Peru: Se reanudan bloqueos aymaras en Puno contra mineras

09 de junio de 2011.

09 de junio de 2011. Dos importantes carreteras a Bolivia y Brasil continúan bloqueadas hoy, en el segundo día de dos huelgas generales en la región surandina de Puno, pese a pedidos del gobierno de levantar las protestas.

Lo cierres viales se mantienen y tienden a extenderse, sin que lo pueda impedir la policía, reforzada por contingentes de otras regiones y respaldada por las fuerzas armadas, a las que el gobierno ordenó resguardar locales y servicios estratégicos.

Los bloqueos impiden el paso en varios tramos de la carretera en la frontera con Bolivia, marcada por el río binacional Desaguadero, y la ciudad de Puno, capital regional ubicada a mil 315 kilómetros al sureste de aquí.

Un fuerte contingente policial impide al mismo tiempo que los activistas del paro tomen el puente sobre el río Desaguadero, que tuvieron en sus manos desde el 9 de mayo hasta la semana pasada, cuando suspendieron una huelga para posibilitar la elección presidencial del domingo pasado, ganada por Ollanta Humala.

El cierre de la carretera Puno-Desaguadero afecta principalmente al intenso comercio boliviano-peruano y al transporte de carga de Bolivia entre este país y los puertos del sur peruano, principalmente Matarani.

La protesta la encabeza el Frente de Defensa de las provincias del Sur de Puno, que integran comunidades indígenas aymaras de la zona, contra las concesiones mineras y petroleras que arruinan la agricultura y la ganedaría por sus efectos contaminantes.

Paralelamente, continúa bloqueada por segundo día consecutivo la carretera Interoceánica que integra a Brasil y Perú, en varios puntos de la provincia puneña de Carabaya, informó telefónicamente Hernán Vilca Soncco, del denominado Comité de Lucha.

La protesta de organizaciones sociales de Carabaya rechaza, por su impacto ecológico, un proyecto de construcción de una central hidroeléctrica a cargo de un consorcio brasileño y el cese de las actividades mineras y petroleras.

El ministro del Interior, Miguel Hidalgo, exhortó en Lima a los dirigentes puneños a deponer las medidas de fuerza y dialogar con el gobierno sobre sus reclamos.

Hidalgo aseguró que la policía mantiene a Puno bajo control, sobre todo en la zona fronteriza de Desaguadero, cuya situación definió como de tensa calma.

rc/mrs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *