Publicado el: Mie, Feb 14th, 2018

Siguen los atropellos contra trabajadores de supermercado Euromax en Valencia

Por: Prensa C-cura

En diciembre, con una nota en esta misma página, reseñabamos la denuncia que hacían los trabajadores de la cadena de supermercados Euromax, específicamente en San Diego, estado Carabobo.

En esa oportunidad, los trabajadores optaron por colocarse unos carteles en el pecho y la espalda, denunciando las intenciones de la empresa de cancelar el beneficio de utilidades de modo lineal sin respetar la antigüedad de cada trabajador. Igualmente denunciaron, que la actual junta directiva del sindicato no hacía las presiones debidas contra el patrono para lograr que les cancelaran el beneficio tal cual establece la ley, incluso no le estaban pagando los aumentos de salario mínimo tal como lo anunciaba el presidente Maduro.

Lo cierto del caso es que, ni cancelaron las utilidades como debían ni tampoco pagaron el aumento salarial en diciembre como establece el anuncio presidencial. Pero lo más irónico del asunto es que, la junta directiva del sindicato “negoció” con el patrono la fiesta de fin de año para los hijos de los trabajadores, y en pago no pelearon el pago correspondiente a cada trabajador. Y hoy por hoy, les sirven a los patronos a costa de la explotación al trabajador.

Esta acción de la junta directiva molestó a muchos trabajadores quienes ante tal situación, y unido al maltrato que ya se venía operando en las instalaciones del supermercado Euromax del municipio San Diego, muchos de ellos se han ido retirando para irse del país, y otros a la andan a la deriva. Según relatan compañeros de trabajo que pidieron el anonimato para evitar las represalias.

Los trabajadores están muy descontentos y desconcertados sobre qué hacer. En diciembre aún se mantenían unos 60 trabajadores con la disposición de seguir luchando, y para ello estaban presionando para renovar la junta directiva del sindicato que ya está vencida, así como por su carácter patronal La mayorìa de los trabajadores no los reconoce como sus dirigentes.

En diciembre las se vivieron las penurias de los trabajadores y sus familias. Unas navidades tristes, sin niño Jesús, con salarios y aguinaldos miserables y sin muchos de los beneficios que habían conquistado. Nada tienen que reconocerle a esos “tres dirigentes sindicales” que quedan en el sindicato.

Con la llegada del año nuevo, se incrementó la desgracia sobre los hombros de los trabajadores. Nombraron nuevos gerentes, de operaciones y general, José de Veloza y Luís Gascon, respectivamente. Estos señores llegaron con las intenciones de aplacar a los “revoltosos” y mantener el negocio viento en popa, con máxima explotación y poca paga. Para ello empezaron a desconocer algunos beneficios de los trabajadores, tales como la compra de los artículos con precio acordado, y preferencia para la compra de artículos regulados.

A finales de enero ocurrió un evento desproporcionado e inaudito, fueron retenidos un grupo de 50 trabajadores y trabajadoras al salir de su turno de trabajo en un bus alquilado y pagado por ellos, por la policía de San Diego en una de las alcabalas de la Av. Don Julio Centeno, la excusa fue que debían revisarlos por sospecha de haber sustraído productos del supermercado, el trato fue inhumano, desproporcionado, abusivo y agresivo.

Los trabajadores hicieron la denuncia ante los órganos competentes y hasta la fecha no tienen respuesta alguna. Pero la sorpresa es aún mayor, ya que a partir del 8 de febrero, en las propias instalaciones del supermercado, el Cicpc ingresó y obligó a más de 80 trabajadores que salían de su turno a desnudarse para un cateo so pena de sufrir mayores humillaciones. La gerencia le paga a los policías por perseguir a los trabajadores, con productos regulados. Los trabajadores desconocen las cantidades que entregan.

Esta acción contra los trabajadores fue ordenada por los nuevos gerentes designados para castigar a los más antiguos, con el fin de obligarlos a renunciar y dejar en claro ante los nuevos empleados, obreros y administrativos que no se permitirán organizaciones sindicales que le peleen a los gerentes, y así desmembrar cualquier intento de armar a los trabajadores con una nueva junta directiva autónoma e independiente del sindicato que pelee por sus derechos y conquisten nuevas y mejores reivindicaciones para el conjunto de los trabajadores.

Desde hace más de un año los trabajadores vienen perdiendo beneficios contractuales y el deterioro de las condiciones de trabajo se profundizan al punto que los últimos aumentos salariales decretados por el gobierno, se implementan cuando el patrono le da la real gana.

Los trabajadores denuncian esta situación y exigen a los órganos competentes que actúen de acuerdo a las denuncias que se han consignado.
Ante esta nueva afrenta y arremetida por parte del patrono al utilizar a los cuerpos policiales para amedrentar, hostigar y amenazarlos, los trabajadores exigen al Ministerio del Trabajo, a la Fiscalía, al defensor del pueblo y al gobierno nacional, castigo a los empresarios que los hostigan constantemente, que maltratan a los trabajadores y que se niegan a cumplir con la contratación colectiva. Igualmente exigen castigo ejemplar contra los funcionarios policiales que se tarifan ante los empresarios para cumplir labores extrajudiciales hostigando y avergonzando a los trabajadores dentro y fuera del lugar de trabajo.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)