A pelear por estas propuestas en el XXVI Encuentro Nacional de Mujeres

Igualdad de salarios y de oportunidades en todos los empleos para la mujer.

Guarderías infantiles para los hijos de las trabajadoras y las estudiantes, absolutamente gratuitas y que funcionen todo el día. Extensión del término de licencia paga por maternidad y paternidad. Por licencia de un año en la adopción de niños. Disminución de las horas de trabajo con igual salario durante la primera infancia del niño.

Igualdad de salarios y de oportunidades en todos los empleos para la mujer.

Guarderías infantiles para los hijos de las trabajadoras y las estudiantes, absolutamente gratuitas y que funcionen todo el día. Extensión del término de licencia paga por maternidad y paternidad. Por licencia de un año en la adopción de niños. Disminución de las horas de trabajo con igual salario durante la primera infancia del niño.

Medio salario mínimo adicional para la madre soltera.

Por una asignación del 30% del salario mínimo por cada hijo menor de edad para la madre trabajadora; por una real jubilación para el ama de casa.

Por una mayor participación de la mujer en todos los organismos e instituciones.

En forma proporcional a su participación en la base: eliminación de todos los obstáculos que traban el acceso de la mujer a los puestos de conducción sindicales y políticos.

Por una amplia educación sexual, laica, universal, igualitaria y científica. Legalización del aborto gratuito y a cargo del Estado.

Información sobre los métodos anticonceptivos en todos los niveles educativos con participación de las docentes en la planificación. Por la inmediata entrega de anticonceptivos en todos los centros de salud del país, incluyendo la píldora del día después.

Por la inmediata y efectiva separación de la Iglesia del Estado.

Basta de doble moral. Castigo efectivo a los curas violadores como el padre Grassi. Basta de intervención de la Iglesia en los planes de educación sexual en las escuelas, en los objetores de conciencia en los hospitales y el Poder Judicial. No a los subsidios a las escuelas religiosas.

Basta de femicidios.

Basta de asesinatos, golpes y violaciones a las mujeres. Exclusión inmediata y efectiva de los hogares a los golpeadores. Por refugios seguros para las mujeres con atención psicológica adecuada. Cárcel a los violadores y a los funcionarios del poder policial y estatal que habilitan la impunidad como en el caso de Romina Tejerina, para quien exigimos su inmediata libertad.

Ni una mujer más víctima de las redes de trata de personas.

Basta de asesinatos, secuestros y desapariciones de mujeres, niñas y niños. Por una nueva ley de trata que castigue a los proxenetas. Basta de persecución a las mujeres en situación de prostitución. No a la encarcelación de las mujeres. Eliminación de todos los edictos policiales y códigos contravencionales que penalizan a la mujer. Castigo a la impunidad policial y al Estado proxeneta. Por la organización de las mujeres en situación de prostitución.

Por la libertad sexual.

No a la herteronormatividad obligatoria. A Natalia Gaitán la mataron por lesbiana. Basta de homo-lesbo-transfobia.

Maternidad como opción.

Tratamiento gratuito de fertilización garantizado por el Estado para las mujeres que así lo requieran.

El Frente de Izquierda por los derechos de las mujeres

No basta con que las mujeres alcancemos lugares de poder para defender nuestros derechos. En nuestro país, mujeres como Cristina, Carrió y Michetti, entre otras, no defienden nuestros derechos. Como representantes de las patronales gobernantes, eligen quedarse del lado de los mandatos de la cúpula de la Iglesia y se sirven del patriarcado para avanzar en la explotación de las mujeres trabajadoras y pobres. Por eso se oponen al aborto legal. Hacen poco y nada contra las redes de trata de mujeres y niñas para la explotación sexual. No se proponen seriamente frenar los femicidios y se aprovechan de las peores condiciones de las mujeres en el trabajo, con menos salarios y más precarización. Tampoco los candidatos varones como Alfonsín, Duhalde, Macri o Rodríguez Saá se preocupan por las mujeres. En más de una oportunidad, todos han anunciado que no apoyan el aborto legal. Hasta el “progresista” Binner se declaró en contra de este derecho.

En octubre, el Frente de Izquierda es la única alternativa política para apoyar los derechos de las mujeres, ya que es la única lista que lleva como parte de su programa el conjunto de nuestras reivindicaciones. Y como lo demuestran todas las luchadoras y luchadores que integran sus listas, sí están dispuestas/os a llevarlas adelante desde cada banca conquistada. Como nuestra diputada Liliana Olivero en Córdoba, quien tantas veces se ha movilizado contra los femicidios y la violencia hacia las mujeres o la diputada electa Angélica Lagunas de Neuquén, quien encabeza desde hace años la lucha de las docentes en su provincia.

Para fortalecer nuestra lucha, el 23 de octubre acompañá con tu voto al Frente de Izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *