Publicado el: Jue, Jul 13th, 2017

México: Carta abierta del MAS al CIG, al CNI y al Ezln

Por: Movimiento al Socialismo (MAS)

Al Concejo Indígena de Gobierno #CIG

Al Congreso Nacional Indígena #CNI

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional #EZLN

Saludamos la conformación del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), como resultado de la asamblea llevada a cabo los pasados días 26 a 28 de mayo. Nos congratulamos del nombramiento de la compañera María de Jesús Patricio Martínez como su vocera, así como de la decisión de buscar que su nombre aparezca en la boleta electoral de los comicios presidenciales del 2018, como representante de los pueblos que conforman el CIG.

Estamos de acuerdo con el llamado hecho en el comunicado conjunto del Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), acordamos también que la conjunción de las resistencias y rebeldías de las mujeres y hombres en fábricas, escuelas, hospitales, en ciudades y en campos, es la vía para resquebrajar el poder de las oligarquías capitalistas y defender los derechos y las conquistas de nuestro pueblo, al tiempo que se construye un poder diferente, verdaderamente democrático, el que nosotr@s llamamos poder de los pueblos indígenas y del pueblo trabajador.

Es el momento para desarrollar una gran campaña de denuncia de las atrocidades producidas por este decadente capitalismo mexicano y las multinacionales imperialistas, al tiempo que se visibilizan, difunden y fortalecen las luchas que se dan en todos lados y en todos los sectores en contra de la explotación cada vez más voraz de los capitalistas, en contra de la represión que ejercen los gobiernos de todos los partidos y colores; en contra de las violencias, la opresión y la discriminación que sufren las mujeres, así como la comunidad LGBTTTI; en contra de la destrucción del ambiente, del despojo de los recursos naturales; en contra de las llamadas reformas estructurales, que le han dado forma legal a esta voraz ofensiva capitalista.

Pensamos que, con urgencia, se debe poner en marcha esa campaña al servicio de la unidad de las luchas y las resistencias, independientemente del proceso electoral del 2018, para impulsar la construcción del tan urgente Frente Nacional de Lucha que enfrente a los gobiernos, a los partidos patronales y corruptos y a los capitalistas a quienes representan.

Estamos convencid@s de que no basta con dar paliativos para falsamente sanar los males sociales que produce este modo de explotación, sino que es fundamental construir un programa realmente superador del capitalismo, que pase por levantar reivindicaciones fundamentales, como el no pago de la deuda externa, la cancelación de los tratados de libre comercio, la renacionalización de las empresas privatizadas por los gobiernos neoliberales, la cancelación de las concesiones a las empresas mineras que saquean la riqueza mineral y destruyen el ambiente, que el control de las empresas nacionalizadas pase a manos de los trabajadores, los usuarios y las comunidades; el proyecto de nación de la clase trabajadora, dentro de la que, por supuesto, incluimos a las mujeres y hombres que son parte de los pueblos indígenas del país, deberá avanzar hacia su apropiación de los medios de producción, para terminar con la explotación que caracteriza al capitalismo; y no habrá otro gobierno capaz de llevar adelante dicho proyecto, más que un gobierno del pueblo trabajador y los pueblos indígenas del país. Por esta razón, también pensamos que es necesario construir más espacios de poder de la clase trabajadora y el pueblo pobre y oprimido, que junto con el CIG tomen en sus manos las riendas de la conducción de nuestro país.

Por supuesto, será necesario construir un espacio que sirva para hacer esta discusión y llegar a los acuerdos necesarios. Proponemos la realización de una Convención Nacional para la conformación del proyecto de nación de los de abajo, al inicio de septiembre, que sirva también para organizar las diversas fases de la campaña que sirva para llevar esta iniciativa a todo el país.

También coincidimos en que es necesario buscar que el nombre de la compañera Marichuy aparezca en las boletas electorales de los comicios de 2018, porque, como se dice en el comunicado del CNI-EZLN, hay que “echarles a perder su fiesta basada en nuestra muerte”. Decimos más, a la luz de lo ocurrido en las recientes elecciones estatales, donde el PRI lo mismo que el resto de los partidos hicieron gala de su corrupción, hipocresía y entreguismo al poder del dinero, es indispensable, en el contexto del próximo proceso electoral nacional, así como en los procesos locales, demostrar que existe otra forma de hacer política, otro concepto de democracia, exponer a todo el país y al mundo que desde abajo se puede construir una sociedad diferente. Nosotros decimos que este es el modelo del verdadero socialismo, que se puede y se debe construir en aras de defender la vida, la dignidad, los derechos y el futuro en libertad de la juventud, de las mujeres, de la clase trabajadora y de los pueblos indígenas y las comunidades.

Por eso, consideramos que el ejemplo de la iniciativa nacional lanzada desde el CNI y el EZLN debe ser tomado por quienes acordemos con él y estemos en condiciones de elegir representantes genuinos de esos procesos de resistencia y rebeldía, de esa lucha por construir una sociedad realmente diferente, dirigentes obreros, campesinos, mujeres, estudiantes, maestros, defensor@s de los derechos humanos, defensor@s del ambiente y los recursos naturales, etc. Y pensamos que la mejor forma de asumir este ejemplo es buscar el registro de candidaturas independientes, locales y federales, en los distintos ámbitos de gobierno y de representación popular, donde sea posible.

Somos una pequeña organización con inserción en algunos estados de la república, especialmente en el movimiento obrero, que reivindica la trayectoria de más de 37 años de lucha por la construcción de una organización revolucionaria en México, que anteriormente llevaba el nombre de Partido Obrero Socialista (POS) y que en su congreso de finales de 2016 decidió democráticamente cambiar su nombre por el de Movimiento al Socialismo, por lo que, aclaramos, no tenemos nada que ver con quienes siguen denominándose como POS y que(, según supimos eliminar) pretendieron inmiscuirse de manera oportunista en el proceso de discusión y decisión del CNI, presentando la “propuesta” de que fuera la compañera Agustina García de Jesús -a quien no conocemos pero respetamos-, como ” candidata presidencial independiente para 2018″.

Nos declaramos dispuestos a ser parte de este gran esfuerzo nacional, convencidos de que nuestro acuerdo con los trazos generales de esta iniciativa no debe significar diluir nuestras diferencias, nuestras trayectorias diversas. Pues sabemos que la discusión democrática y fraterna de nuestras discrepancias y críticas es parte fundamental de ese modelo político radicalmente alternativo. Pensamos que esa es la manera “para ir tallando la flecha que portará la ofensiva de todos los pueblos indígenas y no indígenas, organizados y no organizados para apuntarla al verdadero enemigo”, el capitalismo.

Fraternalmente,

Comité Ejecutivo Nacional del Movimiento al Socialismo

20 de junio de 2017

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)