«Rechazamos las agresiones imperialistas contra Pdvsa y exigimos respeto a los derechos de los trabajadores»: José Bodas

El secretario general de la Futpv , la federación de trabajadores petroleros, José Bodas, repudió las sanciones aplicadas unilateralmente por el gobierno estadounidese a la petrolera estatal venezolana. «Los federativos clasistas y autónomos repudiamos que el gobierno yanqui o cualquier otro gobierno extranjero pretenda imponer limitaciones comerciales a Venezuela, pues las decisiones acerca de con quién comerciar sólo le competen a los venezolanos. Se trata de una medida que responde a la política interior yanqui, y a la necesidad de Obama de ubicarse ante el electorado más reaccionario con sanciones a Irán. En nuestra opinión, esta medida del imperialismo debe ser contestada con medidas concretas, no con discursos y demagogia», aseguró Bodas.

El secretario general de la Futpv , la federación de trabajadores petroleros, José Bodas, repudió las sanciones aplicadas unilateralmente por el gobierno estadounidese a la petrolera estatal venezolana. «Los federativos clasistas y autónomos repudiamos que el gobierno yanqui o cualquier otro gobierno extranjero pretenda imponer limitaciones comerciales a Venezuela, pues las decisiones acerca de con quién comerciar sólo le competen a los venezolanos. Se trata de una medida que responde a la política interior yanqui, y a la necesidad de Obama de ubicarse ante el electorado más reaccionario con sanciones a Irán. En nuestra opinión, esta medida del imperialismo debe ser contestada con medidas concretas, no con discursos y demagogia», aseguró Bodas.

«La gerencia de Pdvsa y el gobierno nacional manejan un doble discurso con respecto al imperialismo, pues en los hechos le entregan a los capitales imperialistas nuestras reservas petrolíferas y gasíferas, como en el caso de la empresa yanqui Chevron. Pero no sólo entregan nuestros yacimientos al imperialismo, sino que además la gerencia roja-rojita instruye a las transnacionales y las contratistas para que no se rijan por el contrato colectivo petrolero en sus relaciones laborales, sino que se basen en la Ley Orgánica del Trabajo. El fondo de pensiones de los jubilados petroleros fue desviado de manera fraudulenta a bancos en EEUU. Por otra parte, medidas como la devaluación desmejoran el salario del trabajador petrolero y le ahorran recursos a las transnacionales, cuya contabilidad se realiza en dólares y tienen que pagar menos por la mano de obra que se cancela en bolívares», explicó Bodas.

«Si de defender la soberanía se trata, lo menos que debe hacer Pdvsa y el gobierno es liquidar los contratos de empresas mixtas con empresas yanquis, para de esa manera recuperar la soberanía sobre los yacimientos petroleros y gasíferos. Lo otro que debe hacerse de manera inmediata es instruir a todas las contratistas y transnacionales a que se rijan por el contrato petrolero y que respeten los derechos legales y contractuales de los trabajadores, por ejemplo a la empresa Maersk que opera en el Lago de Maracaibo, o las empresas transnacionales que operan los proyectos de gas no asociado, como Chevron, Repsol, Gazprom, Petrobras, Teikoku, entre otras. El Ministerio de Energía y Petróleo les dio licencia a estas empresas para que no se rijan por el contrato colectivo petrolero sino por un acta convenio con un salario de hambre. Ya basta de que las inspectorías tengan instrucciones del gobierno de no atender reclamos contra las transnacionales y empresas estatales», exigió el dirigente petrolero.

«Esta nueva agresión contra Pdvsa, al igual que anteriormente ocurrió con la demanda internacional interpuesta por la Exxon-Mobil , demuestran la vulnerabilidad de una industria que se ha desnacionalizado y que está en manos de las transnacionales a través de la figura de las empresas mixtas, además de que estamos sometidos a instrumentos de arbitraje como la Ciadi. La experiencia demuestra a cada paso que este gobierno no es consecuente en la defensa de los intereses nacionales frente al imperialismo, por el contrario, vimos en febrero del año pasado al presidente Chávez entregando nuevas concesiones a la imperialista Chevron y agradeciéndole por supuestamente crear empleos, incluso llegó al colmo de invitar al genocida Obama a visitar nuestro país. Con un gobierno que dice una cosa y hace todo lo contrario, no podemos defender nuestra industria petrolera y nuestra soberanía. Sólo la clase trabajadora organizada y movilizada puede imponer una salida de fondo, exigiendo una industria petrolera 100% nacional, sin empresas mixtas ni transnacionales», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *