Publicado el: Lun, Oct 2nd, 2017

Ninguno de los candidatos del Psuv y la MUD nos representa. Hay que retomar la movilización contra el gobierno hambreador y represivo de Maduro

Por: Partido Socialismo y Libertad (PSL)

27 de septiembre de 2017. Después de instalada la fraudulenta Constituyente gobiernera, el pueblo trabajador sigue pasando las mismas calamidades. La ANC no produjo, ni producirá, ningún cambio en la vida cotidiana del pueblo, por el contrario, las razones que generaron las protestas que se desarrollaron en el país desde abril hasta julio siguen presentes y se agravan cada día.

Estamos en el inicio de una hiperinflación. Todos los productos aumentan y los salarios están por el suelo. La canasta básica se ubicó en agosto en Bs.2.938.277, 19. ¡Se requieren 30 salarios mínimos para alcanzarla! El hambre avanza arrollador en todo el país. Más de 11% de los niños venezolanos padecen algún grado de desnutrición. Es común ver familias enteras comiendo de la basura en las calles de las principales ciudades. Siguen los despidos y “suspensiones” en empresas públicas y privadas. La represión continúa. Recientemente en Tucupita la GNB asesinó a dos jóvenes waraos que protestaban por comida. Esta situación es insostenible, y tarde o temprano la gente va a volver a las calles.

En ese marco de verdadera tragedia para el pueblo trabajador se producirán las elecciones regionales convocadas para el 15 de octubre.
Las elecciones son un derecho democrático y político conquistado por los trabajadores y el pueblo, y el PSL defiende este derecho y rechaza las limitaciones, obstáculos, trampas y fraudes que el gobierno ha venido utilizando para desconocerlas o restringirlas.
No obstante, estas elecciones se realizarán en un contexto antidemocrático. El gobierno ilegalizó a varios partidos políticos, entre ellos al PSL; encarcela e inhabilita alcaldes y dirigentes políticos de la oposición y prohíbe a la MUD participar en siete estados del país. Mientras hay procesos abiertos a más de 20 alcaldes opositores que pueden ser destituidos y detenidos. La ANC decidirá quién puede participar como candidato en las elecciones, otorgando lo que llamó Diosdado Cabello, un “certificado de buena conducta”.

Miles de activistas están descontentos con la MUD, la cual dejó de convocar a las movilizaciones, supeditando la lucha en la calle contra el gobierno y la salida de Maduro, a cambio de participar en unas elecciones regionales con las cuales aspiran a mantener cuotas de poder en las gobernaciones, dejando en el olvido a los más de 120 muertos y centenares de presos, que abandonaron a su suerte.

Pese a ello, muchos votarán por los candidatos de la MUD, hastiados de Maduro y su gobierno. Entendemos esta decisión de muchos trabajadores, jóvenes y habitantes de los sectores populares, que no encuentran una alternativa política distinta a la MUD.

Nuestro partido considera que ninguno de los candidatos del Psuv ni de la MUD nos representa. Los candidatos del gobierno son corresponsables del desastre en el que está sumida la vida cotidiana del pueblo trabajador, han utilizado sus cargos para enriquecerse a costa del hambre del pueblo. Por su parte, los candidatos de la MUD no son una real alternativa en función de los intereses del pueblo venezolano. No resolverán los graves problemas que nos aquejan, por el contrario, seguirán aplicando el ajuste en las gobernaciones, no cumpliendo con los contratos, despidiendo trabajadores, y haciendo negocios turbios con empresarios y funcionarios gubernamentales. Por tal razón nuestro partido no llamará a votar por ninguno de los candidatos del gobierno ni de la MUD.

Para el PSL la salida no pasa por elecciones fraudulentas ni negociaciones a espaldas del pueblo. Proponemos organizar la lucha contra el hambre y la represión, por un plan económico y social de emergencia que incluya comida y medicinas para todos sin restricciones ni chantajes, por salarios aumentados cada tres meses de acuerdo a la inflación, no más despidos y “suspensiones” en empresas públicas y privadas. Por un plan de emergencia basado en la suspensión inmediata de todo pago de la deuda externa y que el petróleo pase a ser 100% venezolano, estatal, sin empresas mixtas ni transnacionales, por una PDVSA dirigida y controlada por sus trabajadores y técnicos. En defensa de las libertades democráticas, libertad a los detenidos por protestar, no más tribunales militares y por la disolución de la GNB y la PNB.

En la perspectiva de retomar la rebelión popular contra el gobierno hambreador y represivo de Maduro, y lograr su continuidad hacia una salida política independiente del Psuv y la MUD, se hace imprescindible dar pasos para construir una nueva dirección política desde la izquierda, con los trabajadores y el pueblo, convocando tanto a los sectores del chavismo descontento y de izquierda como a los que se movilizaron durante los últimos meses. En ese sentido, un buen ejemplo es el de la comunidades de Maracay, las cuales junto a las universidades se han venido organizando de manera independiente para seguir la lucha y defender a los presos políticos.

Por todo lo anterior, el 15 de octubre desde el PSL llamamos a no votar por ninguno de los candidatos del Psuv o los partidos de la MUD.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)