Publicado el: vie, Ago 17th, 2018

Repudiamos la persecución contra Rubén González

Por Partido Socialismo y Libertad (PSL) y Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma (C-cura)

El gobierno mantiene sitiada a Ciudad Piar. Su objetivo es capturar a Rubén González y destruir Sintraferrominera. Este sindicato como herramienta es una conquista de los trabajadores de Ferrominera del Orinoco (FMO), con el que dieron infinidad de luchas por defender sus derechos y construir un sindicalismo democrático.

Para el PSUV y particularmente para el M-21, Alfredo Spooner, Héctor Maicán, y ahora para Eleuterio León, entregar el cadáver de Sintraferrominera al gobierno de Nicolás Maduro, es un compromiso que adeudan. A ello responde la persecución de la GNB a Rubén González y a otros directivos de Sintraferrominera, mientras de manera paralelo el gobierno monta la discusión de la Convención Colectiva en Caracas con el sindicato paralelo, Sinboltrafe con Eleuterio León a la cabeza.

FMO, al igual que el resto de las empresas básicas, ha experimentado un gran deterioro físico y productivo. Su infraestructura en muchas áreas sufre deterioro, pues se roban el presupuesto y no hay mantenimiento.

A su vez la directiva de toda la empresa ha venido en una escalada contra los trabajadores, desconociendo y golpeando reivindicaciones contractuales, mediante la mala aplicación de la hoja de cálculo y excusándose en el BCV, para hacer desmanes en los aumentos sustitutivos de la cláusula 54 a unos trabajadores y a otros en las desmejoras del cobro del cheque abasto, que nunca está al nivel del índice inflacionario, golpeando el ya débil ingreso de los trabajadores. Además se desmejoran las condiciones de trabajo.

En las minas de Ciudad Piar los trabajadores han estado en paro por más de una semana reclamando la reposición de los equipos pesados -palas, camiones y cargadores- necesarios en las minas, como de los implementos de seguridad industrial, -botas, guantes- que hace dos años no reciben. No hay mantenimiento de la deteriorada y disminuida flota de buses del personal. Los ferrocarriles están en la ruina y solo dos locomotoras están en uso. El servicio médico en Ciudad Piar es la clínica de FMO, y al igual que el resto de los centros de salud en el país está por el suelo con equipos y servicios cerrados o dañados y sin insumos, y con una sola ambulancia para atender la zona.

Hay un retroceso vertiginoso en la producción. De las 22 millones de toneladas de mineral al año, hoy a duras penas se produce el 20%. Y de los 14 o 15 millones de toneladas transformadas al año, poco queda. De 7 millones de mineral producidos en 2017, se redujeron a millón y medio de toneladas en conjunto con el aporte de Sidor y Sidetur. Las briqueteras, han desaparecido y cerrado docenas de metalúrgicas y metalmecánicas, así como otras plantas transformadoras.

Los efectos en la calidad y volúmen del empleo redundan en el ánimo y la calidad de vida del trabajador y su familia, siendo lo más destructivo los salarios de hambre y la pérdida de conquistas económicas del contrato, así como el incumplimiento del contrato por parte de la empresa en complicidad con los dirigentes sindicales de la CBST.

Este plan represivo de la empresa y el gobierno tiene un objetivo, destruir a Sintraferrominera y consolidar un sindicato sumiso, patronal integrado por militantes del PSUV y de la CBST. A ello responde el plan represivo y la persecución a Rubén González, así como la encerrona en Caracas con Sinboltrafe para acordar un miserable contrato a espaldas de los trabajadores. Todo esto en el marco del paquete de medidas que dispone el gobierno dejar caer sobre los hombros de las trabajadores a partir del 20 de agosto.

Este plan de destrucción del sindicato tiene tiempo ya. En junio de 2011 el trabajador Renny Rojas fue asesinado a manos del burócrata sindical del PSUV Héctor Maican, en aquella asamblea que se disponían a sabotear para que no se realizaran las elecciones sindicales. De este nefasto hecho viene la injusta imposición de cárcel al compañero Rodney Álvarez, hoy en el Rodeo II, mediante un montaje judicial que no ha llegado a una sentencia luego de siete años. Por su rol en estos planes antiobreros promovieron al burócrata Alfredo Spooner a la dirección estadal del trabajo en el estado Bolívar. Otra acción fue la suspensión de elecciones en Sintraferrominera. No podemos permitir la destrucción del sindicato.

Desde el PSL y C-cura, defendimos en el pasado a Rubén González de los ataques que Hugo Chávez orquestó contra Sintraferrominera, a fin de maniatar a los trabajadores. Fuimos parte de quienes peleamos por su libertad, y hoy defendemos y exigimos la libertad de Rodney Álvarez, porque es inocente. Con la misma intensidad debemos exigir cese a la persecución de Rubén González. Responsabilizamos al presidente Nicolás Maduro y a Alfredo Spooner de cuanto pueda pasar a González, como a cualquiera de los directivos del sindicato. Los ferromineros y el resto de los trabajadores de las básicas de Guayana deben movilizarse en defensa de sus sindicatos, de la integridad física de González y por la inmediata libertad de Rodney Álvarez.

Repudiamos la persecución a Rubén González
El gobierno pretende arrodillar a los ferromineros y destruir Sintraferrominera
Defendamos la libertad sindical
Libertad para Rodney Álvarez
17 agosto 2018

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)