Publicado el: sáb, Ene 19th, 2019

Por una salida obrera y popular a la crisis. Impulsemos la movilización autónoma e independiente del pueblo trabajador

Por Partido Socialismo y Libertad/Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma

El presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y los partidos patronales mayoritarios en el parlamento, han convocado a una concentración en Caracas y movilizaciones regionales para el próximo miércoles 23 de enero.

Esta convocatoria ha generado expectativas en algunos sectores del pueblo. Entendemos que sectores de los trabajadores y de las comunidades populares guarden algún tipo esperanza en que esta convocatoria de la AN pueda desembocar en una salida a la crisis brutal que vivimos.

Comprendemos que estas expectativas se basan en el rechazo mayoritario y generalizado a un gobierno hambreador, de falso socialismo, que aplica un brutal ajuste antiobrero y antipopular, haciendo pagar al pueblo venezolano las consecuencias de la más brutal crisis económica vivida por los venezolanos, creada por el gobierno, los empresarios locales y las empresas transnacionales.

No obstante, como socialistas revolucionarios que hemos adversado al actual gobierno chavista, tenemos la responsabilidad de decirle a ese pueblo que aspira terminar con esta tragedia que vivimos, que no podemos tener ninguna confianza en la Asamblea Nacional, donde están los mismos partidos que traicionaron la rebelión popular del 2017. No podemos olvidar a los más de 120 muertos en las protestas, ni los miles de heridos y detenidos, que esos mismos partidos hicieron a un lado, para entrar en una mesa de negociación y posteriormente en los procesos electorales fraudulentos convocados por el gobierno.

La AN y sus partidos, solo buscan reacomodarse y recuperar el apoyo popular perdido, con el objetivo de presionar al gobierno, que actualmente atraviesa una severa crisis interna, para iniciar una transición ordenada y negociada con el gobierno de Maduro, la cual contaría con el apoyo de Estados Unidos y los gobiernos patronales integrantes del Grupo de Lima.

En tal sentido, debemos decir que no es cierto que el 23 de enero se abrirá un cambio político a favor de los trabajadores y el pueblo. No podemos crearnos falsas expectativas con una convocatoria que busca solo abrir un canal de diálogo con el gobierno y sectores disidentes del chavismo. La única manera de derrotar el paquetazo de ajuste del gobierno, y lograr una salida a la crisis al servicio de los trabajadores es con la movilización y la lucha obrera y popular.

No es con negociaciones a espaldas del pueblo trabajador ni con la injerencia del imperialismo y sus gobiernos aliados de la región, que se resolverá la tragedia económica y social que padece el pueblo venezolano. Una intervención yanqui no traería nada bueno para el pueblo, y condenamos a quienes irresponsablemente la invocan. Pero tampoco se resolverá la crisis, entregando un cheque en blanco a Guaidó y los partidos patronales de la AN.

Nuestro partido insiste en afirmar que solo con la movilización unitaria, autónoma e independiente de las trabajadoras, los trabajadores y el pueblo, que marque distancia de los partidos representados en la AN y en el Gran Polo Patriótico-Psuv, podremos derrotar al gobierno y su paquetazo de ajuste antiobrero y antipopular. Debemos confiar en nuestras propias fuerzas organizadas y movilizadas en las calles del país.

Hay que seguir el ejemplo de los docentes, quienes hoy desbordan a su dirigencia burocrática y preparan un paro contra el gobierno. Así como también seguir el camino de las trabajadoras y trabajadores del Hospital Universitario de Caracas quienes, con su movilización masiva y unitaria, dividieron a sectores del chavismo que se sumaron a la lucha contra la directiva corrupta del hospital, por la recuperación de los recursos que se robaron y por salarios igual a la canasta básica.

Es necesario que las trabajadoras y trabajadores continuemos la lucha iniciada el año pasado por salarios dignos indexados mensualmente, en defensa de las contrataciones colectivas, y contra las tablas salariales impuestas por el gobierno en el sector público. Que cada vez más sectores se sumen a la lucha, y que la movilización de las trabajadoras y trabajadores empalme con la lucha que en las comunidades comienza a desarrollarse por comida y servicios públicos, masificando y generalizando la protesta en la calle contra el gobierno y su paquete de ajuste antiobrero y antipopular.

El Partido Socialismo y Libertad (PSL) y su corriente sindical C-cura, como parte integrante de la Intersectorial de Trabajadores de Venezuela, y de otras instancias unitarias en las distintas regiones del país, exigirá no ser furgón de cola de los sectores patronales, y seguiremos promoviendo la movilización obrera y popular independiente para conquistar un Plan Económico Popular que parta de lograr un salario igual a la canasta básica indexado mensualmente, un plan de importación de alimentos y medicinas, el no pago de la deuda externa, que el petróleo sea 100% estatal sin empresas mixtas ni transnacionales, confiscación de los bienes de los corruptos e importadores fraudulentos, y que todos esos recursos se utilicen para salud, educación, salarios, jubilaciones, vivienda, recuperación de Pdvsa y las empresas básicas, y para el impulso de una reforma agraria que otorgue tierras, insumos y apoyo técnico a los campesinos pobres, siempre teniendo como perspectiva la necesidad de un gobierno de la clase trabajadora.

19 de enero de 2019

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)