Publicado el: sáb, Jul 14th, 2018

Profesores y estudiantes denuncian la deplorable situación de la Universidad Bolivariana de Venezuela

Por Laclase.info

Caracas, 14 de julio del 2018.- La situación de la educación universitaria en el país es lamentable, una muestra de esa realidad la encontramos en las denuncias realizadas por profesores y estudiantes de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). A pesar de los discursos retóricos del nuevo Rector, César Trompiz, la institución educativa creada en el año 2004 presenta graves problemas, que se siguen profundizando: bajos salarios, becas insuficientes, deserción estudiantil, reducción de la planta profesoral, ausentismo laboral, un suministro irregular de alimentos a los comedores y la inoperatividad de la inmensa mayoría de las unidades de transporte.

Un profesor a dedicación exclusiva de la UBV, inicia su trayectoria académica con un salario base de solamente 3.600.000 bolívares. Ese ingreso mensual, en la actualidad no permite comprar ni siquiera un kilo de queso, y representa apenas un dólar. Ante esos salarios de hambre, muchos profesores de la UBV han renunciado, y los pocos profesores restantes tienen que dictar las materias sin docentes asignados o contratados, impartiendo contenidos curriculares para los cuales no se encuentran preparados, al no ser sus temas de investigación.

Algo similar ocurre con los estudiantes, que en el marco de una economía hiperinflacionaria, solo reciben una beca mensual de 400.000 bolívares. Ese estipendio no evita, al contrario estimula la deserción escolar. La situación de los empleados administrativos y obreros es igual, ingresos salariales exiguos que no superan el salario mínimo actual. Eso provoca un gigantesco ausentismo laboral, que dificulta las actividades cotidianas de los diversos programas de formación general de la UBV.

A los salarios de hambre y a las becas simbólicas, se suman otros dos problemas que sufre la comunidad universitaria de la UBV: la escasez de unidades de transporte y por ende el cierre de la mayoría de las rutas interurbanas ofrecidas anteriormente por la universidad. Además, la paralización total o parcial de los comedores de las diversas sedes de la UBV, y la restricción del suministro de alimentos.

Un ejemplo, es el comedor de la sede central de la UBV, ubicada en Los Chaguaramos en la ciudad de Caracas, allí cuando hay servicio solo distribuyen una ración de caraotas y arroz, sin ni siquiera sazonar o condimentar. Eso sucede mientras el nuevo Rector César Trompiz y su equipo cercano tiene una cocina privada, con un cocinero y su asistente, donde preparan comidas especiales para los altos burócratas mencionados.

Un grupo de profesores y estudiantes de la UBV, se empiezan a organizar para defender el derecho a la educación, a pesar de las prácticas autoritarias que ejerce la alta burocracia del gobierno de Nicolás Maduro. En resumen, exigen un incremento considerable del presupuesto universitario y una tabla salarial que comience con un salario base que permita comprar la canasta básica, como lo establece el articulo 91 de la Constitución Nacional.

 

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)