Publicado el: lun, Feb 11th, 2019

Roma

 

Por Lucha Internacionalista (Estado español)

Roma. Del director mexicano Alfonso Cuarón

Película en blanco y negro, y sin música de fondo, por tanto con sonido ambiental. Eso significa que tiene el aspecto de un documental que quiere recordar las grabaciones de cine familiar. La estética es agradable y admirable. Durante 135 minutos oímos hablar en español y en mixteca, una de las lenguas indígenas de México, pero vemos más que escuchamos. Porque Roma -que es el nombre del barrio, la Colonia Roma, y también el palíndromo de Amor- nos muestra de todo sin explicitarnos nada, dejando que nosotros nos deslicemos sobre una historia familiar y sobre un país, para acabar con muchísima información que, aparentemente, nadie nos ha dado. Que nadie nos ha dado de palabra, queremos decir. Las imágenes nos lo sugieren todo. Sin prisas.

La historia es la vida de una familia numerosa de clase media alta, a lo largo de un año -entre 1970 y 1971-, su descomposición por la ausencia del padre, con la madre aturdida, y la compañía de la abuela y las criadas. Y de fondo la ciudad de México y su agitación política. El director Cuarón rueda su propia infancia, y convierte en protagonista a la sirvienta que los cuidó cuando eran pequeños, y le dedica el film.

Cleo (primera película de Yalitza Aparicio) es el centro, la joven criada indígena a la que sigue la cámara, y nosotros avanzamos con ella y su mirada. Cleo habla muy poco pero en ella captamos las angustias, las miserias y las injusticias del país, escuchamos su silencio que también es el silencio de su pueblo, y vemos el clasismo y la desigualdad.

Y el machismo. La sirvienta y la madre, mujeres abandonadas por los hombres, tendrán que mantener unida la familia y tirar adelante solas, con el apoyo de la abuela. Todas serán una piña pero el pilar que las sostiene es realmente Cleo. El film es un homenaje emotivo a las mujeres que criaron a Alfonso Cuarón. En las entrevistas que concede sobre la película él repite que un muro separaba las clases sociales, y este muro sólo lo rompían los afectos, a partir de una relación de conveniencia muy perversa: la sirvienta realizaba las faenas más duras de la casa pero los entendía y los quería, para acabar desempeñando el rol que deberían haber hecho los padres.

El paisaje externo de esta vida doméstica es el contradictorio México: música callejera, terremotos, protestas estudiantiles, paramilitares, miseria, fractura social, fiestas, racismo y la masacre del Corpus, el jueves día 10 de junio de 1971, conocido como el halconazo porque los paramilitares al servicio del Estado -conocidos como halcones- mataron 120 estudiantes.

Para conseguir esta joya de apariencia sencilla pero de potente contenido el director ha filmado en riguroso orden cronológico, sin que los actores conocieran el guión. Cada día las protagonistas descubrían cómo seguía la historia, y recibían instrucciones personalizadas, así que muchas de las reacciones de los personajes son absolutamente reales.

Los críticos coinciden en valorarla como obra maestra, y destacan aportaciones técnicas y de contenido, como por ejemplo que contiene los cuatro elementos de la cosmogonía tradicional: aire, tierra, fuego y agua. Estamos de acuerdo, cada cual de vosotros los tendréis que encontrar cuando la disfrutéis.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)