22 julio, 2024

Movilización unitaria contra el ajuste del gobierno. Por una Alianza de la Izquierda y los Trabajadores

0

que la crisis la paguen los corruptos

Por: Partido Socialismo y Libertad

Las venezolanas y venezolanos estamos padeciendo la más grave crisis que jamás hayamos atravesado. La angustia del pueblo trabajador venezolano llega ya a límites insoportables. La catástrofe social y económica que agobia al pueblo trabajador, no cede, por el contrario, tiende a agravarse. Las colas, cada día más largas, reflejan que la escasez de productos básicos aumenta. Hay miles de despedidos en empresas públicas y privadas. Los hospitales están por el suelo, los medicamentos escasean, la delincuencia hace estragos en las zonas populares, a todas estas calamidades se agregan ahora con fuerza los apagones y la falta de agua.

En el marco de la crisis el gobierno optó por empresarios y transnacionales

Mientras tanto, en el marco de la crisis, el gobierno opta por los empresarios, profundizando el ajuste más brutal aplicado contra el pueblo venezolano en toda nuestra historia contemporánea. Los trabajadores ahora pagamos impuestos. Los salarios están destruidos, devorados por una inflación galopante. El gobierno devaluó nuevamente la moneda, y en acuerdo con los empresarios en el Consejo Nacional de Economía Productiva, aumenta los precios de productos regulados y anuncia el incremento de los precios de 100 bienes y servicios esenciales, la mayoría de los cuales, apenas se consiguen en los supermercados.

El pueblo venezolano está consciente que el responsable de este desastre que se abate sobre nuestras vidas es el gobierno de falso socialismo de Nicolás Maduro. Y crece en la conciencia popular el convencimiento de que este gobierno no puede continuar.

No al revocatorio que propone la MUD. Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana

La MUD, por su parte, ha demostrado en estos últimos 3 meses que es incapaz de resolver desde la Asamblea Nacional los graves problemas que sufrimos. No tienen ningún interés en movilizar ni en defender los derechos del pueblo trabajador que votó por ellos para castigar al gobierno de Maduro. El Partido Socialismo y Libertad está en contra de este gobierno y nos oponemos a él desde la izquierda, pero no creemos en la MUD, que son los mismos que gobernaron en el pasado puntofijista, y cuyos gobiernos represivos entregaron nuestras riquezas al imperialismo.

La solución a la catástrofe social que vivimos no es reducir el período presidencial o un revocatorio para sacar a Maduro, ni tampoco que la MUD gobierne. Nuestro partido considera que sólo un gobierno de los trabajadores, el pueblo y la verdadera izquierda, podrá comenzar a resolver los graves problemas que atravesamos, por ello, no estamos por el revocatorio que propone la MUD o alguna otra de las maniobras politiqueras que plantean para ellos presentarse como alternativa.

En Venezuela se necesita un cambio de fondo. Para el PSL la única manera de salir de esta terrible situación es luchando de manera autónoma por nuestros derechos, es movilizándonos en la calle contra el ajuste que Maduro instrumenta con acuerdo de empresarios y transnacionales. En esa perspectiva, en lugar del revocatorio que propone la MUD, proponemos convocar a elecciones de una Asamblea Nacional Constituyente, donde se ponga en discusión absolutamente todo, desde el carácter de la economía,  el papel de los trabajadores, los jóvenes y los sectores populares. Desde esa Asamblea nuestro partido propondrá reorganizar al país sobre nuevas bases, al servicio de los intereses del pueblo trabajador.

Por una  Alianza de la Izquierda y los Trabajadores

La situación que vivimos es insoportable. Ni el gobierno de Maduro ni la MUD son solución para el pueblo trabajador. Es necesario reagrupar a todos los que quieren enfrentar el ajuste, y encontrar una salida a la debacle social desde los intereses y necesidades de los trabajadores, los jóvenes y sectores populares, autónoma tanto del gobierno de Maduro y de la MUD. Impulsando la movilización unitaria, y organizando una alternativa política desde la izquierda. Por ello, es urgente la unidad de los que estamos por este cambio, más allá de nuestras diferencias y matices.

Al calor de la movilización unitaria contra el ajuste de Maduro, llamamos a todos los que se reivindican socialistas, sean chavistas o independientes pero que enfrenten a este gobierno, a que junto al PSL conformemos una Alianza  o Polo de Izquierda y los Trabajadores para levantar una alternativa política y de lucha frente a la MUD y el gobierno, que se postule como opción de poder.

Llamamos a los sectores de izquierda, y a aquellos que estuvieron con el gobierno y que hoy son críticos a Maduro y la cúpula del Psuv, a los activistas obreros y de los consejos comunales, a los jóvenes que aún creen que es posible construir el verdadero socialismo pero que se sienten defraudados y descontentos, a que tomen distancia del gobierno de Maduro. Los llamamos a que rompan definitivamente con un gobierno que ha convertido las vidas de millones de trabajadores en una verdadera calamidad.

En ese sentido, le proponemos a la Únete, que encabeza Marcela Máspero, y a sus distintos sindicatos en lucha, como Dianca, Petrocasa, las enlatadoras de pescado de Sucre; a los Comuneros, que encabeza Carlos Betancourt, a los compañeros de La Pipa Rota, a los de la Carpa Roja en Lara, a intelectuales como Manuel Sutherland y Omar Vásquez Heredia, despedidos de la UBV por sus posiciones políticas. También convocamos a Marea Socialista, y a sus activistas perseguidos, como el caso de Gustavo Martínez, trabajador de Café Fama de América despedido, que rompan claramente con el gobierno, que no continúen creando expectativas en un supuesto legado que nos ha llevado al abismo. Que no sigan con “un pie adentro y otro afuera”.

Les planteamos reunirnos en función de discutir un programa mínimo para impulsar una movilización unitaria contra el ajuste, y por una salida a la crisis desde los sectores críticos al gobierno y el Psuv, independientes o existentes en el seno del chavismo. Desde el PSL consideramos que algunos puntos para ese debate podrían ser los siguientes: aumento general de salario de emergencia, que el salario mínimo se iguale a la canasta básica cada 3 meses de acuerdo a la inflación, reforma agraria, la nacionalización de la banca, no al pago de la deuda externa, por la rescisión de los contratos de empresas mixtas para que petróleo sea 100% estatal sin empresas mixtas ni transnacionales; repatriacion de capitales fugados y robados; eliminación de las leyes que restringen el derecho a huelga y a manifestar, entre otras medidas.

En esa perspectiva, les planteamos realizar un Encuentro Abierto de Organizaciones y Dirigentes políticos, sindicales y populares para debatir estas propuestas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *