Publicado el: vie, Feb 23rd, 2018

Trabajadores de la salud salieron a las calles de Anzoátegui contra los salarios de hambre

Por: Laclase.info

Barcelona, 23 de febrero.- El jueves, 22 de febrero fue una jornada marcada por la salida a la calle en una masiva protesta de centenares de trabajadores, tanto médicos como empleados y obreros, de los tres principales centros asistenciales del estado Anzoátegui, los hospitales Luis Razetti, Domingo Guzmán Lander, en Las Garzas, y el IVSS Guaraguao. En el Hospital Luis Razetti, principal centro de salud del estado, los trabajadores se declararon en asamblea permanente y tomaron durante más de una hora la avenida Argimiro Gabaldón, al grito de “salarios dignos ya” y “el pueblo unido jamás será vencido”.

Se vivieron momentos de tensión al ser rodeados los manifestantes por un piquete de la Guardia Nacional Bolivariana. “Guardia, escucha, únete a la lucha” fue la consigna más coreada en esos momentos, y algunos efectivos del cuerpo represivo hicieron gestos de simpatía con los trabajadores en lucha al retirarse del lugar. A la llegada de un segundo piquete militar, los trabajadores cesaron la toma de la avenida y se evitó así un ataque represivo.

El gobierno desangra a la salud pública

Oscar Nava, presidente de la Sociedad de médicos internos y residentes del Hospital Luis Razetti, declaró sobre las motivaciones de la protesta. “Lo que pedimos es que nos dejen trabajar, que haya condiciones en las cuales podamos hacer nuestro trabajo. No hay insumos, prácticamente lo único que funcionan son las emergencias, ya la población está dejando de venir al hospital pues saben que tienen que adquirir desde los insumos más básicos hasta costosos medicamentos. Un tratamiento que requiera de cuatro ampollas de antibióticos diarias que cuestan 500 bolívares cada una es imposible de sufragar para la mayoría de la población”. Además del recorte a la dotación de insumos, se ha atacado las conquistas laborales. “Desde hace años que se eliminó el servicio de comedor y nos quitaron también el servicio de transporte. Estamos exigiendo un salario digno, actualmente un médico residente está ganando de salario básico apenas 10 mil bolívares por encima del salario mínimo”.

También denunció el ajuste que ha aplicado el gobierno al sector. El presupuesto nacional para la salud del año 2018 es de dos billones de bolívares, lo cual no llega al millón de dólares a la tasa de cambio paralela. Siete veces menos de lo destinado al pago de “Bonos de la Patria” en lo que va de este año.

El delegado de prevención Edisson Hernández explicó que por medio de la movilización se está exigiendo un salario igual a la canasta básica, dotación de insumos y el restablecimiento de los servicios de comedor y transporte para los trabajadores. “Actualmente hay un alto ausentismo debido a que los trabajadores no pueden siquiera cubrir los gastos de transporte con sus míseros salarios, estamos ante un ataque contra la salud pública y la estamos defendiendo por medio de la lucha”.

Ernesto Gómez, delegado de Sitrasalud, denunció que no hay comida para los hospitalizados desde hace ocho meses y que las condiciones de higiene y seguridad están comprometidos pues no hay insumos para la limpieza y las calderas de esterilización no funcionan. “Hay que transportar los equipos que deben esterilizarse a clínicas privadas. Esto no es ninguna revolución”, sentenció. Por su parte el directivo sindical José Igualguana explicó que hay centenares de renuncias por los bajos salarios, de entre 88 y 120 mil bolívares semanales. Trabajadores petroleros de la Corriente Clasista, Unitaria, Revolucionaria y Autónoma también se solidarizaron con la lucha y participaron en la protesta, así como representantes del gremio de las enfermeras.

Archivo

Enlaces

Unidad Internacional de los Trabajadores (UIT-CI)
Izquierda Socialista
Flores en Daraya
Lucha Internacionalista
Observatorio Crítico (Cuba)