Publicado el: Mar, Jun 20th, 2017

Trabajadores de Polar en huelga de hambre exigen reenganche

Por: Prensa C-cura

Un grupo de más 60 trabajadores de las empresas Polar de distintas partes del país, se encuentran acampando a las puertas del Ministerio del Trabajo en Caracas, exigiendo ser reenganchados por el patrono. Los mismos se aprestan a realizar una huelga de hambre por sus exigencias.

Estos compañeros son parte de un contingente de más de 5000 trabajadores que desde hace más de 425 días vienen atravesando un verdadero calvario, que ha afectado terriblemente a sus familias. Los mismos se encuentran suspendidos, sin salario y viviendo de los cestatickets.

Algunas personas hastiadas del desastre existente en muchas empresas nacionalizadas, actualmente en manos del gobierno, pueden haber idealizado la “eficiencia” de las empresas Polar, y los supuestos beneficios de sus trabajadores. Pero la realidad es otra muy distinta.

Si algún patrón se ha beneficiado por las políticas económicas del gobierno, ese es Lorenzo Mendoza, propietario del Grupo Polar. Esta es la única empresa del sector privado que desde hace 2 años viene poniendo en práctica las suspensiones laborales por falta de materia prima, empezando por la arbitraria unilateralidad de estas decisiones. Esta figura de las “suspensiones” es ilegal, ya que ni siquiera está contemplada en la Lottt. Mediante este recurso se ha lanzado a la calle a madres y padres de familia condenados a pagar una crisis que no les corresponde.

La organización que agrupa a los trabajadores afectados por esta medida, “Polar Socialista”, ha dado desde hace más de un año, una batalla sin descanso en contra de estas suspensiones, y lograron establecer mesas de trabajos para discutir la situación. Gracias a su movilización se llegó incluso a varios acuerdos en ese transcurso, y se logró que se elaborara una resolución de reenganche por parte del Ministerio del Trabajo, donde se establece el pago de salarios caídos y la restitución en sus puestos de trabajo de manera inmediata a nivel nacional.

El gobierno ha sido incapaz de materializar los reenganches, entorpeciendo el proceso, y sin ejercer presión alguna sobre el patrono para que cumpla su obligación. Los trabajadores van a las empresa con la orden de reenganche pero no pasan del portón, el patrono se comporta como un Estado dentro del Estado, y es poco lo que ha hecho el gobierno a favor de los trabajadores.

La suspensión, desde el punto de vista del que la vive, es una situación realmente inhumana. Meses de penurias y de angustias. Te suspenden del puesto de trabajo violando las leyes venezolanas, los convenios y tratados internacionales, que establecen que el derecho al trabajo es un derecho humano. Mediante el paquete de suspensiones laborales que aplica Mendoza, le suprimen al trabajador el salario, el seguro médico, y beneficios contractuales debidamente establecidos en las convenciones colectivas, todo esto para no generar prestaciones sociales ni ninguna incidencia salarial.

Vale decir que todas las plantas donde se presentan estas suspensiones están activas y operando al 100% de la producción porque el Estado le garantiza insumos y materia prima de manera especial a empresas Polar. Entonces la teoría de la suspensión por falta de materia prima es falsa y sólo es una justificación para despidos masivos, mientras el empresario produce más, ajusta los precios en los productos e invierte menos en la mano de obra, es decir mayor ganancia y menos gastos social.

Un de las consecuencias de estas suspensiones es que obligan a rendir por hambre a los obreros que terminan aceptando una “cajita feliz” que sólo favorece al patrono.

Es necesario darles todo nuestro apoyo a estos trabajadores. Debemos exigirle al gobierno que haga cumplir la resolución de reenganche ante al patrono. Desde C-cura nos ponemos al servicio de esta lucha.

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)