Publicado el: Lun, May 15th, 2017

Las mujeres venezolanas no están solas

Por: Ingrid Luciano

El pasado 3 de mayo el Comité Dominicano de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela realizó un panel titulado “No están solas” con la participación de varias ponentes dominicanas, un mensaje a distancia de la dirigente chavista María León y la presencia del embajador venezolano en República Dominicana (RD). Tuve la oportunidad de ver las ponencias en youtube (1) y, con el respeto que me merecen las mujeres que convocaron y expusieron, siento la responsabilidad de presentar esta otra mirada.

Virtudes Alvarez, al inicio de su ponencia sobre las Misiones Bolivarianas, confiesa: “ el presente comentario se aproxima más a la propaganda política que a un abordaje analítico integral sobre ese tema”. Se puede decir que todo el panel sigue la misma línea. A lo sumo, las panelistas resaltaron la participación política de las mujeres venezolanas en el chavismo, haciendo énfasis en la cuota femenina en los puestos de poder; abordaron el tema de las misiones desde su definición programática, pero no de su realidad y efectividad empírica; y Lourdes Contreras hizo énfasis en el feminismo bolivariano, sobre el que se habló en el Congreso Venezolano de mujeres al que asistió en 2015,  que se define como un “feminismo socialista” y un “feminismo decolonial”. Según Contreras, esto se trata de un feminismo que va más allá de “un movimiento de mujeres de carácter reivindicativo”, y se coloca como un “movimiento de mujeres conscientes en búsqueda de transformaciones desde la cultura de la propia sociedad. Estamos hablando no de buscar cambios en una política pública (…) sino cambios culturales transformadores, de un análisis de la sociedad y una perspectiva de sociedad”.

Sin denostar la importancia de trabajar en un cambio cultural, cuestión esta que también se debe abordar más profundamente en el caso venezolano, convengamos que las reivindicaciones concretas para las mujeres son necesarias y son indicadores de su verdadera situación. Por eso, propongo una mirada sobre algunos temas que son muy importantes para las luchas feministas internacionales, a ver cómo están los mismos en Venezuela. Estos son: la violencia de género y los feminicidios, la mortalidad materna, el embarazo en adolescentes y el aborto. Luego, planteo un tema que se sale de lo específicamente vinculado con las mujeres, pero que tiene mucha relevancia en el movimiento social dominicano: la lucha contra la corrupción y la impunidad.

La violencia de género y los feminicidios

Según la defensora de género chavista Virginia King Martínez, en una entrevista realizada en 2016 (2), los mayores logros de la “Revolución Bolivariana” en materia de género son dos: la ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia -de la cual fue corredactora- y la creación del Ministerio del Poder Popular para la Mujer y la Igualdad de Género. Es cierto que la ley que tipifica y penaliza la violencia de género en Venezuela es un avance producto de las luchas de las mujeres venezolanas. Pero, al igual que en RD, hay que mirar más allá del papel para evaluar la realidad de la violencia contra las mujeres.

Para muchos temas, en el caso venezolano nos encontramos con la dificultad de que a veces no hay cifras oficiales o son limitadas. Hasta 2015 se cuenta con datos de la Fiscalía General de la República, en cuyo informe anual presenta que en dicho año hubo 253 casos asociados al delito de femicidio, de los cuales 121 fueron femicidios consumados y el resto fueron femicidios frustrados (3). La misma Fiscalía plantea que en el primer semestre de 2016 hubo 75 femicidios (4). Algunas organizaciones plantean que se trata de una subestimación de los datos reales de femicidio, así como denunciaban el año pasado el riesgo de cierre de la Casa de abrigo Argelia Laya, “la única casa de abrigo dependiente del gobierno que funciona en el país” (5). Se trata de un asunto muy grave en un país de más de 30 millones de habitantes y no hay datos oficiales que puedan contradecir esa información.

Por otra parte, tomando en cuenta la violencia simbólica como una de las formas de violencia de género que sigue aportando a la cultura machista y a la justificación y validación de las otras formas de violencia, hay que mencionar la persistencia del Miss Venezuela como uno de los eventos privados más importantes del país, que ha contado con el apoyo político y logístico del gobierno chavista. En 2012 Chávez recibió en Miraflores a la Miss Venezuela 2010 y Miss Mundo 2011 Ivian Sarcos, de quien planteó que representaba “la belleza del pueblo” (6). De igual modo, el gobierno ha brindado las instalaciones públicas de El Poliedro de Caracas para realizar el certamen en varias ocasiones (7).

La mortalidad materna

La mortalidad materna en Venezuela ha aumentado de manera descomunal en los últimos años. De una tasa de 69 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos en el año 1999 (cuando sube Chávez al poder) se llega a una tasa de 112.2 en el año 2016. Es cierto que el 2007 fue el año de menos tasa de mortalidad materna en la historia de Venezuela, siendo 53.9 muertes maternas por cada 100 mil nacidos vivos, pero desde 2008 la tasa ha ido en aumento hasta alcanzar un nivel de mortalidad materna al que no se llegaba en Venezuela desde los años 60s. Es decir, se trata de un retroceso significativo de más de 50 años (8).

Esto ha de comprenderse en un contexto de un ajuste económico brutal por parte de Maduro: “Para poder pagar (…) deuda externa (…) se han recortado (…) las importaciones, lo que ha generado escasez de alimentos y medicinas. Al imprimir dinero inorgánico para cubrir el déficit fiscal, Maduro ha reducido el salario real drásticamente. La inflación alcanzó el 600% en 2016 y el salario mínimo se redujo a 30 dólares mensuales” (9).

La mortalidad materna siempre se toma en cuenta como un claro indicador de pobreza, ya que implica la falta de acceso a la atención integral en salud de la mujer durante el embarazo, el parto y el posparto. Es un indicador de problemas estructurales del sistema de salud, así como de la desigualdad social y económica, ya que suele afectar a las mujeres de los sectores populares. Por esto desde el feminismo también se considera la mortalidad materna como feminicidio. En el caso de Venezuela, hacía dos años que el Ministerio del Poder Popular para la Salud no ofrecía cifras oficiales sobre epidemiología ni sobre la mortalidad materno-infantil, hasta que en este mes de mayo la Ministra Antonieta Caporale publicó algunos datos y fue destituida un día después (10). Es esta una clara evidencia de que ocultar datos es una línea política del gobierno de Maduro.

Embarazo adolescente

Uno de los sectores más vulnerables a la mortalidad materna son las adolescentes embarazadas. Según datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), reflejado en varios medios, Venezuela tiene la más alta tasa de embarazo adolescente de Suramérica (11). Como parte de la escasez y el desabastecimiento que se vive en Venezuela, también es una gran dificultad conseguir preservativos o pastillas anticonceptivas. Estos productos nunca entraron dentro de los precios regulados por el gobierno, por lo que han sido de difícil acceso para la población y solo tienen limitado acceso a ellos quienes pueden pagar por sus altos precios. Evidentemente esto deja en mayor indefensión, una vez más, a las jóvenes de los sectores populares.

El aborto

Una de las grandes consignas del movimiento feminista a nivel internacional es la despenalización del aborto y su garantía de forma legal, segura y gratuita por parte de los estados. En Venezuela el aborto está tipificado como delito en el Código Penal y se castiga con hasta dos años de prisión para la mujer con la única excepción de si se realiza como medio indispensable para salvar la vida de la parturienta (12).

El fallecido presidente Hugo Chávez hizo unas lamentables declaraciones sobre el aborto en el año 2008:

En otras partes aplican el aborto. Yo, en eso, califíquenme de conservador, pero no estoy de acuerdo, el aborto para detener un parto. Sencillamente, nació el niño con un problema, ahora hay que darle amor. (26 abril 2008, acto público en el Parque Los Caobos-Caracas) (13).

Estas declaraciones fueron criticadas por feministas venezolanas militantes o simpatizantes del chavismo. Por ejemplo, Martha Caluki  le hace un llamado a Chávez, solicitando que “no reproduzca como política de Estado esa expresión de violencia contra las mujeres” (13). De igual modo, lo cuestionó Rebecca Madriz: “es que el Presidente ha sido bastante inoportuno (…) pues por su posición de líder ejerce una influencia sobre las mayorías del pueblo” (14). Además de que algunos sectores chavistas han tomado estas palabras de su máximo líder como excusa para penalizar el aborto, esto sigue consecuentemente la política de Estado del chavismo que tuvo mayoría parlamentaria durante 16 años y nunca tuvo interés en discutir el tema. En ese sentido, hay que mencionar la influencia de la Iglesia Católica, que nos es muy conocida por meter sus narices para impedir el avance de los derechos de las mujeres.

No existen cifras actuales sobre cantidad de abortos y muertes maternas por abortos clandestinos en Venezuela, pero en 2009 se planteaba que el 16% de las muertes maternas en el país eran por abortos clandestinos (15). Sin duda un número preocupante, y que también puede considerarse como femicidio de estado.

Por otro lado: el caso Odebrecht

Una de las principales luchas de los movimientos sociales dominicanos actualmente es el combate de la corrupción y la impunidad muy especialmente exigiendo investigación real y cárcel para los corruptos e implicados en el escandaloso caso de Odebrecht. Resulta que los primeros tres países en recibir la mayor cantidad de dinero en sobornos son: Brasil (que recibió 349 millones de dólares), Venezuela (que recibió 98 millones) y República Dominicana (que recibió 92 millones).  El movimiento verde en RD plantea ser el único país donde aún no hay nadie preso por el caso Odebrecht. Pero hay que decir, que en esto no estamos solos, pues al menos Venezuela nos acompaña. En enero de este año, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, solicitó “una orden de aprehensión contra una persona por estar vinculada con el caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht” y “requirió que sea incorporada al código rojo de Interpol, en caso de que esté fuera del país, para que sea detenida y posteriormente extraditada” (16). Es decir, solo una orden de aprehensión a alguien que no se sabe dónde anda por un caso millonario de corrupción, producto del cual hay al menos 10 obras inconclusas en la actualidad. Por su parte, el presidente Nicolás Maduro, se refirió al caso solo para plantear la reasignación de las obras a empresas nacionales, pero no planteó la investigación de la corrupción (17).

En definitiva: cuál solidaridad

Considero imprescindible y necesaria la expresión de solidaridad con el pueblo venezolano y, particularmente con las mujeres. Pero creo que, como pasa con gran parte de la izquierda latinoamericana, por tener una fe ciega en el discurso y la narrativa del gobierno venezolano, la solidaridad se pone en un lugar equivocado. Es verdad que las mujeres venezolanas no están solas, porque están lamentablemente en la misma situación de desigualdad y opresión que la mayoría de las mujeres del mundo. Ante esto, ¿dónde toca colocar nuestra solidaridad? El feminismo es internacionalista o no es, sobre todo si pretende ser o acercarse a un feminismo socialista. Pero un auténtico feminismo internacionalista tiene que escarbar bien para mirar la realidad y atreverse a abrir la boca para denunciarla.

Y no, para nada las mujeres venezolanas pueden encontrar ningún tipo de esperanza en la oposición de derecha representada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que nunca les ha interesado el bienestar de las mayorías y menos de las mujeres. Para muestra está el hecho de que cuentan actualmente con la mayor parte de los diputados en la Asamblea Nacional y tampoco han movido un dedo para la despenalización del aborto o para desarrollar un marco legal que obligue a la distribución gratuita de anticonceptivos. Pero criticar esa oposición conservadora y rancia no debe llevarnos a defender ciegamente un gobierno que, aunque concedió algunos avances arrancados por la movilización popular, ya hace tiempo que ha ido en un retroceso bastante reaccionario a nivel económico, político, social, cultural y militar.

Obviamente que RD no es un ejemplo para Venezuela ni para nadie. Estamos mal y hasta peor que Venezuela en algunos de los indicadores que he mencionado en este artículo. Pero creo que con la misma rabia que cuestionamos el gobierno dominicano toca cuestionar el gobierno de Maduro, en el que el patriarcado y el capitalismo siguen hermanados en contra de las mujeres y los sectores populares.

Fuentes:

(1) Ponencia de Elisa Sánchez: https://www.youtube.com/watch?v=MabR-Ry3QlE&t=13s; ponencia de Virtudes Alvarez: https://www.youtube.com/watch?v=VxMDkt8ctqs&t=297s; ponencia de Lourdes Contreras: https://www.youtube.com/watch?v=Eb8YE5r7310; ponencia de Lilian Oviedo: https://www.youtube.com/watch?v=23ZxGSeA4IU; intervención de María León: https://www.youtube.com/watch?v=HZ2UWKHlQQ4; palabras de Isabel Tejeda: https://www.youtube.com/watch?v=0H7V5Sof_sc

(2) Raúl Isman entrevista a Virginia King Martínez: https://www.youtube.com/watch?v=4qyQl8COFQM&t=568s

(3) República Bolivariana de Venezuela. Ministerio Público. Despacho de la Fiscal General de la República. Informe anual a la Asamblea Nacional 2015. Caracas, 2016 http://www.mp.gob.ve/c/document_library/get_file?uuid=010ba734-247c-4da1-859f-1ae55772d7b5&groupId=10136

(4) País por país. El mapa que muestra las trágicas cifras de femicidios en América Latina. http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-37828573

(5) Violencia de género: gobierno oculta las cifras de la vergüenza: http://www.elcorreodelorinoco.com/violencia-genero-venezuela/

(6) Chávez: Ivian Sarcos es una joven con una profunda sensibilidad social. http://avn.info.ve/contenido/ch%C3%A1vez-ivian-sarcos-es-una-joven-profunda-sensibilidad-social

(7) El Miss Venezuela regresa a El Poliedro de Caracas: http://erikatipoweb.com/el-miss-venezuela-regresa-al-poliedro-de-caracas/

(8) Mortalidad materna en Venezuela: la historia de este indicador y los gobiernos: http://prodavinci.com/2016/07/22/actualidad/grafico-interactivo-mortalidad-materna-en-venezuela-la-historia-de-este-indicador-y-los-gobiernos/

(9) Venezuela: Maduro intenta sostenerse mediante la represión. http://www.uit-ci.org/index.php/donde-encontrarnos/venezuela/1157-2017-04-25-20-10-15

(10) El gobierno de Venezuela destituye a la ministra de Salud, Antonieta Caporale, luego de que se difundieran cifras sobre el aumento de mortalidad materna e infantil: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-39892614

(11) Venezuela tiene la más alta tasa de embarazo precoz: http://www.elimpulso.com/noticias/nacionales/venezuela-tiene-la-mas-alta-tasa-de-embarazo-precoz

(12) Código Penal de Venezuela: http://www.oas.org/juridico/spanish/mesicic3_ven_anexo6.pdf

(13) La maternidad no se impone: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=66861

(14) Las mujeres en el capitalismo: http://abortolegalparanomorir-venezuela.blogspot.com.ar/2008/05/las-mujeres-en-el-capitalismo.html

(15) Venezuela: las pobres no tienen acceso al aborto seguro. http://insurrectasypunto.org/index.php?option=com_content&view=article&id=1835:venezuela-las-pobres-no-tienen-acceso-al-aborto-seguro&catid=4:notas&Itemid=4

(16) Odebrecht: el escándalo de sobornos más grande de Latinoamérica. http://www.telesurtv.net/news/Odebretch-El-escandalo-de-sobornos-mas-grande-de-Latinoamerica-20170208-0034.html#

(17) El gobierno debe reasignar las obras de Odebrecht mediante contrataciones públicas transparentes: https://transparencia.org.ve/el-gobierno-debe-reasignar-las-obras-de-odebrecht-mediante-procesos-publicos-de-contrataciones/

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)