Publicado el: Vie, Abr 28th, 2017

Turquía: ¡El referendo del 16 de abril es inválido e ilegítimo!

Por: Partido de la Democracia Obrera de Turquía (sección de la UIT-CI)

1. A pesar de que el Consejo Supremo Electoral no ha explicado su decisión definitiva sobre los resultados del referendo constitucional del 16 de abril, ha anunciado que los votos por SI eran 52.41% (25.133.391) y los votos por NO 48.59% (23.758.401). Por lo tanto, el Consejo anunció que se aceptó el cambio constitucional con una diferencia de 1.374.990 votos. Como Partido de la Democracia Obrera (IDP), no sólo consideramos estos resultados fraudulentos, sino también creemos que el referendo en sí mismo y sus resultados no son legítimos.
2. Las medidas establecidas en el del cambio constitucional supuestamente aceptadas en el referendo buscan llevar al país a una dictadura de partido-estado, no va hacia una iniciativa más democrática. Además, arrastran al país nuevamente a la constitución de la junta militar de 1982 en términos de derechos constitucionales y democráticos generales. Como partido de los trabajadores y los obreros, IDP no puede aceptar como legítimo ningún referendo, en ningún país, si subordina el sistema político y/o administrativo de ese país a un partido único, un partido de estado, una dictadura, o a la pérdida de la independencia de los poderes ejecutivo, legislativo o judicial en la cima del poder del estado, que conduce a un sistema de opresión.
3. Además, la legitimidad de este referendo debe ser cuestionada aún más debido al hecho de que el referendo del 16 de abril se celebró bajo un estado de emergencia en las que se encarcelaron presidentes y administradores de partidos políticos, alcaldes y miembros de partidos opositores, especialmente en ciudades kurdas. Las opiniones en contra de la enmienda no se podían explicar, miles de personas fueron desplazadas por fuerza y en una atmósfera donde el partido de gobierno intentó imponerse sobre la libre voluntad de los pueblos mediante el uso ilegal de todos los medios del estado.
4. Además de ello, miles de violaciones como el uso de sobres sin sellos y la aceptación de sellos inválidos a pesar de los reclamos y críticas de observadores de urnas electorales, desde el comienzo del referendo, han puesto en dudas el resultado del referendo. El informe de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que observó las elecciones, anunció que el referendo era cuestionable debido a métodos ilegales, haciendo hincapié en la verdad una vez más. El IDP cree que estas infracciones que involucran a 2,5 millones de votos dudosos refuerzan el carácter ilegitimo del referendo.
5. A pesar de todas estas irregularidades, la mitad de los votantes se opuso heroicamente a este deslizamiento hacia un régimen autoritario. Consideramos esta oposición como una victoria de las masas obreras. Las ciudades más grandes del país dijeron “No” a la dictadura. La alianza del Partido Justicia y Desarrollo (AKP) y el Partido Movimiento Nacionalista (MHP) se ha degradado sustancialmente en ciudades industriales como Bursa, Sakarya y Kocaeli. Las ciudades kurdas mantienen su postura democrática… Todo esto indica que el régimen tendrá dificultades en el autoritarismo y que las movilizaciones democráticas y sociales se fortalecerán.
6. Los votos supuestamente recibidos por el autoritarismo a través de estas prácticas antidemocráticas son expresados como un logro personal por el propio “Jefe”. En otras palabras, este modelo autoritario no es una victoria institucional del régimen sino un falso triunfo. Un sistema construido de tal manera será un régimen autoritario desequilibrado y una dictadura personal extremadamente débil. El Presidente y el AKP son muy conscientes de esta situación y desarrollarán nuevas estrategias después de los análisis de situación que se harán en los próximos días y semanas. Dados los ataques perpetrados por el gobierno en las ciudades kurdas y en todo el país tras la derrota electoral del 7 de junio de 2015, es muy posible que sus nuevas políticas sean similares. Los discursos del Presidente justo después del referendo indican eso.
7. Además de la debilidad del sistema de partido-estado y del régimen autoritario estilo turco a ser creado, los patrones, en otras palabras, la burguesía también está vacilante en parte y sorprendida con la realidad. Podemos esperar de la burguesía de apoyo a la emergencia de nuevas políticas alternativas, dado que han visto que un régimen basado en un solo jefe está políticamente desequilibrado a medio y largo plazo, es peligroso en términos de sociedad y económicamente desfavorable. El descontento dentro del AKP, el hecho de que el MHP esté dividido y la presencia de políticos de centro y centro-derecha aparentemente “democrático-liberales” acelerarán los intentos de formar una nueva alternativa para la burguesía. Es posible que seamos testigos del establecimiento de tales partidos en las próximas semanas. En ese momento, el deber del IDP será evitar que los trabajadores y los obreros pongan sus esperanzas en organizaciones democráticas falsas, dar peso a las políticas basadas en la independencia de clase y que aceleren la construcción de un partido revolucionario.
8. Puesto que los líderes del Partido Democrático del Pueblo (HDP) están en la cárcel y los que no están encarcelados están sometidos a la opresión del gobierno, el Partido Republicano del Pueblo (CHP) y su presidente Kemal Kilicdaroglu asumieron el liderazgo del frente por el NO. Se puede decir que tuvieron éxito en sus propios términos durante la campaña del referendo, y por lo tanto es obvio que ahora intentarán utilizar la mayoría de los votos por el “NO” a favor de su partido. Sin embargo, el IDP deberá, sin interrumpir la unidad de clase, insistir ante las masas obreras y trabajadoras que este partido es en difinitiva un defensor del régimen burgués y del sistema de explotación capitalista. El IDP pedirá al CHP insistir con respecto a la fraudulencia y la ilegitimidad del referendo y que continúe diciendo insistentemente a los trabajadores y demócratas que apoyan al CHP que una constitución sólo puede ser legítima si conduce al país a un cambio democrático y social.
9. La primera explicación de Kilicdaroglu inmediatamente después del referendo, afirmando que la constitución es un “contrato social” y por lo tanto “la política tiene grandes obligaciones”, señala que el CHP puede entrar en un nuevo acuerdo con el régimen autoritario. De hecho, Kilicdaroglu ahora sugiere “preparar una nueva constitución juntos” con el régimen autoritario. El IDP invita a las masas obreras a no albergar esperanzas en que se prepare una constitución democrática, y que tomen en cuenta que sus líderes y sus supuestos representantes son entusiastas de n régimen autoritario antidemocrático. Una constitución verdaderamente democrática y social sólo puede ser escrita a través de una Asamblea Constituyente compuesta de todas las partes de la sociedad, las organizaciones obreras, las mujeres y los movimientos sociales. El único poder que puede oponerse a que el CHP vuelva a comprometerse con el sistema de la dictadura será la presión de los obreros, los trabajadores, los jóvenes militantes del CHP y los movimientos de mujeres. El IDP está listo para colaborar con estos poderes.
10. Por otra parte, el IDP critica fuertemente la actitud contrarrevolucionaria del CHP y su postura contraria a los refugiados sirios y el sistema estatal durante el período de propaganda previo al referendo. El CHP desarrolla una actitud anti obrera y racista hacia los sirios solicitantes de asilo. El IDP reconoce a estos solicitantes de asilo como parte de las masas trabajadoras de Turquía y defiende que los solicitantes de asilo que quieran permanecer y vivir en este país y se beneficien de todos los derechos civiles por igual. La alegación de que los solicitantes de asilo causan desempleo entre los trabajadores locales quitándoles las oportunidades de empleo en el país no es más que una alegación utilizada por el régimen y la burguesía para dividir a la clase trabajadora. La verdadera causa detrás del desempleo es el estilo de producción capitalista y su codicia por la explotación laboral barata. El único sistema que puede eliminar el desempleo es una economía centralizada planificada, construida bajo el control democrático de todos los obreros y trabajadores. El IDP invita a todos los sindicatos progresistas, los solicitantes de asilo y trabajadores refugiados a esforzarse por unirse con la clase trabajadora con este objetivo. Por otra parte, naturalmente estamos en contra de otorgar el poder de reorganizar todas las unidades administrativas del país a un solo jefe. Esta atribución debe ser devuelta al parlamento inmediatamente. Del mismo modo, estamos totalmente en contra de la idea de establecer unidades administrativas o sub-estados mediante un enfoque anti-kurdo. El IDP apoya el derecho universal de autodeterminación de una nación expresado en las demandas de las ciudades kurdas y, por lo tanto, la capacidad de establecer un estado o estados siempre que tal determinación esté dentro de la voluntad de un parlamento democrático.
11. Saludamos la postura recta, segura de sí misma y honorable del HDP como partido democrático a pesar de todas las presiones. Como IDP, nos hemos opuesto y nos opondremos siempre a la opresión del gobierno sobre este partido. Sabemos que los llamados “votos perdidos” en el referendo se deben a estas opresiones, a los exilios en masa y a los fraudes electorales. No importa qué, el HDP sigue representando la fuerza de voluntad del pueblo kurdo. Lo que se espera del HDP en el próximo período es abrazar a todas las masas obreras y trabajadoras de Turquía y ayudar a unificar el derecho a la autodeterminación de los pueblos con la lucha por la liberación. El IDP estará siempre abiertos a colaborar con un partido democrático como el HDP y seguirá criticando todos los intentos de romper la unidad de las masas obreras con un discurso nacionalista y que dan excusas a las denominadas “prácticas antiterroristas” dejando la mano libre del régimen para la represión.
12. Uno de los factores que llevó a la mitad de los votantes a decir NO al régimen autoritario fue el trabajo de las organizaciones de masas democráticas y los movimientos y las redes sociales. Felicitamos de todo corazón a los miles de mujeres y hombres, y especialmente a los jóvenes, que se reunieron en torno a estos círculos y lucharon despiadadamente contra los intentos de dictadura. Sus esfuerzos existieron porque varias comunidades fueron extremadamente significativas y en parte determinantes en el triunfo del NO, particularmente en las grandes ciudades y en la degradación de los partidarios del Jefe sustancialmente en muchos lugares. El deber del IDP ahora es continuar actuando con estas comunidades y contribuir al desarrollo de una alternativa obrera con ellas.
13. La victoria de los votos NO en las grandes ciudades, incluidos los centros industriales, señala que la clase obrera se está liberando de las ilusiones creadas por el régimen opresor. En este momento, todos los sindicatos progresistas y otras organizaciones laborales deberían acelerar este proceso. La voluntad organizada de la clase trabajadora traerá fuerza y organización y, lo que es más importante, dará orientación a movimientos de oposición y movilizaciones en otras partes de la sociedad. El deber más importante del IDP es contribuir a mejorar esa voluntad como un frente único de la clase obrera y de los trabajadores.
14. El IDP considera que los objetivos urgentes del próximo período de lucha política serán:
• ¡Levante inmediato del estado de emergencia!
• ¡Fin a los decretos-leyes!
• ¡Libertad a todos los presos políticos y periodistas encarcelados!
• ¡Re-emplear a los trabajadores que fueron despedidos ilegalmente por decreto-ley!
• ¡Terminar con la suspensión de derechos para organizarse, poder expresarse libremente y movilizarse!
• ¡El referendo del 16 de abril es inválido e ilegítimo!
• ¡Por una Asamblea Constituyente que prepare una constitución democrática y social!

Archivo

Enlaces

El Libertario
Indymedia
La Guarura
Kaos en la Red
Cuarta Internacional (UIT-CI)
Nodo 50
Insurrectas y Punto
Observatorio Crítico (Cuba)