Orlando Chirino: «Los despidos masivos en Ferrominera son una salvajada antiobrera»

«Repudiamos el intento de despedir ilegalmente a 17 trabajadores de Ferrominera Orinoco, entre ellos a Rubén González, secretario general del sindicato. La estrategia del gobierno nacional es liquidar al sindicalismo autónomo, por eso mantuvieron al dirigente ferrominero Rubén González preso ilegalmente durante más de año y medio, por el hecho de haber encabezado una legítima huelga en 2009”.

«Repudiamos el intento de despedir ilegalmente a 17 trabajadores de Ferrominera Orinoco, entre ellos a Rubén González, secretario general del sindicato. La estrategia del gobierno nacional es liquidar al sindicalismo autónomo, por eso mantuvieron al dirigente ferrominero Rubén González preso ilegalmente durante más de año y medio, por el hecho de haber encabezado una legítima huelga en 2009”.

De esta manera se pronunció Orlando Chirino, dirigente de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura), ante las calificaciones de despido introducidas contra varios trabajadores de Ferrominera Orinoco. El dirigente sindical socialista considera que con todos estos elementos el gobierno nacional ha ido configurando un cuadro de terrorismo laboral para aplastar las luchas obreras en toda la región de Guayana.

La empresa estatal Ferrominera del Orinoco, ubicada en Ciudad Piar, en el estado Bolívar, ha sido el escenario de importantes conflictos laborales, en los que el gobierno ha intentado derrotar a los trabajadores apelando a la criminalización de la protesta y la huelga, utilizando grupos de choque adscritos al Psuv, y más recientemente a través de los despidos masivos.

“Cuando la movilización de los trabajadores sacó a Rubén González de la cárcel, apelaron a las bandas armadas del Psuv, repitiendo el esquema utilizado contra los trabajadores de Bauxilum, produciéndose el ataque del 9 de junio en el que lamentablemente murió un trabajador y dos resultaron heridos. Los despidos que actualmente realiza la empresa son una retaliación contra los trabajadores que señalaron a Héctor Maicán, del Psuv, como el autor de los disparos ese día. El objetivo de toda esta ofensiva, en la que se combinan los montajes judiciales, los cuerpos represivos, las bandas armadas, y los despidos, es aterrorizar a la clase trabajadora para que no luche por sus derechos y evitar que se realicen las elecciones del sindicato, a sabiendas de que serían derrotados por los trabajadores», aseguró el dirigente sindical revolucionario.

«Este gobierno, que tanto habla de obrerismo, desata una persecución salvaje contra los luchadores honestos, que no se arrodillan ante los patronos. La calificación de despido contra Rubén González viola el fuero sindical. Pero lamentablemente no es nada nuevo, yo mismo fui víctima de un despido ilegal por parte de Pdvsa en 2007, pese a contar también con ese derecho necesario para defender a los trabajadores frente a los patronos. Ahora Guayana es un laboratorio para la política de negar a los trabajadores el derecho a organizarse de manera independiente, pues el gobierno aspira a desnacionalizar las empresas básicas convirtiéndolas en empresas mixtas, y para ello necesita a una clase trabajadora desmovilizada. Por eso la obsesión del Psuv y de la gobernación del estado Bolívar es propinarles una derrota a los obreros de Ferrominera y criminalizar nuevamente a Rubén González, quien simboliza la resistencia obrera en Guayana. Llamamos a todos los trabajadores de Venezuela y particularmente de las empresas básicas, a repudiar estos despidos. El jueves 14 de este mes, en horas de la mañana, estaremos en la Fiscalía General de la República, entregando un documento con decenas de firmas de personalidades nacionales e internacionales, en el que exigimos que cese la persecución contra Rubén González y denunciamos la utilización de bandas armadas contra los trabajadores de Ferrominera», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *