Publicado el: Lun, Sep 25th, 2017

“Los trabajadores están pasando por una verdadera tragedia”

Por: Correspondencia Internacional (UIT-CI)

Sobre la situación del movimiento obrero venezolano hablamos con Orlando Chirino, dirigente obrero y trotskista de larga trayectoria. Dirigente del PSL y Coordinador Nacional de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-CURA)

¿Cuál es la situación del movimiento sindical ante el gobierno de Maduro?

En la rebelión que cruzó al país durante estos últimos cuatro meses, la clase obrera no jugó un rol protagónico, aunque muchos trabajadores se sumaron a las movilizaciones y protestas como parte de la población.
Los paros cívicos convocados por la MUD tuvieron un gran respaldo en la medida que la gente aprovechó la convocatoria para repudiar al gobierno. Se pararon fundamentalmente el transporte, los comercios, y muchos trabajadores de algunos sectores industriales.
Por su parte, el movimiento sindical, una parte está con el gobierno y el otro es vocero de la política de la MUD. Estos últimos están de acuerdo con el ajuste, no dicen nada contra los despidos y suspensiones. Se oponen al gobierno pero no dicen ni una palabra de los atropellos de los patronos privados. Por ello, ha sido muy difícil lograr un frente que impulse la lucha contra el gobierno con un mínimo de autonomía.
Es importante diferenciar entre la dirigencia y las bases de los trabajadores. Los sindicalistas ligados a la MUD no son voceros de los trabajadores sino de la MUD. No apelan a la autonomía, se niegan a levantar un programa contra el ajuste y el rol de los empresarios y el Consejo Nacional de Economía Productiva. Mientras que por el otro lado, hubo dirigentes sindicales ligados al gobierno, como el caso de Juan Salazar del sector petrolero, que expresamente dijeron que los trabajadores que no fueran a votar en las elecciones de la fraudulenta constituyente debían darse por despedidos.

¿Cuál es la situación social de los trabajadores?

Los trabajadores venezolanos están pasando por una verdadera tragedia. Los salarios están completamente destruidos, la escasez de alimentos y medicinas, así como la inflación, están causando estragos.
La canasta básica de julio fue de Bs. 2.043.089, es decir, 120 dólares, de acuerdo al dólar paralelo que está en 17 mil bolívares, mientras que la suma del salario mínimo (Bs. 97531) y los cestatickets (Bs. 153000), sólo llega a 14 dólares. En un país donde el 70% de los trabajadores que están en el sector formal de la economía, ganan salario mínimo.
Hay productos básicos que están completamente desaparecidos de los anaqueles, como la leche en polvo, margarina, azúcar, aceite de maíz, queso blanco, queso amarillo, arvejas, lentejas, caraotas, arroz, harina de trigo, avena, pan, pastas alimenticias y harina de maíz. La cuarta parte de los 58 productos que conforman la canasta no se encuentran en los mercados. Lo mismo sucede con las medicinas para la diabetes, tensión, antibióticos etcétera.

¿Qué pasa con los sindicatos y Maduro? ¿Sigue sin haber elecciones en la FUTPV?

El gobierno persigue a los sectores que intentan tener una política autónoma. Estos corren el riesgo de ser despedidos o detenidos. Por otra parte, el gobierno suspende las elecciones sindicales a través del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), ejemplos de ello son la Futpv y Sidor, sectores donde ya se había cumplido con gran parte del cronograma electoral.
En el sector petrolero tiene tres años vencido el período de la directiva sindical. Las elecciones en la Futpv las convocaron y las postergaron varias veces. En la última suspensión ni siquiera fijaron una nueva fecha. Temen la fuerza que representa nuestra corriente combativa encabezada por José Bodas. O el caso de los eléctricos, donde también fueron suspendidas sin que se iniciara el cronograma electoral. Está el caso del sector de ferrocarriles, donde se realizaron elecciones pero el gobierno las perdió, y luego despidieron a los trabajadores que fueron elegidos como directivos. El caso del Metro de Caracas, donde un sector chavista crítico presentó una plancha que se enfrentó a la burocracia del gobierno, sufriendo toda clase de presiones e intimidaciones. Previamente la mayoría de los dirigentes de un sector opositor con posibilidades de enfrentar con éxito a la burocracia chavista fueron despedidos.

¿Qué está proponiendo C-CURA ante la crisis?

Nosotros hemos venido planteando que en nuestro país hay muchas razones para convocar a una huelga general. Llegó un momento en que la rebelión popular debía ir a un plano superior, con la incorporación plena de la clase obrera, por ello planteamos que después de los paros cívicos debía prepararse la huelga general. Para nosotros la huelga debía discutirse en las empresas. Había que ir a los portones, discutir con los dirigentes y los trabajadores, y comenzar a prepararla desde las bases, en asamblea, de manera democrática.
No obstante, había sectores que levantaron la huelga general de forma burocrática, sin asambleas, sin ir a los portones, sólo reflejaban los intereses de un sector de la MUD, encabezado por Voluntad Popular (Leopoldo López), Alianza Bravo Pueblo (Antonio Ledezma) y María Corina Machado.
Los que planteaban la huelga general desde la MUD, lo que querían era hacer pasar la política de unidad nacional que era contraria a la consigna fundamental de la gente que era “Fuera Maduro”. Al gobierno y a la MUD les conviene prostituir el concepto de huelga general.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)