de medidas económicas impulsado por Nicolás Maduro; consistente en la imposición de un salario de hambre, despidos discriminados en el sector público y privado, aumento de la gasolina y de los impuestos, la devaluación de la moneda y la profundización de la criminalización de la protesta con el decreto 008610.

Por otra parte, se apoya en las inspectorías del trabajo, los tribunales, el Sistema de Justicia y la GNB, para intervenir y detener procesos electorales (SUTISS), imponer detenciones arbitrarias y levantar falsos expedientes a trabajadores y dirigentes sindicales y prolongar estas detenciones mediante el retardo procesal. Esta es la tónica de un gobierno que se pretende obrerista, cuando en la práctica es totalmente anti obrero. Particularmente el gobierno ha centrado sus miradas en los trabajadores de Guayana, en SIDOR y Ferrominera Orinoco (FMO). Veamos el caso de Rodney Álvarez.

El cambio de jueces

En la sesión del 11 de febrero, en el juicio que el Estado promueve contra Rodney Álvarez, las autoridades del Sistema de Justicia de Caracas, hicieron acto de presencia con el pretexto de realizar cambios administrativos en el Circuito Judicial Penal, materializado en la sustitución de la juez que guiaba el caso. Esto representa un atropello al principio de inmediatez, consistente en que la figura del juez que pauta el caso debe tener cabal conocimiento del expediente, todos y cada uno de los pasos del proceso, como los argumentos y la presentación de testigos, siendo ésta la base para que el juez (a) emita su opinión al final del mismo. Con el cambio de jueces, ordenado por las autoridades del Sistema de Justicia de Caracas, se interrumpe este proceso.

Esta actitud de las autoridades del Sistema de Justicia de Caracas es una muestra escandalosa del Estado y las autoridades del Circuito, por imponer el retardo procesal y es una fragrante violación al debido proceso, sumiendo al castigo al trabajador Rodney Álvarez, que además de estar detenido durante tres años y medio, todo lo que se había avanzado a su favor en el juicio desde el mes de octubre, ahora se pierde y hay que iniciar de nuevo el procedimiento, con la asignación de un nuevo juez, que debe instruirse en la causa.

¿A quién beneficia esto?

Naturalmente encubre al real homicida de los sucesos del 9 de junio del 2011. Es necesario insistir para que la opinión pública tenga y maneje todos los elementos.

El sindicato de FMO convocó a una asamblea de trabajadores, el 9 de junio 2011, para elegir la comisión electoral que luego dirigió los comicios sindicales en Sintraferrominera. En esta asamblea fue asesinado el trabajador Renny Rojas, en medio de una serie de sucesos donde predominó la confrontación. Apoyado en la confusión creada en este evento, el directivo Héctor Maicán estando armado realiza tres disparos a la multitud, se da a la fuga y luego es detenido, se le decomisa el arma, siendo liberado al día siguiente. Esta persona hoy goza de libertad, mientras se le impone un juicio al trabajador Rodney Álvarez, una vez que se crea y difunden un retrato hablado forjando su descripción. Los círculos del poder necesitan incriminar a un inocente y mantener en libertad a un militante del partido de gobierno… y en esta ocasión el sorteado fue Rodney Álvarez, trabajador de FMO, padre de dos menores, al que imponen un juicio por un crimen que no cometió.

También beneficia a las mafias sindicales y políticas y a los círculos de poder destructores de las empresas básicas de Guayana.

Con la impunidad, pretenden aplastar a los más débiles

Este gobierno con todo el poder del Estado, se erige de forma aplastante contra la humanidad de Rodney Álvarez. Esto, es una muestra más del abuso de poder de estas mafias en el uso del Estado al servicio del partido de gobierno, en contra de la causa de Álvarez, su familiares y los trabajadores de FMO, que cada 15 días viajan desde Puerto Ordaz para apoyar la defensa y seguir cada uno de los pasos del juicio.

Se evidencia ante los ojos de los trabajadores en Guayana, cómo se utiliza al Estado para imponer la detención arbitraria de Álvarez y que además es la misma suerte de los tres compañeros de Sidor Leinys Quijada, Rederick Leiva y Heberto Bastardo, también víctimas del Sistema de Justicia, y que hoy vemos que nunca se superaron las prácticas de AD y COPEI, hoy ejecutadas por el partido de gobierno. Cuando domina la impunidad, mal huele el Sistema de Justicia.

Es necesario imponer la movilización de los trabajadores

Otra muestra del capricho de este gobierno con los trabajadores de Guayana fue el trato dirigido a Rubén González, quien luego de perseguido por haber encabezado una huelga reivindicativa, sufrió la casa por cárcel, y por último el gobierno sentenció siete años y seis meses de cárcel. La respuesta de distintos sectores sindicales en el país fue de un rotundo rechazo y el llamado unitario a paro nacional, obligando al gobierno a retroceder.

En ese momento por nuestra corriente asumió Orlando Chirino, quien declaró: «O nos calamos la condena o salimos con nuestras armas que son la democracia obrera, los paros y las huelgas»

Hoy, esta vil maniobra del gobierno –cambio de jueces- la aplican días antes del asueto de carnaval, con el único objeto de evadir una respuesta de los trabajadores. Por el contrario la indignación crece en FMO, y en Sidor los trabajadores identifican que igual suerte darán a los tres compañeros detenidos, de seguir el estado de pasividad.

Desde C-cura, sirvan estas líneas como llamado a la solidaridad activa. Debemos profundizar el impulso de un gran movimiento nacional por la libertad de Rodney Álvarez y los tres compañeros sidoristas. Olvidarlos es cobarde e injusto. No podemos permitir este marco de impunidad y de imposición del retardo procesal para criminalizar la actividad sindical.

Está planteado que en los próximas semanas y en el marco de respuestas que deben dar los trabajadores al paquete de medidas económicas que pretende imponer este gobierno, una más de las banderas que se debe asumir y combinar en la lucha contra el ajuste de medidas, sea la defensa total de los compañeros sobre los que pesan detenciones injustas, y sumar voluntades al Movimiento por la Libertad de Rodney Álvarez y de los tres compañeros sidoristas. Contra la mentira, contra la criminalización de la protesta, a luchar por la libertad de estos trabajadores injustamente detenidos.

Exigimos la continuación del juicio en libertad

Consientes estamos de que esta exigencia la impondremos en las calles. La unidad para lograr este objetivo, es una exigencia a toda la dirigencia sindical que se reclama democrática y clasista y es rotundamente un llamado a la defensa de los derechos laborales. Los juicios deben continuar, con la libertad de los actuales detenidos.

Exigimos la continuación del juicio en libertad
Una sola clase, una sola lucha
No a la infamia y a la mentira
Libertad para Rodney Álvarez de Ferrominera del Orinoco
Libertad para Leinys Quijada, Rederick Leiva y Heberto Bastardo de Sidor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *