Raúl Castro quiere negociar con Obama

En los medios de prensa internacionales, así como en la página web del semanario estadounidense «The Nation», está circulando la noticia de que el gobierno de Cuba estaría dispuesto a negociar con el nuevo gobierno estadounidense, el del demócrata Barack Obama.

En los medios de prensa internacionales, así como en la página web del semanario estadounidense «The Nation», está circulando la noticia de que el gobierno de Cuba estaría dispuesto a negociar con el nuevo gobierno estadounidense, el del demócrata Barack Obama.

En una entrevista al presidente cubano Raúl Castro, este expresó que le gustaría reunirse con su par electo de Estados Unidos, Barack Obama, fuera del territorio de EEUU, y sugirió que el lugar podría ser la base militar de Guantánamo.

El líder cubano también expresaría, según la nota de prensa, que si Washington levanta el embargo comercial impuesto a la isla, desde comienzos de la revolución, su gobierno permitiría a las compañías petroleras estadounidenses explorar las aguas cubanas.

Podemos recordar que durante la campaña electoral Barack Obama dijo, en clara alusión a la isla, que estaría deseoso de reunirse con los enemigos de Estados Unidos, incluyendo a Raúl Castro.

También señaló el ahora presidente electo, que planeaba levantar las restricciones a los ciudadanos cubano-estadounidenses para que pudiesen visitar a sus familiares en la isla y enviarles las remesas de dinero.

Cuba ha sufrido el embargo estadounidense por más de medio siglo, y Raúl Castro dijo que su principal objetivo en una eventual conversación sería la normalización de las relaciones comerciales. A cambio, la petroleras de Estados Unidos podrían unirse a otras que ya están en busca de las grandes reservas que se estima yacen bajo las aguas territoriales cubanas.

Cuando veas la revolución de tu vecino arder, pon la tuya en remojo

Cuba, epicentro de la revolución latinoamericana en los años 60, cuyo viraje hacia el socialismo tuvo un gran impacto en el mundo, con un importante legado de logros sociales y de muestras de solidaridad con los pueblos en lucha; marcó un referente histórico con su determinación de expulsar a las empresas explotadoras yankees y junto a ellas a la burguesía. Los anuncios de Raúl Castro representan un viraje en la posición histórica de la política exterior cubana. Las medidas terroristas auspiciadas y organizadas por el gobierno estadounidense contra Cuba se tradujeron en miles de pérdidas humanas, así como cuantiosos sabotajes económicos, a lo largo de más de 40 años.

Anuncios similares de intenciones de diálogo con Obama por parte de Hugo Chávez, Evo Morales, y otros presidentes latinoamericanos, demuestran la inquietante posibilidad de que la elección del representante del partido demócrata debilite las posturas antiimperialistas de una parte de la izquierda latinoamericana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *